50 mil millones de dólares: pro y contra del acuerdo con el FMI

fmi

Buenos Aires
El acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional “sólo servirá para sostener por más tiempo un déficit de cuenta corriente elevado”, a lo que se le sumará mayor deuda en moneda extranjera, sostuvo hoy la consultora Ecolatina.
“Para quienes piensan que el problema de Argentina es fiscal, dicho financiamiento será el puente para llegar al superávit primario que permite estabilizar el ratio (relación entre) deuda pública/producto y además corrige ‘pari passu’ el déficit externo, llevando a nuestro país a la senda del desarrollo”, dijo en un comunicado.
Sostuvo que “lamentablemente, el principal problema” de la economía argentina “es la restricción externa, por lo que sin una estrategia clara de crecimiento con promoción de las exportaciones, tipo de cambio real competitivo y apertura de mercados externos, dicho financiamiento (el otorgado por el Fondo) sólo servirá para sostener por más tiempo un déficit de cuenta corriente elevado, acumulando mayor deuda en moneda extranjera”.
La consultora que dirige Lorenzo Sigaut Gravina también planteó “dos incógnitas sobre la viabilidad” del ajuste fiscal pactado con el Fondo. En este sentido, se preguntó si el Gobierno contará con la aprobación de la oposición para llevarlo adelante y si en caso de que el PBI no crezca “el recorte del gasto sería aún mayor al estipulado, dificultando sobremanera el cumplimiento de la meta”.

No es un pecado
En este contexto el ex presidente Eduardo Duhalde aseguró que recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) “no es un pecado” y señaló que las críticas a la toma de deuda de parte del Estado argentino están “muy influenciadas por lo ideológico”.
“El tema del Fondo está muy influenciado por lo ideológico. Los países estamos asociados al FMI para cuando hay dificultades, pedir ayuda. No es un pecado ni mucho menos ir al Fondo. Las ideologías son secundarias cuando se trata de salir de una crisis”, dijo Duhalde este mediodía en diálogo con radio la Once Diez.
Aseguró que lo importante es prestar atención a “qué exige el Fondo” y recordó que siendo Presidente tuvo que recurrir en el 2002 al FMI, aunque consideró que en la actualidad “las cosas no están tan mal” como lo estaban en ese entonces.
Duhalde abogó por la convocatoria a “una mesa de los argentinos” para “discutir grandes temas” y lograr “acuerdos mínimos para políticas de Estado”, y criticó al gobierno por “gobernar desde lo partidario, desde una mesa chica”.
“No pierdo la oportunidad de pedirle al gobierno y a la oposición que seamos piadosos con la gente. No podemos seguir peleándonos, es un espectáculo dantesco”, advirtió.

Detalles
A días de conocerse que el Gobierno acordó un préstamo de 50 millones de dólares con el FMI, el jefe de Gabinete del Ministerio de Hacienda, Guido Sandleris, sostuvo que el Fondo concretará revisiones trimestrales de la marcha de la economía argentina y confirmó que la primera parte del crédito otorgado por el organismo estará disponible luego del 20 de junio.
“Trimestralmente, se va a ver cómo evoluciona el plan que nosotros presentamos”, indicó el funcionario, quien consideró que lo solicitado por el FMI es “similar a lo que pediría el mercado”.
El integrante del equipo económico subrayó que se trata de “mostrar garantía de pagar las deudas” y resaltó que en la negociación con el organismo “la Argentina planteó su punto de vista”.
“El 20 de junio hay una reunión del directorio del FMI en la cual se aprobaría el acuerdo técnico e inmediatamente después de esa aprobación llegará un monto de alrededor de 15 mil millones de dólares”, resaltó en declaraciones a Radio Mitre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *