Denegaron probation a Sandoval, imputado por homicidio culposo

juicio 2

 

Caleta Olivia
Carlos Alberto Sandoval declaró ayer ante el Tribunal Oral y aseguró que al momento del impacto con un mini bus que transportaba jóvenes deportistas y donde perdió la vida Ricardo Silvi, “se agachó” para buscar un CD.
El imputado en la causa por homicidio culposo sostuvo en otro tramo de su testimonial que “no recordaba nada más” y que “no había tomado alcohol”.
El juicio oral se inició ayer por la mañana en la Cámara Criminal de esta ciudad y además de la testimonial de padres de seis de los chicos que viajaban en el mini bus, en horas de la tarde, previamente por la mañana la defensa solicitó al Tribunal la probation, que finalmente fuera denegada por los jueces. Además declaró la esposa de la víctima Ana Marcos y el chofer del transporte, quien arribron al igual que los restantes testigos de la localidad de Puerto Deseado.
De este modo, la jornada prosiguió por la tarde y las partes determinaron no citar a los restantes testigos que estaban en la causa y la jornada continuará el lunes con los alegatos.
El fatal accidente de tránsito ocurrió en el 2013, un 13 de abril cuando Ricardo Silvi viajaba en un Minibus de la Municipalidad de Puerto Deseado como acompañante de un grupo de adolescentes que integraba el equipo de básquet de la escuela municipal.
Alrededor de las 8,30 sobre la ruta 281 a la altura del kilómetro 121, una camioneta Ford Ranger que se dirigía hacia la zona de pesca Bahía Mazarredo con tres ocupantes a bordo se cruzó de carril impactando con la Minibus que circulaba en sentido contrario.
Como consecuencia del siniestro Ricardo Silvi un reconocido vecino de la localidad de Puerto Deseado perdió la vida y un menor de 12 años quedo internado en estado de gravedad en la ciudad de Caleta Olivia.
El juez penal Oldemar Villa había tomado intervención del hecho en ese momento y ordenó los secuestros de ambos vehículos y el dosaje de sangre de los ocupantes de la Ford Ranger.
Fueron dos los minibuses que provenían de Deseado. En la unidad involucrada en el accidente viajaban pequeños de 12 y 13 años de edad.
En tanto que en el otro, cuyos ocupantes auxiliaron a los heridos, viajaban adolescentes de entre 15 y 17 años.
De acuerdo a fuentes hospitalarias, el minibus siniestrado era manejado por Manuel Santibáñez, de 30 años de edad aproximadamente. El acompañante adulto que perdió la vida era padre de uno de los alumnos, Ricardo Silvi, una persona muy querida en Puerto Deseado, por ser alguien que ayudaba y promovía al básquet local. En ese mismo minibus viajaba Damián Quintana, de 19 años, quien también padeció heridas.
De los dos niños heridos, se supo que uno que tiene 12 años de edad y fue derivado a terapia pediátrica y otro niño de 13 años de edad fue derivado a Puerto Deseado, por pedido de sus familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *