Denunció que fue abusada a los 5 años y hoy recibe graves amenazas

denuncia-tapa

Caleta Olivia
Ana Copa, tiene 22 años de edad y en las últimas semanas denunció en las redes sociales su aberrante caso. Asegura que fue abusada sexualmente por su tío paterno cuando tenía cinco años.
Tras la denuncia en la web, en los últimos días comenzó a sufrir “graves amenazas”, por lo que decidió realizar la denuncia policial en la Seccional Primera de policía.
“Mira pendeja y la puta que te parió, deja de compartir la misma mierda porque se te va a seguir borrando siempre. Mejor cuidate y cuida a tus pendejos que no valla a ser que aparezcan en un pozo o en la laguna tirados, hdp, escondete porque ya no vas a vivir tranquila nunca más. Ya sabes quien soy, cuidate”, expresa la amenaza de muerte que sufrió la víctima en los últimos días, por su red social del facebook.
Ayer, las intimidaciones continuaron y le expresan que “denunciame, si es que sabes quien soy jajaja, si no te gano de antemano y mañana apareces muerta y tirada en una zanja vos y tus hijos. Vos elegis o que pensas, que no sabes donde vives. O te pensas que no se dónde andás, a que jardín van tus hijos. No me busques porque ya nos conocemos y sabés hasta donde voy a llegar. Segui y veras, nada de nada te va a servir. No me busques porque te lamentarás”, expresa.

Denuncia
Voy a contar mi historia brevemente y procedo a hacer este escrache por varios motivos: publicó en las redes sociales Ana Copa semanas atrás.
Relata que tenía “5 años, cuando el me violó de todas las maneras posibles que se puede violar a una persona, tanto físicamente (con penetración, acceso carnal o como quieran llamarlo) como también psicológicamente y sentimentalmente”, detalla acusando a su tío materno.
Agrega “no fue una vez solamente fueron reiteradas veces. La verdad, tantas.. que perdí la cuenta. 5 años tenía cuando no entendía que esto estaba muy mal. Que no era un juego como decía, 5 años cuando se supone que tendría que estar jugando y yendo al jardín como cualquier nena de esa edad y no ser objeto sexual de nadie”.
“Destruyó mi infancia y mi vida y nadie, nadie me protegió. Porque las personas que eran mi familia las que tendrían que haberme cuidado, y protegido decidieron hacer como si nada pasará.. El típico secreto familiar, la mierda guardada bajo la alfombra y el típico acá no pasó nada”.
Asegura que “hoy por hoy entiendo que esto está muy mal, y quizás muchos se preguntarán ¿por que ahora? Porque después de tantos años, ahora me animo a contarlo.. La verdad que antes.. pensaba en perdonar, en seguir o hacer cuenta que nunca paso nada pero creo que cosas así no tienen perdçon. No voy a perdonar a este violador ni a los que tendrían que haberme cuidado y protegido. A mi familia”.
Detalla que vivió “un largo proceso. El que tenés que pasar para poder animarte a hablar.. Ah no tener vergüenza y para no sentir miedo. A mi se me fueron 16 años. Y ¿Porque digo 16 años? El año pasado procedí a hacer todo legal, por la justicia. Denuncias y demás.. Pero la nueva Ley Piazza no te lo permite”, critica.
“Sos víctima de violación y si no procedes a denunciar desde el hecho hasta pasar 10 años, el violador queda absuelto, como si nada hubiera pasado”, sentencia.
Añade que “a pesar de todo el expediente que había cuando era una nena. De todas las pruebas no se pudo hacer nada y hablo del expediente y no porque alguien se decidió a denunciar, si no porque yo siendo una nena me animé a hablar con alguien que no era mi familia, dado a que ninguno de ellos hacían nada”.
Ana sostiene que todo lo vivido se lo relató a una médica del Hospital Zonal.
“Cuando fui, porque además de ser una víctima sexual era víctima en golpes. Golpes que hasta me dejaban sin poderme moverme varias horas. Y otra vez nadie hizo nada. Cuando fui al hospital (vivía al frente) la doctora constató que era victima de abuso sexual infantil. Procedió a hacer todo legalmente a citar a familiares a cargo. Y otra vez todos no sabían nada. Puedo dar el ejemplo de que, 15 de 20 familiares míos sabían. Y nadie dijo nada”, denunció en las redes sociales.

Denuncia
Ayer, Ana Copa concurrió a la Seccional Primera a realizar la denuncia por las amenazas recibidas. “Me dijeron que la denuncia va a pasar a la Seccional Segunda, porque corresponde por jurisdicción. Querían que la haga en la fiscalía, y me pareció extraño algunas actitudes, aunque era urgente que lo haga por si algo me llega a pasar”, le dijo ayer a Diario Más Prensa.
“No soy la única víctima de mi tío, pero no me corresponde contarlo”, adelantó y añadió que “hay otras denuncias. Cuando fui a realizar la denuncia, un año atrás, me dijeron que no avanzaría por la Ley Piazza”.
Recordó que “hay tías que vieron cuando se abusaban de mi e hicieron oídos sordos. Es muy triste que la familia tuvieran esas actitudes. Y asi todos se hicieron los desentendidos. Ni siquiera hicieron denuncias, sabiendo lo que estaba haciendo”, sostuvo y detalló que la familia advertía a todo el entorno que “estaba mintiendo e inventando”.
“Hoy no me duele todo lo que sucedió, aunque necesitaba contarlo y dar a conocer que una persona anda en la calle muy libre”.
“Como en la fiscalía me dijeron que no se podía hacer nada, hace más de un año, decidí denunciar en las redes sociales. Si hubiera hecho la denuncia antes de los 15 años, seguía la causa. Y lo más grave es que mi familia le termina pidiendo perdón a mi tío. Por eso no hice la denuncia antes. Ni el apoyo de la familia tenía en ese momento”, señaló.
Finalmente consideró que “las amenazas llegan con un nombre ficticio. No se si será directamente él que amenaza, aunque es su entorno que conoce muchos detalles. La amenazas son muy graves y principalmente están amenazando de muerte a mis hijos”, señaló.

denuncia0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *