Desalojo que deja expuesto un drama social: falta de viviendas

desalojo2

Caleta Olivia
Luego de varias horas de tensión y dramatismo, finalmente ayer por la tarde se logró un acuerdo entre los ocupantes de una casa del barrio Vista Hermosa y los propietarios, que reclamaban el desalojo judicial.
El hecho que obligó a la policía cortar el principal acceso al barrio – la calle Juan Domingo Perón – desde la mañana y hasta la tarde, generó varias horas de tensión y la intervención de funcionarios judiciales.
Todo comenzó cuando, pasadas las 11 horas, Ricardo Cardozo, quien tiene tres hijos menores de edad se negó a acatar la orden judicial para desalojar la vivienda donde reside hace más de diez años.
Una comisión judicial y policial había llegado a la calle Francisco Pascasio Moreno 392 para efectuar el desalojo ordenador por la doctora Malena Kareen Totino Soto, jueza a cargo del Juzgado de Primera Instancia 1 en lo Civil, Comercial, Laboral y Minería.
Desde ese momento, se inició un conflicto que dejó al descubierto un drama social que afecta a la ciudad, las usurpaciones por falta de recursos.

Usurpado
“Hace 14 años que vivo en esta casa y durante tres años me cobraron el alquiler. Luego quedó todo suspendido por una notificación que nos llegó, por una demanda. Esto es la misma problemática de tierras de la municipalidad de Caleta”, le dijo Cardozo a Diario Más Prensa.
Agregó que “las tierras pertenecen a un abogado y tuvo un litigio con la propietaria, a la cual se la habían adjudicado. La señora arregló el lugar por dos terrenos en el Vista Hermosa 3 y a mi se me mandó una notificación para pagar diez años de alquiler. Yo tenía un contrato de alquiler que nunca existió y desde un primer momento en que comenzó el litigio con Mercedes Moreno, durante ese tiempo estuve como cuidador”, dijo y detalló que en todos estos años pagó los impuestos que están a nombre de Moreno.
“En ningún momento Mercedes Moreno corroboró que los impuestos estaban a nombre de ella y menos subsanarlos. Estamos hablando de hace tres años atrás y aún siguen en vigencia. Acá el que ganó es Corres, quien ahora es el dueño”.
Cardozo sostuvo “en realidad acá no existe un contrato de alquiler, por lo tanto yo no debo nada. Le reclamo al abogado que en todo este tiempo en que estuve dentro de la vivienda, me den un resarcimiento económico”.
Finalmente dijo que le pide a la jueza que “contemple este desalojo. Creo que no es transparente. Y hasta que el Estado no nos garantice una vivienda no nos vamos a retirar”.
Luego de varias horas de tensión, finalmente se logró un acuerdo con el demandante y Cardozo hizo abandono de la vivienda, a cambio de un reconocimiento del tiempo en que hizo efectivo el alquiler de la casa. Un detalle a tener en cuenta, es que Cardozo había sido beneficiado con un terreno en los denominados planes Federales, pero la unidad que tenía fue usurpada, años atrás cuando aun las casas no estaban en condiciones de ser habitadas. Por otra parte, se le había expresado la posibilidad de radicarse en el denominado Barrio de Dios, el polémico e ilegal asentamiento que gestiona el Concejal Rubén Martínez, pero Cardozo se negó a instalarse en ese barrio, dada la controversia sobre la propiedad de las tierras y la legitimidad de la ocupación de las tierras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *