Femicida de Gabriela Montenegro sale de la cárcel para trabajar

juicio2

Pico Truncado
A los hijos y a la familia de Gabriela Montenegro, joven que fue asesinada en el año 2009 en Pico Truncado, nadie les informó que su femicida Mario Bosso obtuvo el beneficio de salidas laborales.
“Pedimos un perimetral, pero no contestaron que no pueden hacer nada, es decir tengo que esperar que él ataque de nuevo”, contó a Pasa En Santa Cruz Erica Montenegro, hermana de Gabriela.
La semana pasada, se conoció que el femicida de Gabriela Montenegro, joven que fue secuestrada y asesinada por su ex pareja Mario Bosso, en junio del 2009, comenzó a salir de la cárcel para trabajar en el mismo lugar que prestaba servicio cuando cometió el femicidio.
Pasa En Santa Cruz dialogó con Erica –hermana de Gabriela- quien contó que se acercaron al Juzgado de Instrucción de Pico Truncado para solicitar una perimetral para que Bosso no se acerque a sus sobrinos, pero le dijeron que “no podían hacer nada”, es decir que Erica tiene que esperar que “él ataque de nuevo para que actúen”.
Bosso fue condenado a la pena de 18 años de prisión, ya cumplió nueve años de la pena: “Nosotros teníamos entendido que tenía una pena de cumplimiento efectivo, acaba de cumplir nueve años, y sale en libertad para trabajar, pero supuestamente ese beneficio no se le podía otorgar porque tenía tres cuartos de condena con cumplimiento efectivo”, agregando: “Creo que, si era efectivo, los jueces lo tendrían que haber hecho efectivo, porque si en un juicio te dictan la sentencia efectiva tendría que haber sido así”.

Trabajo
En este contexto Erica, contó que Bosso comenzó a salir a trabajar a la empresa –dedicada a la metalúrgica- de su antiguo jefe, “A nosotros nadie nos avisó, ni siquiera a nuestro abogado se le informó, no tuvimos ningún tipo de posibilidad de que él saliera. Nos tendrían que haber avisado por precaución”. Erica y su familia se enteraron que el femicida de su hermana salía a trabajar por gente que trabaja en la empresa.
“Tenemos miedo de que se acerque, fuimos al Juzgado a pedir una perimetral para mis sobrinos, uno es grande y más allá del miedo que se le tiene, se defiende, pero nos dijeron que no podían hacer nada, porque él no atacó, que cuando ataque pueden hacer algo, es decir me tengo que esperar a que ataque de nuevo”, expresó.
Tanto Erica como la mamá de Gabriela, van a agotar todos los recursos para que Bosso no vuelva a salir: “Es un peligro, con el perfil psicológico que tiene no está apto para estar en las calles, no lo digo yo, lo dice los informes”.
Los hijos de Gabriela: “No quieren saber nada con él, quieren sacarse el apellido, tener el de la madre”.

Femicidio
El 6 de junio de 2009 Gabriela Montenegro recibió un llamado telefónico mientras se encontraba en el cumpleaños de una de sus sobrinas. “Ya vengo”, dijo y no se supo nada más de ella hasta 28 días después cuando su cadáver fue encontrado en la Laguna de los Patos. Las pericias que se realizaron en ese momento determinaron que a Gabriela la habían asesinado de 12 puñaladas (ocho en la espalda y cuatro en el abdomen) y que su cuerpo, que se encontraba en avanzado estado de descomposición, fue arrojado al espejo de agua unos días antes de ser descubierto por una mujer que paseaba con sus hijos por el lugar.
Por su femicidio, en octubre de ese mismo año fue detenido e imputado por homicidio calificado con ensañamiento su ex marido, Mario Bosso, quien fue condenado en junio del 2011 a 18 años de prisión, condena que se encuentra cumpliendo en la Alcaidía de Pico Truncado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *