Internos toman de rehén al jefe de la Alcaidía de Pico Truncado

motin

Caleta Olivia
Momentos de tensión se vivieron en la alcaidía de Pico Truncado cuando algunos de los internos armados y a causa de un reclamo, tomaron el lugar y por el transcurso de un par de horas, privaron de su libertad al propio jefe de la alcaidía, el comisario inspector Jorge Walter Matus.
Según se informó a Diario Más Prensa, las autoridades carcelarias minimizaron la situación, aunque trascendió que los breves minutos que el comisario Matus estuvo con los internos y logró mediar para “descomprimir” la situación.
De este modo, y con la intervención del Grupo de Operaciones Especiales redujeron alrededor de cuarenta internos quienes protagonizaron el motín. Asimismo no se dio a conocer el reclamo de los presos, aunque se informó que un grupo realizaba una “huelga de hambre” desde hace una semana.
En tanto, gran revuelo se generó en la ciudad de Pico Truncado, al trascender que más de cuarenta internos de un total de sesenta internos alojados en la alcaidía de esa ciudad, generaron un motín ante la falta de respuesta de sus reclamos, informó Pasa en Santa Cruz.
Trascendió que de la población carcelaria de 70 presos, 40 fueron los que se amotinaron. La mayoría de ellos fueron trasladados a centros de detención de Caleta Olivia, Puerto Deseado y Las Heras.

Peleas
Los detenidos, haciendo uso de la fuerza y portando armas caseras, amedrentaron a los efectivos que desempeñan tareas penitenciarias en ese lugar, y tomaron el control de la alcaidía, de tal forma que el propio jefe de esa dependencia carcelaria, el Comisario Walter Matus quedó atrapado en una de las celdas. Afortunadamente, no sufrió lesiones según lo constatado por medios locales.
Si bien, en un principio se divulgó que algunos de los presos habrían logrado escapar del precinto, finalmente se aseguró que esto no había ocurrido.
Sin embargo, el motín llevado adelante por un tercio de la población alojada en ese lugar, no sólo preocupó a los efectivos policiales, sino que los dejó expuestos a un riesgo severo.
Según trascendidos, ingresó el GOE y los bomberos al edificio de la alcaidía, en donde los internos aguardaban al personal policial con agua hirviendo y con facas, motivo por el cual el personal de la Dirección de Bomberos de esa localidad, debió arrojar agua sobre los detenidos disolviendo el motín, y trasladando a varios detenidos al nosocomio de esa ciudad, en donde se constatarían las lesiones que presentaban.
Además, algunos de los que participaron en el motín fueron trasladados a las localidades de Puerto Deseado, Las Heras y Caleta Olivia.
Finalmente, fuentes policiales detallaron que “los internos estaban muy eufóricos y pretendían incendiar colchones y otros elementos, aunque finalmente se calmaron y lograron ser reducidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *