Máximo en alerta por temor a que intervengan el PJ de Santa Cruz

Roque “Bicho” Ocampo, un kirchnerista histórico que actúa bajo las órdenes de Máximo Kirchner.Buenos Aires
El interventor del Partido Justicialista, Luis Barrionuevo, podría dar un golpe de efecto fuerte en el peronismo. Según supo LPO, el gastronómico analiza la posibilidad de tomar el control del PJ de Santa Cruz y desplazar a la conducción que responde a Máximo Kirchner, quien está en alerta.
Desde el mismo día que la jueza María Servini designó a Barrionuevo como interventor del PJ se especula con que algunas seccionales provinciales del partido podrían ser intervenidas.
De hecho, ese habría sido el motivo de la tímida reacción inicial de algunos gobernadores en rechazo a la intervención, temerosos de alguna réplica del gastronómico.
Barrionuevo entendió rápido que intervenir alguna provincia sería una provocación feroz hacia los gobernadores (algunos de los cuales incluso expresaron una mirada positiva como Juan Manuel Urtubey) y lo dejaría en una situación aún más débil de la que está, como se vio claramente en la conferencia que dio ayer, sólo escoltado por Julio Bárbaro y Carlos Campolongo. “Si tuviera apoyo ya habría hecho algo más”, dijo a LPO un hombre del peronismo bonaerense.
No obstante, en el PJ bonaerense se dedicaron en los últimos días a emprolijar algunos papeles y evitar que aparezca cualquier irregularidad que le sirva de excusa a Barrionuevo para intervenir la principal sección del partido. “Nunca el PJ bonaerense estuvo tan ordenado como ahora”, indicaron desde la conducción a este medio.

En la mira
Pero hay una provincia en que Barrionuevo podría avanzar y cree que no sufriría ninguna reprimenda de los gobernadores: Santa Cruz. Allí el partido está en manos de Roque “Bicho” Ocampo, un kirchnerista histórico que actúa bajo las órdenes de Máximo Kirchner.
“En Santa Cruz tenemos un partido totalmente normalizado donde hubo elecciones internas como las del 2016 y fuimos reconocidos por la justicia electoral del distrito”, se atajó Ocampo días atrás. “No tenemos ningún problema, pero no quita que con las facultades que tiene Barrionuevo intervenga distritos provinciales. Puede llegar algún coletazo por acá”, admitió el santacruceño en declaraciones a medios locales. Ocampo viajó a Buenos Aires la semana pasada para respaldar y habría aprovechado para acercar documentación al juzgado de Servini.
En la provincia de los Kirchner se menciona insistentemente el nombre del diputado provincial José Blassiotto como posible interventor designado por Barrionuevo, que pretendería poner a alguien sin ligazón con el kirchnerismo. Blassiotto es dirigente del Frente Renovador y feroz crítico del gobierno de Alicia.
Enojado, Ocampo salió a pegarle a Blassiotto dando entidad a las especulaciones. “Algunos deberían reorganizar su propio partido como en el caso de este que están nombrando que puede ser el interventor del distrito de Santa Cruz, que organice el Frente Renovador y entonces a lo mejor por ahí va a estar más ocupado en aquello que en esto”, declaró.
El principal problema de Barrionuevo es que la jueza Servini acotó bastante su margen de acción y lo obligó a acordar con el juzgado los pasos a dar en su gestión como interventor.
El temor en el entorno de Máximo es perder el control del partido de cara a las elecciones del año que viene, en momentos en que el kirchnerismo ya empezó a delinear la estrategia para tratar de sacarle jugo a la Ley de Lemas y retener la gobernación a pesar de la convulsionada situación económica y los problemas que atraviesa la gestión de Alicia. Bajo el ala del PJ, la idea es lanzar a varios candidatos para tratar de contrarrestar a Cambiemos, que el año pasado ganó las legislativas. (Fuente: lapoliticaonline.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *