“Me apretaron el cogote para sacar las causas de los Kirchner”

cuadernos

Buenos Aires
El ex juez federal Norberto Oyarbide sorprendió con la revelación que realizó este miércoles luego de declarar en la causa iniciada por los cuadernos de Oscar Centeno: “Se van a enterar quiénes me apretaron el cogote para sacar las causas de los Kirchner”.
El ex magistrado había sido señalado públicamente por favorecer con sus resoluciones al ex matrimonio presidencial. Puntualmente, se le recrimina cuando cerró un expediente que investigaba el supuesto enriquecimiento ilícito de la familia.
Las palabras del ex magistrado surgieron poco después de su declaración en la causa en la que se investiga el supuesto pago de coimas por parte de empresarios a ex funcionarios.
Oyarbide, que aparece en varias páginas de los cuadernos redactados por el ex chofer de Roberto Baratta, aseguró que se lo investiga por presunta asociación ilícita y que dio todos los detalles sobre su conocimiento de las personas involucradas en el escándalo.
Así, uno de los puntos más fuertes de su declaración estuvo vinculado a su relación con el matrimonio Kirchner y su rol como juez durante los 12 años de su gobierno.
“Jamás he recibido absolutamente nada. Sí expliqué con todo cuidado, y creo que en esto me tuve que cuidar con un cuidado espantoso, el tema del sobreseimiento dictados a los Kirchner y todo el humor social que a partir de ahí nació”, afirmó Oyarbide ante los medios.
Y sentenció: “El tema que yo expliqué fue el de las personas que me apretaron el cogote para que sacara la causa de los Kirchner. Ya se van a enterar… ya se van a enterar”.
Oyarbide se encontró en la mira de la polémica debido a diversos fallos y actuaciones cometidas entre el 2003 y el 2015. De hecho, fue considerado una suerte de “juez mimado” por el matrimonio Kirchner durante toda la gestión.

Polémico
El paso de Oyarbide por los Tribunales de Comodoro Py no pasó inadvertido. Recorrió el cuarto piso, uno más arriba de donde solía estar su despacho. En esta oportunidad lo hace desde la “otra vereda”, en rol de imputado y citado a indagatoria por su ex par, el juez Claudio Bonadio. El ex magistrado está acusado de ser partícipe necesario de la asociación ilícita que “comandó Néstor y Cristina Kirchner” y que se dedicó, durante una década, a establecer un circuito de pago y cobro de sobornos, que según el expediente, podrían superar los 200 millones de dólares.
Con su particular estilo, Oyarbide dijo -antes de ingresar a declarar-, ”voy a ponerle el pecho a las balas”, por la acusación en su contra. De traje oscuro, elegante y un bastón con el que no evitó hacerle algún que otro chiste a la prensa, fue citado en esta ocasión deberá explicar una serie de reuniones con Roberto Baratta, el recaudador de los pagos ilegales que se investigan en la causa conocida como los cuadernos de las coimas.
Al término de la declaración, y confrontativo con la prensa ante las consultas sobre su rol en la asociación ilícita que se investiga, Oyarbide dijo que no está de acuerdo con las declaraciones de Centeno, “no son ciertas las fechas sobre supuestas reuniones con él”, y que “no hay sustento en la imputación” por la cual Bonadio lo llamó indagatoria.
Al retirarse del edificio, Oyarbide ante la pregunta insistente sobre “quiénes lo apretaban” para que saque “la causa de los Kirchner” por enriquecimiento, el ex juez no quiso dar precisiones, pero ante la pregunta sobre si era Javier Fernández -el operador judicial durante el kirchnerismo que declaró el martes-, sólo deslizó: “Puede ser”. De fuentes judiciales, confirmaron que en su indagatoria efectivamente el ex juez hizo referencia a Antonio Jaime Stiuso -ex espía de la SIDE-, y al operador judicial del PJ, Javier Fernández.
Además, el abogado de Oyarbide -Osvaldo Cantore-, señaló que esperará hasta la próxima semana que finalizará el secreto de sumario para acceder a la declaración completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *