Objetivo de Caputo: que el dólar no perfore el techo los 30 pesos

dolar

Buenos Aires
El Banco Central salió con toda su artillería para controlar el dólar. El objetivo es que no perfore el techo psicológico de los 30 pesos por unidad algo que logró en la apertura del mercado.
La divisa abrió a la baja: 28,70 pesos cayendo diez centavos respecto del cierre del viernes, una jornada de estudio entre el BCRA -ya con sus nuevas autoridades- y el mercado.
La clave es dar las señales de tranquilidad cambiaria para hoy teniendo en cuenta que mañana vencen alrededor de 530.000 millones de pesos en Lebac. Si el dólar sigue volátil, muchos de estos pesos irán directamente a la compra de dólares y esto generará una mayor presión sobre el valor de la divisa.
El flamante presidente del Banco Central, Luis Caputo, intentará no seguir los acontecimientos desde atrás, tal como hizo su antecesor durante toda la crisis cambiaria. Fuentes allegadas a la entidad aseguran que tienen en vista cuatro medidas con las que prevén bajar la volatilidad del dólar apenas abra el mercado.

Medidas
Mantener la súper tasa de interés en pesos para tentar a los ahorristas a mantenerse en esta moneda. Se espera que esta se ubique arriba del 40% para que los pesos no migren al dólar.
La colocación de dos títulos por parte del Tesoro a uno y dos años, por un monto total de 4.000 millones de dólares será una alternativa para aquellos tenedores de Lebac que no quieran mantenerse en pesos.
La presencia, a partir del miércoles, de 7.500 millones de dólares aportados por el FMI para sumar reservas al Banco Central. Se espera que esta misma semana comiencen las licitaciones con estas divisas para descomprimir la demanda. Una medida que al menos sirve para el corto plazo.
El acuerdo con el sector agropecuario para que comience a liquidar divisas, un piso de 300 millones de dólares diarios, para abastecer la demanda en el mercado cambiario. El gobierno analiza poner límite de tiempo a las liquidaciones de las exportaciones.
Algunos analistas adelantan que, sólo con estas medidas mencionadas, el dólar no pondrá freno a su tendencia alcista.
La desconfianza en el mercado continúa y todos los anuncios dados a conocer por el gobierno nacional en estos últimos días -incluido los recientes cambios en el gabinete- no ayudan a consolidar nuevas expectativas sobre el cambio de rumbo de la economía. Con una paridad devaluándose al ritmo de las últimas semanas, ni los dólares que tiene que liquidar el campo no aparecerán. Menos aún aquellos que lleguen desde el exterior para inversiones de tipo productivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *