El Liberalismo, un asunto de ayer y hoy
reconoce cómo en la segunda mitad del siglo XVIII se transformó la manera de ver, pensar y concebir el mundo a partir de las ideas del liberalismo y de la Ilustración e identifica la influencia de la burguesía en su difusión.

subir a la tribuna” escribió Olympe respecto a que las mujeres debían también, igual que los hombres, tener el derecho de ocupar puestos públicos.

Los Revolucionarios franceses pretendían que el pueblo fuera acreedor a libertades y derechos. Y Olympe de Gouge buscaba que esos mismos derechos les fueran otorgados a las mujeres, de modo que ellas, al igual que los hombres, pudieran expresar y publicar sus opiniones, además de tener el derecho de participar en la vida política de su país, cosa que hasta entonces se les había negado por el simple hecho de ser mujeres.

¿De qué manera influyó la Revolución Francesa y la historia de la activista social Olympe de Gouge, en el presente?

En México, por ejemplo, se goza de libertades como poder decir y publicar lo que se piensa, independientemente del género. Estos derechos están garantizados en documentos como la Constitución mexicana y la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Además, los hombres y las mujeres mayores de edad pueden ejercer el derecho al voto libre y secreto, derecho por el que Olympe de Gouge y otras mujeres lucharon desde finales del siglo XVIII. De modo que, basados en este ejemplo, se puede decir que la importancia e influencia del liberalismo en el ámbito social podría resumirse como lo muestra el siguiente cuadro.

El derecho, Estados Libres e independientes; que quedan libres de toda lealtad a la Corona Británica y que toda vinculación política entre ellas y el Estado de la Gran Bretaña queda y debe quedar totalmente disuelta; y que, como Estados Libres o Independientes, tienen pleno poder para hacer la guerra, concertar la paz, concertar alianzas, establecer el comercio efectuar los actos y providencias que tienen derecho los estados independientes…”

El texto menciona que todos los hombres son creados iguales, es decir que no existe la idea de que hay personas elegidas por decreto divino, como se pensaba de los reyes; que todos son dotados de ciertos derechos inalienables; entre los que se encuentran la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad.

También habla del gobierno fundado a partir de la autoridad del pueblo, hace alusión a la división de poderes y a que ningún pueblo debe estar sometido a otro, de ahí que las trece colonias de América, declararan su independencia de Inglaterra.

Esto tiene influencia en el presente, porque el gobierno de Argentina y de muchos otros países en el mundo, actualmente se constituyen como una República libre y soberana. Es decir, que es un gobierno democrático y liberal, donde todos los ciudadanos tienen el derecho a participar en las decisiones de su gobierno y a votar y ser votados.

El sistema republicano establece la división de poderes, que está presente en el gobierno de Argentina.

Los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, en los cuales se organiza el gobierno, se encargan de velar por los intereses del pueblo y de vigilar que exista un equilibrio entre esos poderes, de manera que ninguno se imponga sobre el otro. Y, lo más importante, es que, en Argentina, todos los ciudadanos mexicanos desde su nacimiento gozan de los mismos derechos y libertades.

La Constitución de 1857, se basó en algunos de los principios de la declaración de independencia de los Estados Unidos de América a la que diste lectura.

impuestos y llevando las mercancías dentro y fuera de sus países.

Por ejemplo, España, en esa época, comenzó a permitir que países como Inglaterra y Francia comerciaran sus productos en sus colonias en América, entre ellas la Nueva España, es decir comenzó a existir un libre comercio.

Y unos años más tarde, en la época de la Revolución industrial, esas medidas, se verían consolidadas, cuando los burgueses se volvieron dueños de las fábricas y las máquinas, lo que propició un mayor movimiento de mercancías que derivaría en el capitalismo y beneficiaría a los burgueses convirtiéndolos en la clase social más favorecida.

Es muy interesante, ver como una idea del pasado se relaciona con tantos hechos históricos e influye en situaciones de nuestro presente. En el caso del liberalismo económico, se nota cómo ha influido en la economía capitalista hasta la actualidad.

Se ve en los Tratados y acuerdos que distintos países o regiones del mundo, han tomado para permitir el libre comercio, de modo que la compra y venta de materias primas y mercancías sea más fácil al otorgar concesiones como menores pagos de impuestos, lo que fomenta la globalización, no solo económica, sino también cultural.

Como puedes ver en el mapa, algunos de esos tratados de libre comercio actuales son el Tratado de Comercio de Asia y Pacífico, El Espacio Económico Europeo, la Comunidad Económica Africana, el Mercosur y el más cercano a nosotros, el Tratado de libre comercio entre México, Estados Unidos y Canadá, aunque no es el único en el cual participa nuestro país.

Observa que, en el ámbito económico, la idea del liberalismo que se retoma es el libre comercio. Su importancia en el pasado es que benefició la consolidación de la burguesía como clase social dominante.

También ayudó a disminuir los impuestos de importación y exportación lo cual permitió fomentar el comercio y lograr que España aceptara el comercio de sus colonias con otros países. Su importancia en el presente radica en los Tratados de libre comercio entre diferentes países o regiones del mundo, lo cual ha contribuido a la globalización económica y cultural.

Aunque el liberalismo es un movimiento que surgió en la última década del siglo XVII, sigue siendo importante en las sociedades del siglo XXI, puesto que se nota su influencia en los derechos de que gozas, en la organización política de muchos países y en la forma en que se conduce la economía mundial.

¿Qué es el liberalismo en la actualidad?
Se lo identifica como una doctrina que propone la libertad y la tolerancia en las relaciones humanas. Promueve las libertades civiles y económicas, oponiéndose al absolutismo y al conservadurismo.

El concepto «liberalismo» aparece de manera cotidiana en las conversaciones y debates sobre política, economía o moral. Sin embargo, su significado e implicaciones pueden con frecuencia no ser evidentes e incluso resultar engañosas. ¿El liberalismo supone estar a favor de una fiscalidad reducida? ¿O hace referencia a un conjunto de ideas progresistas en asuntos como la religión, las drogas, la eutanasia o la sexualidad? ¿Está a favor de las grandes empresas y de sus conexiones con el poder político o justo de lo contrario? ¿Ser liberal significa mostrarse partidario del derecho a la autodeterminación de los pueblos, de la unidad de las naciones históricas o de ninguno de estos conceptos? ¿O acaso el liberalismo equivale simplemente a la defensa de un sistema democrático similar al actual?

Según Rallo, el liberalismo es una filosofía política minimalista que no pretende establecer de manera rígida lo que está bien y lo que está mal en todos los aspectos de nuestra existencia, sino que únicamente aspira a descubrir cuál es el marco jurídico necesario para que cada uno pueda vivir su propia vida sin más limitación que la de respetar a los demás. El liberalismo promueve un conjunto de derechos humanos de carácter universal e igualitario —la libertad personal, la propiedad privada, la autonomía contractual y la reparación del daño causado— que se materializan globalmente en la libre asociación civil y en el libre comercio generalizado. De este modo, el orden político liberal sienta las bases jurídicas que permiten la coexistencia, la cooperación y la convivencia pacífica entre todas las personas, al tiempo que se respetan los heterogéneos, plurales y diversos proyectos de vida de cada una de ellas.

I. Los diez principios del liberalismo

  1. Individualismo político
  2. Igualdad jurídica
  3. Libertad personal
  4. Propiedad privada
  5. Autonomía contractual
  6. Reparación del daño
  7. Libertad de asociación
  8. Libre mercado
  9. Gobierno limitado
  10. Globalización

¿Qué es el liberalismo económico?
El liberalismo económico es el pensamiento económico propio de la doctrina filosófica del liberalismo. Se fundamenta en la idea de que las actividades económicas deben ser lo más libres posible de intervenciones estatales, y que al mercado se le debe permitir alcanzar un punto de autorregulación a través de la libre competencia.

Surgido en la Europa del siglo XVIII, el liberalismo tuvo un inmenso impacto en la política, la cultura y especialmente la economía del momento, oponiéndose a la intervención de los Estados en la economía, como era la norma proteccionista en el momento.

Inicialmente, esta doctrina se llamó librecambismo, ya que abogaba por el libre cambio de divisas y la reducción de las barreras a la producción y al comercio. El economista clásico Adam Smith fue uno de sus máximos representantes.

El pensamiento económico liberal suele resumirse en la expresión francesa laissez faire, laissez passer (“dejar hacer, dejar pasar”) heredada en realidad de teorías económicas previas (específicamente de la fisiocracia), ya que defiende la libre circulación de las mercancías y la libertad del ejercicio económico.

Del mismo modo, el liberalismo económico defiende la propiedad privada y la economía de mercado. En esa medida es el pensamiento de base que fomentó el éxito del capitalismo.

Características del liberalismo económico
En líneas generales, el liberalismo económico se basa en:

Defender la libertad económica de los actores privados de la mayor cantidad posible de intervenciones de parte del Estado: barreras, aranceles, controles, etc.
Defender la propiedad privada y la libre circulación de mercancías como elementos fundamentales de la sociedad.
Defender la necesidad de una libre competencia entre los actores económicos, que les conduciría al máximo esfuerzo y la máxima inventiva para ganar posiciones dentro del mercado.
Sostener que el libre mercado se regulará a sí mismo si se le da la oportunidad, a través de las fuerzas de la oferta y la demanda, alcanzando un estado ideal de generación de riqueza.

Ventajas y desventajas del liberalismo económico
El liberalismo económico reúne a la vez grandes virtudes y profundas contradicciones, dependiendo del punto de vista según el que se mire.

Ventajas del liberalismo económico:

Libre capacidad para la inventiva y el emprendimiento económico, lo cual motiva la innovación y el desarrollo industrial (sobre todo tecnológico).
Fomento de la inversión y el ahorro, como vías para la acumulación de riqueza y el prestigio social.
Independencia de los actores económicos del Estado, lo cual se traduce también en independencia política.
Desventajas del liberalismo económico

Concentración de las riquezas en los estratos industriales y financieros, lo cual crea desigualdad social y económica.
Explotación despiadada de la clase trabajadora, especialmente en las etapas iniciales del capitalismo, en las que no existía ni representación sindical, ni leyes del trabajo, ni beneficios laborales de ningún tipo.
Posibilidad de competencias desleales, prácticas injustas y ausencia de regulaciones mínimas necesarias para garantizar la paz social.
Representantes del liberalismo económico
Adam Smith
Adam Smith fue el padre del liberalismo económico.
Los principales representantes del pensamiento económico liberal fueron:

Adam Smith (1723-1790). Economista escocés conocido como el padre del liberalismo económico, al abordar la economía desde un punto de vista filosófico en su obra La riqueza de las naciones de 1776. Allí defendía las tendencias naturales humanas y criticaba las instituciones del momento, asegurando que, si al ser humano se le dejaba por su cuenta, no sólo hallaría lo mejor para sí mismo, sino también lo mejor para sus semejantes.
David Ricardo (1772-1823). Empresario, político y economista inglés de origen judío, es considerado un pionero de la macroeconomía moderna, y uno de los pensadores esenciales para la teoría cuantitativa del dinero. Su obra, aunque de corte liberal, es importante tanto para economistas neoclásicos, como marxistas.
Thomas Malthus (1766-1834). Clérigo anglicano de origen británico y miembro de la Royal Society, fue un pensador muy influyente en la economía política y la demografía, especialmente por su obra La explosión demográfica.
Ejemplos de liberalismo económico
A inicios del siglo XXI, el mundo entero abraza la libertad económica, aunque no necesariamente como la formulara en su momento el pensamiento ilustrado. La pugna entre los movimientos obreros y el dominio de la burguesía industrial produjo nuevas y más moderadas formas de liberalismo económico y capitalismo a lo largo de los siglos XIX y XX.

Sin embargo, continúa habiendo un enfrentamiento entre sectores que claman por retornar al liberalismo inicial (neoliberalismo) y sectores que abogan más bien por un capitalismo más controlado (desarrollismo o social

Una opinión sobre “El Liberalismo hoy – Bases

Deja un comentario