Con una celebración Miguel Ángel D’Annibale se despidió de Caleta

obispo

Caleta Olivia
El Sumo Pontífice Francisco aceptó la renuncia de monseñor Guillermo Rodríguez-Melgarejo del partido San Martín (Buenos Aires) y nombró para sucederlo a monseñor Miguel Ángel D’Annibale, trasladándolo de la diócesis de Río Gallegos.
En este marco, el viernes por la mañana, en el Instituto Marcelo Spinola, D’Annibale fue protagonista de la misa despidiéndose de la comunidad católica que lo acompañó a lo largo de su trabajo a cargo de la Diócesis de Río Gallegos.
Monseñor Miguel Ángel D’Annibale, de 59 años, licenciado en Teología Dogmática, fue trasladado de la diócesis de Río Gallegos, para la que había sido nombrado en febrero de 2011.
La información fue hecha pública la semana pasada, simultáneamente en Roma y en Buenos Aires. Aquí lo hizo, a través de la agencia AICA, monseñor Vincenzo Turturro, encargado de negocios de la nunciatura apostólica.
De este modo, el viernes en el gimnasio del Instituto Marcelo Spinola celebró la misa del Sagrado Corazón de Jesús junto a los directivos de la institución educativa, acompañado de docentes, alumnos y familiares.
Asimismo, luego de la misa se celebró la jubilación de cuatro docentes del Instituto Marcelo Spinola, a quienes se les entregó un presente en reconocimiento a sus pasos por el Colegio y saludadas en la oportunidad por monseñor Miguel Ángel D’Annibale.

Miguel Ángel
Mons. Miguel Ángel D’Annibale nació en la localidad de Florida, partido de Vicente López, provincia de Buenos Aires el 27 de marzo de 1959.
Terminados sus estudios superiores ingresó en el seminario de la diócesis de San Isidro y fue ordenado sacerdote el 6 de diciembre de 1985.
A poco de su ordenación, el 20 de febrero de 1986, fue designado vicario parroquial de Nuestra Señora del Carmen, de Benavídez.
El 5 de diciembre de 1989 asumió el cargo de canciller y secretario general de la diócesis de San Isidro.
El 6 de marzo de 1990 fue designado prefecto del Seminario Mayor San Agustín, de la diócesis sanisidrense, y un año después, el 3 de marzo de 1994 fue transferido a la iglesia catedral de San Isidro como vicario parroquial.
En 1995 obtuvo la licenciatura en Teología Dogmática en la Pontificia Universidad Católica Argentina “Santa María de los Buenos Aires” (UCA).
El 14 de noviembre de 1996 fue designado notario del Tribunal Diocesano, y el 1º de abril de 1999 se le confió la responsabilidad del Equipo Diocesano de Liturgia.
Por último, el 1º de marzo de 2001 el obispo diocesano de San Isidro, monseñor Jorge Casaretto, lo nombró vicario general de la diócesis de San Isidro.
Durante los 25 años de servicio sacerdotal, más allá de haber asumido y ejercido aquellos cargos, colaboró en la misión y evangelización en varias capillas de la zona del Delta del Paraná en la localidad de Tigre.
Asimismo, en distintas necesidades pastorales, fue nombrado administrador parroquial de Santa Rita, de Boulogne (16-IV-2001); de Nuestra Señora de Carupá, de Tigre (9-IX-2002); del Niño Jesús de Praga, de Acassuso (1-III-2005) y de San Juan Bautista, de Ricardo Rojas (15-XII-2008).
Desde 1994 hasta casi el año 2001 fue asesor eclesiástico del Equipo diocesano de Comunicación Social.
Finalmente, como docente, enseñó Liturgia y Catequesis en escuelas y centros de formación litúrgica y colaboró con el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) en la redacción de manuales de liturgia y dando, cada año, cursos de liturgia en el Instituto Teológico para América Latina (Itepal), del Celam, en Bogotá, Colombia.
El 19 de febrero de 2011 el papa Benedicto XVI lo eligió obispo titular de Nasai y auxiliar de Río Gallegos, provincia de Santa Cruz.
Fue ordenado obispo el 29 de abril de 2011, en el salón Juan Pablo II del colegio Carmen Arriola de Marín, de San Isidro, por monseñor Jorge Casaretto, obispo de San Isidro, y por los obispos co-consagrantes: monseñor Juan Carlos Romanín SDB, obispo de Río Gallegos, y monseñor Carlos María Franzini, obispo de Rafaela.

Santa Cruz
Inició su ministerio episcopal como obispo auxiliar de Río Gallegos en el Santuario San Cayetano de la ciudad de Río Gallegos el 22 de mayo de 2011.
A raíz de la renuncia de monseñor Romanín, el 18 de abril de 2012 fue nombrado administrador apostólico de Río Gallegos. El 21 de febrero de 2013 el papa Benedicto XVI lo nombró obispo diocesano de Río Gallegos.
En la Conferencia Episcopal Argentina es miembro de la Comisión Permanente y presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia.
Ahora será el quinto obispo diocesano de San Martín.

Acerca de Redaccion

Deja un comentario