Perón: Un líder nacional y popular

peron1

Por Miguel Lerner
El teniente General Juan Domingo Perón a los 78 años de edad fallece a las 13:15 del 1 de julio de 1974.
Indudablemente se trató de un líder nacional y popular con conquistas sociales innegables; pero me quiero detener en dos episodios que hablan de la grandeza de algunos elegidos por la política que intentaron por lo menos terminar con esta grieta que proviene de lo más profundo de nuestra nacionalidad.
Cabe mencionar por ejemplo unitarios y federales. Cuando perón vuelve al país por ultima vez hay un gran abrazo entre dos dignos adversarios políticos que fueron justamente Juan Perón y Ricardo Balbín: nadie puede negar de la raigambre nacional y popular de la Unión Cívica Radical, como así también nadie puede negar la misma raigambre popular del peronismo; ese abrazo significaba justamente eso terminar con esa grieta tan popular hoy día o por lo menos fue el intento.
Pero hubo otro episodios más de este tipo de esa intención de terminar con esas divisiones y del que fue testigo Hugo Moyano y fue el abrazo entre Saul Ubaldini y el padre de la democracia Raúl Alfonsin intentos que por ahora no se concretaron no obstante vale la intención de estos adversarios leales dignos y con un gran sentido nacional y popular.
El objeto de esta que vamos a escribir tiene por objeto acercar al mayor numero de compatriotas el pensamiento de uno de los personajes mas notables de nuestra historia, a quien suele vérselo simplemente como un eficiente militar desconectado por completo de los procesos sociales de su tiempo.

Militar
Vale decir que la idea es desmitificar a un San Martín exclusivamente militar y hablar de un hombre compenetrado con las grandes corrientes de su tiempo, un lector reflexivo y analítico que hacia de lo militar el instrumento y no en fin para lograr los objetivos políticos de la revolución.
José de San Martín merece ser rescatado para la memoria nacional, merece ser humanizado y recordado tal cual fue: un hombre convencido de sus ideas; un político liberal, en el sentido literal de la palabra y no en el que se le dio a esta en la Argentina de la dictadura hasta aquí.
En la época en que San Martín pensó y peleo, los liberales defendían los derechos humanos y los principios de igualdad en consonancia con las tres grandes revoluciones que dieron origen y desarrollo a dichas ideas: las inglesas de 1648 y 1688, y la francesa de 1689 las dos primeras generaron pensadores de la talla de Jhon Locke, quien teorizó sobre el derecho a la rebelión de los súbditos cuando los gobernantes no cumplen con sus deberos básicos.
La revolución francesas bajo la notable influencia de Montesquieu, Voltaire y Rousseau, puso por escrito por escrito por primera en la historia los derechos del hombre y del ciudadano era tiempos en los que había que pensar un país, un modelo de país en medio del fragor de las batallas en medio de los aprestos bélicos, así lo hizo libertador, que logró aplicar sus principios políticos a lo largo de los tres años que gobernó Cuyo y el año dirigió los destinos del Peru. En su obra de gobierno puede distinguirse con claridad las influencias del liberalismo Europeo y del Morenismo, aportado estas ultimas por quien fuera su secretario privado Bernardo de Monteagudo El rescate del pensamiento Sanmartiniano, masillado por oscuros dictadores que se proclamaron ilegítimamente sus herederos naturales, es un hecho y una necesidad para una sociedad para buscar su destino de equidad y justicia encuentra en las ideas de los grandes hombres que nos precedieron en este camino una fuente de sabiduría.

Diferencias
San Martín dejo muy en claro las diferencias entre un ejercito que lucha por la libertad y otro que lucha por conculcarla cuando escribió: la patria no hace al soldado para que la deshonre con sus crímenes, ni le da armas para que cometa la bajeza de abusar de estas ventajas ofendiendo a los ciudadanos con cuyo sacrificio se sostiene.
La tropa debe ser mas virtuosa y honesta, cuanto es creada para conservar el orden afianzar el poder de las leyes y dar fuerza al gobierno para ejecutarlas y hacerse respetar de los malvados que serian mas insolentes con el mal ejemplo de los militares.
La patria no es abrigadora de crímenes. Aquel San Martín, gran lector que fundaba bibliotecas y dedicaba párrafo como el que te voy a leer ahora por la defensa de la cultura como herramienta de progreso de los pueblos, dice Don José: Convencidos sin duda el gobiernos español que la ignorancia es la columna mas firme del despotismo decía el libertador “decía libertador” puso las mas fuertes trabas a la ilustración del Americano manteniendo su pensamiento encadenado para impedir que adquiriese el conocimiento de su dignidad.
Semejante sistema era muy adecuado a su política; pero los gobiernos libres, que se han elegido por las ruinas de la tiranía, deben adoptar otro enteramente distinto, dejando seguir a los hombre si a los pueblos su natural impulso a la perfectibilidad (esto fue un decreto de los protector de la libertad del Perú José de San Martín establecimiento la biblioteca de lima 20 de agosto 1821) y seguimos con los conceptos de don José: en un país que, habiendo sido bajo el sistema español el centro del despotismo y de la arbitrariedad se han escaseado por una funesta política todos los recursos de la ilustración, prohibiendo la lectura de libros selectos y el estudio de las ciencias relativas a los derechos del hombre , un gobierno independiente debe facilitar desde sus primeros pasos la adquisición de conocimientos útiles a todas las clases del estado (este es un decreto de la libertad del Perú cuando José de San Martín designa a los funcionarios de la biblioteca nacional denominada biblioteca de mayo) y seguimos con esos conceptos del libertador paso el tiempo en el que un tribunal establecido para velar sobre la conservación de las tinieblas (se refiere al siniestro tribunal de la inquisición impuesta en España y América por los reyes católicos) y responder al fanatismo de ese abominable deposito anatemisante los medios de difundir las ideas y poner en circulación los valores intelectuales que formen el precioso patrimonio de los seres pensadores.

Concepto
En esta pequeña nota hacemos notar su concepto sobre el rol del ejercito que algunos militares pretendieron transformarse en ejercito sanmartinianos te nombro algunos Uriguru, Justo, Ongania, Aramburo, Rojas Viola Videla Masera Lanuse y unos cuantos acompañantes mas auténticos genocidas del siglo 20 en algún momento vamos a tener que hablar a través de don José de San Martín de los genocidas del siglo 19.
Ponemos en evidencia cuando el fue gobernador por tres años de cuyo de Perú un hombre con muy claras ideas respecto la educación respecto de la escuela para todos de la enseñanza superior para todos en una palabra acceso a la educación y a la cultura que es la única manera de que alguna vez podríamos ser el país que esos grandes patriotas latinoamericanos soñaron.

Acerca de Redaccion

Deja un comentario