El presidente Alberto Fernández inauguró al 140° periodo de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación

Con un discurso ante la Asamblea Legislativa, planteó el escenario actual del país y las políticas a desarrollar durante el año en curso.
«Queremos dejar de ser víctimas de todo y ser precursores de algo, pasar del miedo a la ilusión. Hay que sacar la utopía del pasado y ponerla en el futuro», comenzó su discurso el Presidente de la Nación.
Asimismo, dio cuenta de su convicción «que las Islas Malvinas nos unen en una causa nacional, no nos cansemos de repetirlo: las Malvinas fueron, son y serán argentinas».
El Presidente ratificó que la Argentina «reitera su búsqueda de una solución negociada y pacífica de la disputa de soberanía, para cumplir con el objetivo irrenunciable de recuperar el ejercicio pleno de soberanía» sobre las Malvinas.
«A 40 años del Conflicto de Atlántico Sur lanzamos la Agenda Malvinas 40 Años y hemos declarado el año 2022 como año de homenaje del pueblo argentino a los caídos así como a sus familiares y a los veteranos de Malvinas. Visibilizamos así a uno de los último resabios de colonialismo», dijo al hablar ante la Asamblea Legislativa, en la que anunció que se le pidió al Comité Internacional de la Cruz Roja (CIRC) «el interés en la concreción de una tercera etapa de identificación de caídos en el marco del Plan Proyecto Humanitario», lanzado en 2012.

621e479d40517 375x250

Mencionó que «Argentina siempre rechazará el uso de la fuerza armada. Argentina apoya la paz y la solución pacífica de las controversias. En todos los foros fomentamos el diálogo a pesar de las diferencias que existen».
Anunció que «este año tendremos documentos nacionales de identidad y pasaportes electrónicos». «Queremos un país respetuoso de todas la diversidades y diferencias: en la Argentina de hoy cada uno puede decir y pensar lo que quiera. El Estado no puede institucionalizar sistemas de espionaje para perseguir y extorsionar a políticos».
En cuanto al sistema juidicial dijo que «La conformación y funcionamiento de la Corte Suprema de la Nación también debe ser objeto de análisis y decisión en este ejercicio legislativo». «Priorizamos la lucha contra el crimen organizado. No hay modo de combatirlo sin un sistema judicial eficiente».
Destacó que «Hemos recuperado a YPF y la hemos puesto en el camino del crecimiento. Este año sus inversiones aumentarán un 40 por ciento».
En cuanto a la educación, mencionó que «Tenemos un plan para multiplicar la conectividad en las escuelas. En los próximos noventa días daremos conectividad a 2700 escuelas que no la tenían» y «Uno de los grandes objetivos de este año será iniciar un proceso de federalización de la ciencia».
Alberto Fernández sostuvo que el «futuro exige dar un enorme impulso a la ciencia y la tecnología» porque son «herramientas fundamentales para resolver los problemas que afectan a la humanidad».
«Hay que continuar invirtiendo para lograr una creciente autonomía científico-tecnológica que nos permita aportar a la resolución de los problemas del país», expuso el jefe de Estado.

VACUNAS

«Vamos a avanzar decididamente en la producción de vacunas». El Presidente afirmó que el país «avanzará definitivamente en la producción de vacunas contra el coronavirus» para fortalecer la economía de la salud, y anunció su intención de impulsar la producción en el sector de la defensa «potenciando la implementación del Fondef».

ECONOMÍA

«No se trata de estabilizar la economía para después crecer, se trata de crecer para estabilizar». Alberto Fernández definió que «no se trata de estabilizar para después crecer, sino de crecer para estabilizar», al plantear que «la lógica del futuro» implica «crecer, aumentar y diversificar la oferta exportable para estabilizar nuestra economía».
«Nuestro plan para este año indica que las exportaciones de bienes crecerán entre un 5% y un 13% respecto a 2021. En materia de servicios en 2021 se estiman unos 9.000 millones de dólares y también se prevé una mejora para 2022. Por eso, sumando bienes y servicios, existe la posibilidad de que este mismo año nos acerquemos a los 100.000 millones de dólares de exportaciones», expuso.
«Vamos a expandir la inversión pública. No vengo a pedir que acompañen a un Presidente, les pido que acompañen a un país que está entrando en un sendero de desarrollo», mencionó Fernández y adelantó que «Puedo anunciar hoy que recibí la confirmación del gobierno chino de nuestro pedido de ampliación del Swap. China siempre nos ha apoyado en los momentos difíciles».
El Presidente anunció que recibió la confirmación del Gobierno chino de que accedió al pedido de «ampliación y uso del Swap en función de lo expresado en la ‘declaración conjunta'» que se firmara durante su última visita oficial a ese país.
«China siempre nos ha apoyado en los momentos difíciles, y confiamos en que pronto tendremos la autorización técnica correspondiente. Con ello también fortaleceremos la estabilidad cambiaria», expresó el mandatario.
Diputados de la oposición se retiran del recinto
Un grupo de diputados de Juntos por el Cambio se retiró del recinto de la Cámara cuando el presidente Alberto Fernández hizo referencia a la importancia de que se avance con la investigación del origen de la deuda con el Fondo Monetario Internacional contraída durante la gestión de Mauricio Macri.
«Este acuerdo tampoco releva al Poder Judicial de avanzar en esa investigación. Los argentinos y las argentinas tienen el derecho de saber cómo ocurrieron los hechos y quiénes fueron los responsables de tanto desatino», aseveró.
«Los argentinos y las argentinas tienen el derecho de saber quiénes fueron los responsables de tantos desatinos». El Presidente dijo que el acuerdo con el FMI «no releva al Poder Judicial de avanzar con la investigación» iniciada el año pasado, tendiente a establecer la «verdad y las responsabilidades sobre el endeudamiento» tomado por Mauricio Macri.
«A partir de esta semana, esperamos que esté en manos de los legisladores considerar aprobar el acuerdo con el staff del Fondo Monetario Internacional», dijo y agregó que «No queremos más ajustes, nunca los defendimos».
Fernández afirmó que el Gobierno del Frente de Todos (FdT) «no quiere más ajustes» y «nunca defendió los ajustes», al remarcar que como mandatario trabaja por una Argentina «grande» con «crecimiento y empleo, sin exclusiones y con ampliación de derechos».
«He trabajado toda mi vida por consolidar la democracia; no aceptar condicionamientos externos sólo la fortalece», añadió.
«Quiero ser claro: no habrá una reforma laboral. La justicia social jamás puede ser objeto de negociación». El Presidente dijo que «no habrá una reforma laboral» tras firmar el entendimiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI) al señalar que «el futuro de los argentinos que trabajan lo vamos a denegar de manera inclaudicable».
«La evolución de las tarifas estará por debajo de la evolución de los salarios», «En Argentina se acabaron los tarifazos». El Presidente anunció la «segmentación de subsidios para lograr valores razonables» en los servicios públicos.
Entre sus frases aclaró que «El principal problema que tenemos, la inflación, es multicausal»; «No habrá una reforma previsional. La edad jubilatoria no será alterada». «Este acuerdo (con el FMI) no restringe derechos de jubilados», aseveró el mandatario al hablar ante la Asamblea Legislativa y agregó: «Este acuerdo no doblega nuestra soberanía».
El Presidente aseguró que el acuerdo con el FMI es «sin políticas de ajuste y con incremento del gasto real en todos los años del programa» y subrayó que el mismo «no contempla restricciones que posterguen nuestro desarrollo».
«Esto nos pone en un camino transitable para nuestro país con mayor previsibilidad, certeza y visión de futuro, y con expansión en infraestructura e inversiones en ciencia y tecnología y en políticas sociales», aseguró.
«El acuerdo no resuelve el problema de la deuda externa, pero da un gran paso en esa dirección», «Este es el mejor acuerdo que se podía lograr, gobernar es un ejercicio de responsabilidad». El Presidente ratificó que el Gobierno «llegó a un acuerdo con el staff del Fondo Monetario Internacional (FMI) que permite generar certezas» para el futuro, y aseguró que el entendimiento con el organismo «fue el mejor al que se podía llegar».
«Teníamos una soga al cuello y ahora, un sendero que podemos recorrer», aseguró.

PRESUPUESTO

Por otro lado, indicó que «En estos cuarenta años de democracia, es la primera vez que se rechaza un Presupuesto en este recinto».
Dijo, «se debe sumar aquella vez cuando no se trató en 2010», en referencia a la gestión de la entonces mandataria Cristina Fernández.
«Propusimos un Presupuesto que dejamos a consideración del Parlamento, que jamás fue un paquete cerrado, siempre estuvo abierto a correcciones y mejoras; dicen que los peronistas manejamos el Congreso como una escribanía, pero en estos 40 años el Congreso sólo ha dejado sin presupuesto a Cristina en 2010 y a mí en este año. Me dejaron sin la herramienta pero no me han quitado la decisión política que prometimos a los argentinos en campaña», enfatizó.
Fernández anunció el envío al Congreso de un proyecto de ley de empleo joven, para «facilitar la inserción de los jóvenes en el mercado de trabajo».
«Avanzaremos en convertir los planes sociales en empleo formal recurriendo a la formación en oficios, capacitación y fomento de la terminalidad educativa; mediante la registración de la economía popular; y a través de 340 bancos de maquinarias y herramientas», dijo.
«Pese a la elevada inflación, los salarios reales del sector privado tuvieron una leve recuperación», indicó y afirmó que «los salarios reales tuvieron una leve recuperación» en los últimos meses tras haber atravesado la peor etapa de la pandemia de coronavirus, y afirmó que «las políticas aplicadas durante la última dictadura militar, en el 2001 y en los cuatro años que me precedieron incrementaron el desempleo y la pobreza».
El Presidente dijo que «el empleo formal se viene recuperando mes a mes desde fines de 2020» y señaló que «la tasa de desocupación fue del 8,2 % en el tercer trimestre de 2021, la menor en más de tres años».
«En 2021, alrededor de unas 175 mil personas lograron incorporarse al empleo asalariado registrado en empresas privadas. También en ese año se incorporaron 440 mil personas al trabajo registrado en el sistema de seguridad social (incluyendo empleo asalariado público y privado, y trabajo autónomo y monotributista). Al finalizar el año 2021, el número total de personas con trabajos formales es un 2 por ciento mayor al verificado en febrero de 2020, justo antes de la irrupción de la pandemia», destacó.
Fernández destacó la «marcada recuperación» de distintas actividades durante 2021, como «petróleo y minería», que tuvieron sus mejores diciembre desde «2011» y «2008», respectivamente, y las exportaciones de bienes, que «alcanzaron los 77.900 millones de dólares» el año pasado.
«El agro también tuvo un muy buen 2021: Argentina tuvo récord de producción en maíz, trigo y cebada», destacó el mandatario, además de ponderar una «industrialización de materias primas de granos sin precedente» y apuntar que en 2021 el Gobierno prosiguió con la «reducción o eliminación de derechos a exportación para la gran mayoría de los productos de las economías regionales».
«La industria del software tiene más de 135 mil puestos registrados, un récord histórico». «La producción de petróleo tuvo el mejor diciembre desde el 2011, y la de gas el mejor desde 2008». «La construcción fue otro gran motor de la recuperación económica, de la mano de la obra pública y privada». «La recuperación en las pymes fue generalizada y federal».
«No detuvimos la obra pública en la pandemia y no la detendremos en el futuro».
«La inflación es la principal preocupación y desafío del Gobierno». El presidente Alberto Fernández afirmó que «enfrentar la inflación es el principal desafío que tiene el Gobierno», y consideró que «hay datos y logros que indican una recuperación de la economía» en los últimos meses.

PANDEMIA

«Tengo la tranquilidad que ninguna persona que habita el país ha quedado sin la debida atención sanitaria durante la pandemia»
El presidente Alberto Fernández destacó que «ninguna persona que habita en el país quedo sin atención sanitaria» durante la pandemia de coronavirus y remarcó que «el sistema de salud no llegó a su saturación».
Fernández afirmó que «todo» lo que hizo para «combatir» la pandemia de coronavirus «no tuvo otro objetivo que no haya sido el de salvar la mayor cantidad de vidas un contexto difícil e imprevisible», y señaló que el pueblo le «asignó a través del voto» la potestad de «tomar decisiones».
«Hubo quienes criticaron la implementación de medidas de cuidado que implicaban restricciones», rememoró el mandatario, quien hizo referencia a «voces poco constructivas» de los «medios de comunicación dominantes», que «generaron desánimo y desconfianza».
Fernández agradeció a «todos los argentinos que ayudaron al cuidado colectivo» durante la pandemia de coronavirus, así como a los trabajadores de la salud, los vacunadores, los científicos, los gobernadores y los ministros de salud de todo el país por su labor.
El Presidente consignó que en los primeros seis meses de la campaña de vacunación contra el coronavirus, el Estado argentino alcanzó «mas de 21 millones de dosis aplicadas», y destacó que en la Argentina «se implementaron estrategias» de inmunización «similares a los de otros países».
Señaló que la Argentina «compró vacunas producidas en Rusia, China, India, Estados Unidos y países de Europa, y empezamos a producir en el país alguna de esas vacunas», y añadió que pese a que la «llegada» de la variante Ómicron «planteó un nuevo escenario, en el que los contagios se aceleraron como nunca antes, «las vacunas protegieron a los argentinos».

GUERRA

«La paz del mundo se altera con la invasión de la Federación Rusa a Ucrania. El fantasma de una guerra vuelve a levantarse».
El presidente Alberto Fernández pidió hacer un minuto de silencio, por los muertos por la pandemia del coronavirus y la guerra.