«Tenemos un padrón de 600 mujeres precarizadas»

Agrupaciones sociales acamparán en las puertas del CIC Virgen Del Valle donde se encuentran las oficinas del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, para exigir soluciones a la crítica situación en la que se encuentran diversos sectores de la comunidad en lo que refiere a cuestiones básicas como la comida y el sustento.
En consonancia con medidas que se tomarán a nivel Nacional, en Caleta Olivia se anunció en conferencia de prensa un acampe que se efectivizará mañana a cargo de sectores como el Polo Obrero y Barrios de Pie. Hablaron de un padrón con cerca de 600 mujeres en estado total de precariedad.
Los organizadores acordaron en que han protagonizado todo tipo de acciones y que han sido desoídos por funcionarios provinciales sobre todo el ministro Jorge Ferreira de quien dijeron que tiene intenciones de no dar respuestas.

WhatsApp Image 2022-03-29 at 4.01

Luego del plenario nacional piquetero que se realizó en Plaza de Mayo, -que votó un plan de lucha progresivo-, y habiéndose cumplido la primera medida con miles de personas acampando en la 9 de julio, (que contó con medidas en todo el país, acampes, cortes de ruta y accesos), se anunció una medida a nivel local que consistirá en un acampe en el CIC Virgen del Valle.
A nivel nacional los principales referentes de las agrupaciones sociales se reunieron con el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta, «pero no hemos encontrado una respuesta a los reclamos que llevamos adelante con petitorios y reiteradas reuniones, lo mismo que pasa acá», dijo Nicolás Gutiérrez del Polo Obrero quien recordó que están cansados de tanto manoseo.
Planteamos, se dijo en la conferencia, «la necesidad del trabajo genuino como una herramienta insustituible para salir de la crisis actual, reiterándole la propuesta que presentamos hace 6 meses», y agregó: «pero en la emergencia, reclamamos la asistencia imprescindible para cientos de miles de familias que se encuentran en situaciones de pobreza, de hambre y de indigencia, y que crecen día a día a lo largo y a lo ancho de todo el país.
El Estado tiene la obligación de asistir a las familias que están en emergencia producto de las políticas económicas que la sufren las y los trabajadores».
«Vamos a plantear que el aumento que se le imputa al programa Potenciar Trabajo (en relación al Salario Mínimo), es totalmente insuficiente ya que lleva el ingreso de una familia que está desocupada a cobrar menos de $20.000, la mitad de la canasta de indigencia o para ser más gráficos 600 pesos por día para una familia».
También reclaman, «que la comida que entregamos en los comedores populares, a familias necesitadas, tiene que mejorar sustancialmente, porque de eso depende no solo el presente, sino el futuro de cientos de miles de pibes y pibas», mencionó Gutiérrez y agregó: «Planteamos además, que los programas se deben abrir para todos los que lo necesiten y como ya lo hemos dicho no queremos ni intermediarios ni punteros».