Fuerte aumento de los casos de sarampión en todo el mundo

Por Karin Hiebaum
Corresponsal Internacional

sarampion

Los casos de sarampión están aumentando muy rápidamente en todo el mundo. Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que millones de niños están en peligro, según ha informado hoy en Ginebra. El número de casos de sarampión notificados en los dos primeros meses de 2022 fue un 79% mayor que en el mismo periodo del año pasado.
La razón del aumento es que demasiados niños no están vacunados. Esto se debe en parte a que los programas de vacunación se interrumpieron durante la pandemia, y en parte a que los países tuvieron que utilizar fondos destinados a la vacunación contra el sarampión en otros lugares.

Transmisión a través de gotas
Además, debido a las guerras y los conflictos, hay millones de personas desplazadas en Ucrania, Etiopía, Somalia y Afganistán, cuyos niños no son vacunados cuando huyen y que a menudo viven cerca. Si se levantan las normas de aislamiento introducidas a causa de la pandemia, es inminente que se produzcan brotes importantes de la enfermedad vírica altamente contagiosa.

El sarampión se transmite a través de las gotitas al toser, estornudar y hablar. Los afectados presentan primero los síntomas de la gripe y luego una erupción cutánea. Las complicaciones típicas son las infecciones del oído medio y de los pulmones; en casos graves, también puede producirse una inflamación cerebral. La enfermedad puede ser mortal. Además, el sistema inmunitario de las personas infectadas se debilita y pueden contraer otras enfermedades más rápidamente que las personas sanas.

Se sospecha que hay un alto número de casos no declarados
En enero y febrero se registraron 17.338 casos de sarampión. En 2020, 23 millones de niños no habrán recibido las vacunas infantiles habituales, la cifra más alta desde 2009. Entre abril de 2021 y abril de 2022, se produjeron 21 brotes importantes de sarampión, la mayoría de ellos en África y la región del Mediterráneo oriental.

Las cifras reales son probablemente mucho más altas porque los sistemas de información se interrumpieron en muchos lugares. Los mayores brotes se produjeron en Somalia, Yemen, Nigeria, Afganistán y Etiopía.




Deja un comentario