Cumbre del establishment en el Llao LLao

Por Karin Hiebaum
Corresponsal Internacional

Pasa a ser una tradición la reunión de los Empresarios y Politicos en la zona Patagonica.

Pasa a ser una tradición la reunión de los Empresarios y Politicos en la zona Patagonica.

La Patagonia donde reine a la política, las riquezas argentinas y también la tentación de Testaferros como se ha vivido y vive entre distintas figuras ejecutivas y legislativas.

Sobre este gran evento que reúne a los principales empresarios del país: Marcos Galperin (Mercado Libre), Eduardo Elsztain (IRSA y Cresud), Carlos Miguens (Miguens Bemberg Holdings), Juan Collado (Warmi), Nicolás Szekasy (Kaszek), Sebastián Serrano (Ripio), Gustavo y Javier D’Alessandro (Finvest), Agustín Otero Monsegur (San Miguel), Federico Braun (Banco Galicia y La Anónima), Karina Román (Grupo Román), Luciano Nicora (VN Global BPO y Endeavor), Roberto Murchison (Murchison), Sebastian y Juan Pablo Bagó (Laboratorios Bagó), Patricio Jutard (Mural), Verónica Andreani (Andreani), Pablo Saubidert (iPlan), Urbano Rattazzi y Andy Freire.

En esta oportunidad, se contó con la participación del nuevo pionero político, de gran grito mundial, el Libertario Javier MILEI. Quien, durante el diálogo que mantuvo con el periódico local, El Cordillerano con el diputado nacional Javier Milei, este diario le preguntó sobre su opinión acerca de la situación en Villa Mascardi.

La respuesta fue contundente: “Primero y principal, no hay que avalar de ninguna manera alguna acción violenta y esos grupos se caracterizan por la violencia. Segundo, el derecho de propiedad se respeta, por lo que estoy totalmente en contra de esos movimientos violentos, y que además tampoco respetan los derechos de propiedad. Mi posición es muy clara”.

Agregó que si le tocara ser presidente de la Nación, haría «respetar los derechos de propiedad y no permitiría la violencia”.

llao3

Luego de esto, Milei se tomó varias fotos con vecinos y turistas que se encontraban en el aeropuerto local, evitó sacarse el barbijo en lugares con mucha gente y solo lo hizo ante el pedido de El Cordillerano para tomarle una foto, ya en el exterior del edificio.

Desde allí, se subió a un vehículo con chofer, para dirigirse raudamente al hotel Llao Llao, donde va a disertar en un panel. También se presentará el expresidente Mauricio Macri, el actual ministro de Economía Martín Guzmán y el jefe de la ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

El Político porteño Rodríguez Larreta conserva su ambición de poder en querer ocupar una lista Presidencial 2023, pero quién es muy rechazado y presenta una imagen muy negativa a nivel mundial.

El diputado Javier Milei dio un discurso “enfocado en la idea de achicar el Estado y de cómo mediante la reducción de impuestos y aniquilando el gasto van a bajar también los precios”.

Reunión exclusiva en el Llao Llao: Macri, quien realmente despuésde un Gobierno tan fracasado durante 2016/2019 fue causante de que la Argentina se encuentre hoy nuevamente bajo este sistema de Gobierno Kirchnerista, fue autocrítico y Larreta prometió un “shock”
Dijo que aplicará un programa de reformas estructurales desde el minuto uno y destacó el modelo de Lacalle Pou.

La verdadera solución sería tomar conciencia, que no hay liderazgos políticos con carácter presidencial dentro de la denominada lista de Juntos por el Cambio. Frente que demuestra estar al borde de una quiebra.

Se formalizó el aumento para empleadas domésticas: a cuánto se va la hora

Mauricio Macri participó de una reunión del gabinete de Horacio Rodríguez Larreta en un intento de exhibir unidad en Pro.

Mientras tanto en la Prensa porteña del grupo Clarin , se describe:

En lo que puede leerse como un mensaje al arco opositor, varios de los empresarios más poderosos del país, le reservaron a Horacio Rodríguez Larreta un lugar especial, a pesar de ser una persona poco grata frente a la sociedad . Reunidos desde el miércoles por la noche en el Llao Llao, el Jefe de Gobierno porteño fue el orador de la cena y se extendió más allá de los 20 minutos de presentación a una larga charla. Y dejó fuertes definiciones.

«Creo que acá todos estamos de acuerdo en que el próximo gobierno no va a tener 100 días sino 100 horas; 4 días, no 4 años para dar señales claras y contundentes que muestren cuál va a ser su impronta y el rumbo del país», dijo el líder porteño en su apertura. Y sin vueltas, pasó a detallar su plan de gobierno para estabilizar la economía.

Vale caber, que en su falasia, dijo que la Argentina necesita «un shock de estabilización» para ordenar urgente las principales variables de la economía: precios, salarios y tipo de cambio. Y apuntó a uno de los principales frentes de conflicto de la economía: «Ningún país en el mundo crece con esta inflación», sostuvo.

llao2

Es impresionante como se contradice Rodríguez Larreta en los discursos, ya que su trayectoria política demuestra ser de gran similitud a la Kirchnerista.

El no presidenciable mencionó las experiencias «exitosas» del Plan Austral y la Convertibilidad. Las dos, explicó, lograron su objetivo inmediato, pero sin poder perdurar. El primero, porque «no estuvo acompañado de las reformas estructurales». Y el gobierno de Carlos Menem «sí tuvo las reformas, duró más tiempo, pero se lo comió la política por la ambición re-eleccionista» de su presidente.

En ese marco, hizo hincapié en poner en marcha el nuevo plan «desde el minuto 1». «Algo parecido a lo que hizo Lacalle Pou, que no esperó para poner en marcha su plan de gobierno, sino que anunció más de 400 medidas juntas». No fue casual la mención al presidente uruguayo. Algunos de los presentes, como Marcos Galperín, dueño de Mercado Libre, migraron al país vecino con la llegada del Frente de Todos.

De camisa blanca, el expositor endulzó los oídos de su auditorio, acomodados en mesas y sillones, rodeados de chefs. Les planteó «bajar el gasto del Estado», acompañar su programa con «reformas estructurales» (laboral, previsional y tributaria) y presentó su escudería: un equipo de más de 30 economistas liderado por el exministro de Economía, Hernán Lacunza.

Y envió un guiño a uno de los invitados que estuvo más temprano, también presentando sus propuestas. «Además, conversamos permanentemente con Carlos Melconian, que estuvo en este foro al mediodía, y también con todos los economistas de nuestro espacio, como Luciano Laspina, Ricardo López Murphy, Martín Lousteau, Martín Tetaz», explicó.

En lo que llamó la atención a varios participantes, mientras Mauricio Macri durante el almuerzo fue autocrítico, Larreta se explayó sobre la necesidad de consensos y apoyo político. «El próximo gobierno de la Argentina tiene que ser un gobierno de coalición amplia que consensúe y apoye un plan y una visión de país que cuente con un apoyo de alrededor del 70% del sistema político y de la gente», anticipó.

Hubo una delimitación: de esa red de alianzas, excluyó a la izquierda y el kirchnerismo, uno de los grandes ausentes entre los expositores que invitó el foro del Llao Llao.

Este encuentro selecto que busca ser o parecerse en el estilo a Davos, que convoca a los popes de los negocios globales en Suiza, se lleva a cabo a puertas cerradas. Allí están representantes de industrias más tradicionales con los dueños de unicornios rutilantes como Marcos Galperin de Mercado Libre y Martín Migoya de Globant. Debaten el escenario global y la coyuntura económica y política.

También expuso el inviable ministro de economía, Martín Guzmán.

Por lo que trascendió, “Macri fue muy prolijo, no dio pistas acerca de si será candidato y se explayó más en sus errores que en sus aciertos”, contó uno de los asistentes. Así el ex presidente dijo, como otras veces, que no haber aplicado una política de shock y no haber dicho de plano el tamaño y la gravedad de lo que había recibido del gobierno de Cristina Kirchner.

“Hay un mandato social que nos dice que hay que ponerse de acuerdo y tenemos que trazar una hoja de ruta como hizo Alemania con la salida de Merkel en el acuerdo de los partidos en 12 puntos y 3000 medidas”, soltó.

Melconian que está confeccionado un plan para ofrecer a quien gane en 2023 se refirió a que en términos económicos las reformas organizacionales deben ser profundas y eso implica un cambio de sistema en un país donde muchas veces está en duda el derecho a la propiedad. Sostuvo que la economía debe tener el liderazgo de la política pero que a su vez deben ir por carriles separados para que suceda como en Chile o Perú que padecen crisis pero la economía sigue funcionando.

Hubo una mesa con sindicalistas, pero ningún peso pesado. El invitado fue el secretario del sindicato del Vidrio, Horacio Valdez. Entre quienes lo acompañaban reinó la sensación de que en el Llao Llao los asistentes creen que en 2023 puede llegar algo distinto.

Por a tarde y en lo que llamó la atención para algunos de los que fueron se lo escuchó a Javier Milei. Aseguran que su tono fue moderado a diferencia de sus intervenciones públicas. Después se mantuvo encerrado casi todo el día en su cuarto.

Por la mañana fue el turno de los rosarinos Julieta Zelicovich y Esteban Actis, ambos graduados y docentes en Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Hablaron de la coyuntura internacional, el mundo en que estamos.

Varios de los asistentes remarcaron la diferencia de velocidad entre el ecosistema emprendedor y el resto de la economía. Y otros destacaron el rol de la Endeavor que festejó allí sus 25 años y que cobijó a casi todos los unicornios.

Esta vez se dio especial énfasis en los debates al contexto internacional por la invasión rusa a Ucrania y la inflación que azota a Estados Unidos y Europa. También se referirán a la suba del precio de los commodities y cómo puede llegar a presentar oportunidades para Argentina.




Deja un comentario