Atentado contra Cristina Kirchner: luego del peritaje de los celulares, se supo que días atrás habrían querido atacar a la vicepresidenta

La Justicia argentina volvió a establecer el secreto de sumario en la causa del ataque a Cristina Kirchner a manos de Fernando Sabag Montiel en la puerta de la residencia de la vicepresidenta.
Esta decisión de la jueza federal María Eugenia Capuchetti surge a raíz de la información recuperada de los celulares del agresor y de su novia, Brenda Uliarte.
Según fuentes de la investigación, los peritajes sobre los teléfonos de ambos acusados estarían incorporando nuevas pruebas incriminatorias y en esa línea, Brenda Uliarte se vería más comprometida.

614e423541de8-1

Por las tareas realizadas por la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) con geolocalizaciones, se determinó que la joven de 23 años estuvo en las inmediaciones de la residencia de Cristina Kirchner en Recoleta, los días previos al intento de magnicidio. «Hubo un trabajo de premeditación con base en el estudio de las comunicaciones, intercambio de mensajes, como también del estudio de imágenes», fue la información suministrada por fuentes judiciales.
Las sospechas principales son que la joven habría efectuado tareas de inteligencia, estudiando la zona. Su presencia en el lugar del hecho en el momento del intento del crimen, también complica aún más su situación judicial.
Con el análisis del celular de Uliarte se pudo establecer una red de comunicación con otros integrantes del grupo que vendía algodones de azúcar, que también están siendo investigados.
También habría trascendido del peritaje es que tanto la joven como Sabag Montiel, habría querido llevar a cabo un ataque contra Cristina Kirchner el 27 de agosto, pero que no llegó a concretarse.

6157282981884 375x250

Los mensajes

Uno de los mensajes destacados que escribió Sabag Montiel a su pareja, decía: «Ella (por la vicepresidenta) ya subió, ya no creo que salga a esta hora, así que ya fue, deja, voy para allá, quédate ahí. No traigas nada».
También trascendió otro mensaje: «Le toqué la espalda a Axel Kicillof y se metió a su auto Toyota Ethios». Esto remite a que el agresor estuvo días antes muy cerca de Axel Kicillof, el día que el Gobierno porteño colocó vallas alrededor del departamento de Cristina Kirchner.




Deja un comentario