El polémico secretario Juan Carlos Gómez cargó contra la prensa por revelar que el Municipio le alquiló a los Kirchner un inmueble

En relación con este tema y luego de la publicación de un medio de comunicación nacional, el secretario de Coordinación General de la Municipalidad de Caleta Olivia, Juan Carlos Gómez, declaró que «la contratación se realizó siguiendo todos los pasos administrativos correspondientes, y sostuvo que la utilización maliciosa de esta información, no es más que una operación política que busca ensuciar una decisión en beneficio de los vecinos de la ciudad».
Sobre los datos puntuales del contrato, detalló que se trata de un convenio de 36 meses como estipula la ley, cuya vigencia data del 1° de agosto del corriente año, el cual fue ratificado mediante el decreto 966/22, rubricado el pasado 20 de julio».
En este sentido agregó: «Nosotros iniciamos hace meses una serie de consultas con distintas inmobiliarias, y, basándonos en las necesidades de ubicación avanzamos con un alquiler que responde a esos requerimientos a precio de mercado. Por eso ya estamos trabajando para inaugurarla próximamente».
Dicho espacio sería utilizado para atender gestiones administrativas y sociales de la Municipalidad de Caleta Olivia y los vecinos en la capital provincial.

6M7IU3ETQBB3ZNDNTYDWK57EGA

Operaciones mediáticas

Gómez cuestionó el armado de estas operaciones mediáticas, que permanentemente utilizan periodistas como Luis Majul y grupos hegemónicos, quienes buscan generar un clima de odio y estigmatización hacia el Frente de Todos, en defensa de revelarse que un inmueble del diputado nacional, Máximo Kirchner, fue alquilado por esta comuna del norte santacruceño.
Según reveló el programa La Cornisa, emitido por la señal LN+, el contrato celebrado en agosto entre el municipio de Caleta Olivia y el condominio integrado por Máximo Kirchner y su hermana Florencia Kirchner, se realizó por tres años, por un monto total del contrato de 6,7 millones de pesos y establece un pago de alquiler mensual de $100.000 los primeros seis meses, en tanto que los últimos seis meses el municipio terminará pagando a los Kirchner cuotas mensuales de $305.000.
Según la copia del contrato al que accedió LA NACION, el mismo está vigente desde el 1 de agosto pasado, pero recién ahora se supo de la operación comercial entre el diputado nacional y la municipalidad de Caleta Olivia. El funcionario municipal calificó a la publicación del contrato como una «operación política que busca ensuciar una decisión en beneficio de los vecinos de la ciudad» y opinó que se realizó una «utilización maliciosa de la información».

Juan Carlos Gómez

Búnker

El inmueble alquilado a los Kirchner se encuentra en la avenida «Presidente Néstor Kirchner» de Río Gallegos, en pleno centro de la ciudad y hasta noviembre del 2017 funcionó allí la inmobiliaria «Sanfelice, Sancho y Asociados», donde Máximo Kirchner, antes de entrar a la función pública, tenía una oficina desde la cual administraba las propiedades familiares. También instaló allí su propio búnker político.
El funcionario municipal justificó la operación entre el municipio y los hijos de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner explicando que otros municipios de Santa Cruz ya cuentan con sus sedes administrativas en Río Gallegos.
Según consta en el contrato de alquiler, el municipio deberá realizar refacciones de cañerías de agua, instalaciones eléctricas, pisos, humedades, filtraciones en el techo, reparación y limpieza de canaletas, y por esta razón le condonarán los primeros cinco meses de alquiler.

1520869501575

La bóveda

Durante los allanamientos ordenados por la justicia federal en el marco de las causas de los Kirchner, denunciaron que en el interior de la inmobiliaria se encontró una bóveda con doble puerta: la primera puerta era común, la segunda blindada, y conectaba la oficina de Máximo Kirchner con la bóveda. El hallazgo valió una denuncia en la justicia federal de la abogada Silvina Martínez, pero la causa no avanzó.
El coordinador general del municipio de Caleta Olivia confirmó que el convenio es de 36 meses como estipula la ley, y que fue ratificado mediante el decreto 966/22. El contrato comercial fue firmado por el intendente Fernando Cotillo en representación del municipio y por Matías Bezi -gerente de Asuntos Externos de la Región Sur de YPF-, en representación del condominio integrado por Máximo y Florencia Kirchner bajo el cual se encuentra la propiedad.
El mismo contrato establece que el Municipio entregó a los Kirchner $100.000 en concepto de depósito de garantía del fiel cumplimiento de todas las obligaciones pactadas. ¿Una curiosidad?: el intendente Cotillo firma al pie del contrato como locador y como garante del contrato, aún cuando su mandato se vence en el 2023.