«Si yo tuviera esa cantidad de cargos políticos los echaría a todos a la m…»

Fue lo que expresó el concejal del Frente de Todos Juan Carlos Juárez al ser consultado sobre los 200 cargos políticos que tiene la gestión del intendente Fernando Cotillo; también sostuvo que quiere ser Intendente de Caleta Olivia y que los caletenses deben recuperar la dignidad perdida.
En duros términos hacia la gestión del actual Intendente, cuando aclaró que acompaña a Fernando Cotillo, el concejal de La Cámpora Juan Carlos Juárez habló en una entrevista radial sobre su futuro político, sobre su visión de como está la ciudad y en este sentido señaló que no puede ser que no se haya concluido ninguna de las obras incluidas en el plan nacional Argentina Hace. «Hace unos días le dije al Intendente que las tendríamos que terminar nosotros», señaló.

Juan Carlos Juárez

En declaraciones al programa radial «El Último que apague la luz», el concejal contestó con contundencia que quiere ser Intendente de Caleta Olivia. «Vamos a acompañar a Fernando hasta donde él diga, si él no decide jugar en el 2023 Caleta Olivia va a tener un candidato fuerte y el que se quiera subir al ring que se suba», y aseveró: «me veo como candidato a Intendente sin ninguna duda».
Consultado sobre cómo ve la ciudad y el papel de los cargos políticos del Intendente, remarcó: «Si estaría en el sillón de la municipalidad, sin dudas no tendría esa cantidad de cargos políticos y si tuviera esa cantidad les pego a todos una patada en el culo, los rajo a todos a la mierda, tengo que echarlos a todos», y añadió: «si soy Intendente hoy tengo que despedir a 200 personas del sector político».
También consideró que ese tipo de aseveración seguramente le traerá problemas, teniendo en cuenta que su compañera de vida es funcionaria del Gobierno de Fernando Cotillo, «esto me va a traer enemigos, me va a traer complicaciones, pero si eso le trae soluciones a la ciudad que vayan haciendo fila, no vine a la política a hacer amigos»; finalmente y sin titubear dijo: «Si tengo que jugar que se preparen. Si la orden es que yo pueda dirigir el destino de esta ciudad, voy a estar, el caletense tiene que recuperar la dignidad perdida, ya que si continuamos así vamos a pisar caca ocho años más».