Fuertes cuestionamientos al intendente Mauro Casarini

Mauro Casarini, el intendente de Perito Moreno fue blanco de las críticas recientemente en diversos posteos que se viralziaron en redes sociales.

casarini1

Los cuestionamientos apuntaban en principio a la evidente facilidad con la que familiares y amigos del Jefe Comunal logran acceder a puestos o cargos bien remunerados dentro del Estado, en diversas áreas; incluso en el Poder Judicial.
Puntualmente, se mencionaba a Marta Alonso y Flavia Casarini (la esposa y la prima del intendente respectivamente) a quien se señalaba como “acomodadas” en el poder Judicial de la provincia, cobrado sueldos exorbitantes. También se señalaba a amigos personales del Jefe Comunal, que cumple funciones en la ANSES; AOMA, y otros a quienes habría beneficiado con la entrega de terrenos.
A su vez, en la vecina localidad de Los Antiguos, tras la posibilidad de la reapertura de la Hostería del mirador, se vincula esta inversión con allegados de Casarini.
Vale mencionar que el actual intendente de Perito Moreno lleva más de una década vinculado a la política; primero como edil durante la intendencia de Guillermo Bilardo en el 2010, pasando por la intendencia de Mabel García en 2013 y luego como ministro Secretario General de la Gobernación, de Daniel Peralta en el 2015.
A nadie escapar que ésta “práctica” de “beneficiar” a entornos y amigos es parte de los usos y costumbres de la política provincial, y aparentemente fue bien aprendida por Casarini.

Anuncios que quedan en la nada

Pero más allá de estos señalamientos, lo cierto es que la gestión de Casarini tiene puntos aún más cuestionables, y podría calificársela como errática y con un evidente desprecio por el cumplimiento de sus promesas.
Se podría mencionar el tema de la obra del interconectado, que junto a la gobernadora Alicia Kirchner, el intendente anunció con bombos y platillos el año pasado y que actualmente esta paralizada.
Esa obra se inició los primeros días de marzo del 2021, y llegando a fines de 2022, se encuentra en apenas un 25 por ciento de ejecución.
Según trascendió, los trabajos para montar esta línea de 132 kv (que interconecta El Pluma-Perito Moreno-Los Antiguos) se paró por demoras en los pagos.
Cabe recordar que cuando se firmó el contrato de adjudicación con la empresa Rovella Carranza S.A; se la presentó con un presupuesto oficial de 3.900.461.120,12 pesos.
Si bien las demoras podrían atribuirse a la gestión provincial, lo curioso es que fue el intendente de Perito Moreno, quién utilizando las redes sociales en septiembre pasado, anunció “con satisfacción” la firma de “un Acuerdo del Fideicomiso para Perito Moreno”, que sería parte de la financiación de esta obra, entre otros proyectos.
Usando su cuenta oficial de Facebook, Mauro Casarini, había anunciado: “Esta vez, el día de hoy, sentí la enorme necesidad y alegría de compartir unas líneas con ustedes para contarles que en el día de hoy (1 de septiembre),luego de firmar el acuerdo me dirigí estos 2 días al Concejo Deliberante a explicar los alcances y lograr que los ediles aprueben por unanimidad el Acuerdo del Fideicomiso para Perito Moreno”, escribió.
Sin mayores precisiones, el intendente no aclaró si se trataba el mismo esquema de financiación que el fideicomiso UNIRSE, compuesto por adelantos que hacen las mineras.
Al anunciar de manera informal la firma de acuerdo, Casarini había señalado: “desde el inicio de mi gestión en la política soñaba con herramientas que puedan cambiar para siempre la realidad que vivimos. Así tuve el orgullo y el honor de conseguir en Canadá junto al Gobierno Provincial que hoy el interconectado sea una realidad”.
En definitiva, ni hubo luego precisiones sobre el objetivo del fideicomiso, que según había mencionado textualmente firmó “con la minera”, ni está claro el destino de esos fondos.
Este no es el único caso en el que Casarini hace un anuncio sin mayores precisiones. El mes pasado, el intendente de Perito junto al ex intendente de Puerto Deseado y actual asesor del Gobierno provincial Gustavo “Kaky” González, se reunieron con el subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, para analizar los proyectos que pretendían “incorporar más usuarios al servicio de gas natural”.
Aparentemente se trataba de la firma de convenios para la ampliación de la red de gas, pero luego de este anuncio – que por cierto había sido caballito de batalla durante la campaña – el tema quedó en la nada.