Alicia Kirchner apoyó el pedido de juicio político contra la Corte Suprema de Justicia

11 gobernadores apoyaron a Alberto Fernández para avanzar con el Juicio Político contra los miembros de la Corte Suprema de Justicia. El apoyo fue menos del esperado, ya que la reunión se dio con un grupo reducido de mandatarios. De esta manera se anunció que este miércoles se formalizará el pedido en el Congreso.

La reunión se inició en horas del mediodía con los gobernadores más afines al Gobierno en el Salón Eva Perón de Casa de Gobierno. La iniciativa no cuenta con el respaldo de mandatarios de peso político como Juan Schiaretti (Córdoba) y Omar Perotti (Santa Fe). Fueron al cónclave Arabela Carreras (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén), Gustavo Sáenz (Salta), Herrera Ahuad (Misiones), quienes criticaron el fallo del máximo tribunal. Y no estuvo el sanjuanino Sergio Uñac, quien también cuestiona la avanzada contra la Corte.
También asistieron Gildo Insfrán, Axel Kicillof, Gerardo Zamora, Sergio Ziliotto, Osvaldo Jaldo y Gustavo Melella. Además participaron los vicegobernadores Eugenio Quiroga (Santa Cruz) y Rubén Dusso (Catamarca), a pesar de que los mandatarios provinciales Raúl Jalil y Alicia Kirchner intervinieron de manera virtual. Alberto Fernández estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro.

MKtnC5NAj 720x0 1

(Clarin)

Sin embargo, el documento logró las firmas de 12 mandatarios provinciales. A Gildo Insfrán, Axel Kicillof, Gerardo Zamora, Sergio Ziliotto, Osvaldo Jaldo, Jorge Capitanich, Ricardo Quintela, Alicia Kirchner y Gustavo Melella, se sumó Mariano Arcioni (Chubut) y Gustavo Bordet (Entre Ríos) decidió no apoyar.

Mal desempeño

La acusación de Alberto Fernández y los doce gobernadores contra Horacio Rosatti, es «por haber incurrido en forma reiterada en conductas que con?guran la causal de mal desempeño en sus funciones prevista en el artículo 53 de nuestra Constitución Nacional».
También piden el juicio político contra Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda y Ricardo Lorenzetti y por una cuestión de orden parlamentario, le piden al bloque de diputados del Frente de Todos que impulse el proyecto de juicio político.

Pedido

Durante una conferencia de prensa conjunta en el Patio de las Palmeras, Jorge Capitanich detalló que el encuentro en la Casa de Gobierno se realizó «con el objetivo de propiciar la firma de un pedido de juicio político en el marco del artículo 53 de la Constitución Nacional en virtud del mal desempeño en las funciones de los cuatro jueces de la Corte Suprema de Justicia».
En ese punto, aclaró que la decisión fue tomada con el aval de «la mayoría de los mandatarios provinciales» ante una «multiplicidad de hechos de los cuales pueden sintetizarse desde la violación de la ley de Ética Pública hasta el mal desempeño a partir de decisiones que tienen que ver con, oportunamente, la declaración de inconstitucionalidad de la ley 26.088 después de más de 16 años de vigencia y la restitución de la ley 24.937».
«Los argentinos no pueden estar tranquilos en términos de salvaguarda de la vida, el patrimonio, el honor y la libertad con miembros de la Corte que violan clara y contundentemente la Constitución y sobre todo los principios que son esenciales desde el principio republicano y federal de gobierno. Las provincias argentinas nos sentimos damnificadas por la asignación de recursos de una manera antojadiza, sin ningún tipo de fundamento o argumento alguno», apuntó Capitanich.
«No es cierto que no nos afecta. La defensa de los intereses de nuestras provincias y del federalismo es una bandera absolutamente irrenunciable, porque es la base para lograr equidad e igualdad», sentenció.
A su turno, Gerardo Zamora afirmó que se trata de un hecho importante, ya que es «la primera vez que se hace un procedimiento de esta naturaleza porque hay un conflicto de poderes muy grave».
«La legitimidad del presidente de la Corte Suprema está totalmente en duda y con ello el estado de derecho. Lo que nosotros hacemos es nuestra obligación. No se puede dejar pasar esto», puntualizó.

RhxBA38xJ 720x0 1

Una pelea que no se detiene

Desde Brasil, Fernández había convocado a los mismos mandatarios que apoyaron su decisión de no acatar el fallo del máximo tribunal de Justicia por la coparticipación en favor de la Ciudad de Buenos Aires. «Durante mucho tiempo planteé que la Justicia se revise, pero evidentemente no lo hace, y hemos llegado a una situación límite», argumentó.
«En un fallo inédito, incongruente y de imposible cumplimiento», señalaba el comunicado que el pasado 22 de diciembre fue firmado por el Presidente y 14 gobernadores con los que se reunió en la Casa Rosada para fijar postura sobre el fallo de la Corte que obliga a la Nación a entregarle a la Ciudad el 2,95% de la masa de fondos coparticipables.
El documento lleva la firma de los gobernadores Axel Kicillof (Buenos Aires), Gildo Insfrán (Formosa), Raúl Jalil (Catamarca), Osvaldo Jaldo (Tucumán), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Ricardo Quintela (La Rioja), Sergio Uñac (San Juan), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Mariano Arcioni (Chubut), Sergio Ziliotto (La Pampa), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Jorge Capitanich (Chaco), Gustavo Melella (Tierra del Fuego) y Alicia Kirchner (Santa Cruz).
Los mandatarios provinciales de Salta, Río Negro, Neuquén y Misiones habían firmado un documento que cuestionaba el reciente fallo de la Corte sobre el porcentaje de coparticipación federal que debe recibir la Ciudad, pero no acompañaron el documento firmado por los gobernadores más afines a al Gobierno.

(Clarín)




Deja un comentario