Transformar un problema en un recurso económico sustentable

planta1

Detalles de las plantas industriales de biogas de tecnología de alta eficiencia

INPUT Ingenieure GmbH, sirve para dar solución definitiva y racional al gran problema de los vertederos de residuos y transformar un problema en un recurso energético y fuente de producción de fertilizante orgánico.
Es decir, transformar un problema en un recurso económico. Así, en vez de pagar por el enterramiento se obtienen regalías por la generación de gas natural o electricidad y calor y fertilizante de origen biológico.
El Dr. Alberto Argiel, Especialista en plantas de biogás, trabaja como Gerente en la Gestión de Proyectos con la empresa INPUT (Alemania), que diseña este tipo de plantas; y en dialogo con Mas Prensa dio detalles de los avances en esta materia.
Una planta industrial de biogás que transforma los residuos orgánicos domésticos en gas natural y biofertilizante sólido y líquido.
Se indica al respecto que los residuos orgánicos podrían dar gas a 21.600 hogares y se podrían generar unos 80 mil metros cúbicos de biogás por día a partir de los desechos orgánicos.
En este sentido, el experto explica cómo se podría lograr el “enterramiento cero” en la Argentina.

planta2

Gestión de residuos

Argiel, explicó que el enterramiento de basura le resulta ya una tecnología increíblemente obsoleta. El profesional trabaja hace años en Alemania en proyectos de gestión de residuos sólidos urbanos (RSU). Por ello mencionó que resulta irracional no aprovechar el material de los diferentes tipos de RSU.
Hay residuos que se pueden aprovechar por su valor intrínseco a través del reciclado, mientras que otros se los pueda transformar en energía.
Argiel trabaja en una firma alemana que ha instalado grandes plantas de producción de biogás a partir de la porción orgánica de los residuos urbanos. El experto estima que, a partir de la basura orgánica de la Capital, se podría generar gas suficiente para alimentar 21.600 hogares.
El 50 por ciento de los RSU de una ciudad corresponde a la fracción orgánica que puede usarse para producir gas y biofertilizantes.
Argiel detalla que buena parte de lo que entraría en la fracción “restos” se puede transformar en energía eléctrica a través de la tecnología de incineración. El resultado final será ceniza y escorias que pueden utilizarse como base de asfalto y pavimento.
“Además, con esta última tecnología es posible aprovechar paulatinamente el material contenido en los basurales actuales y eliminarlo para siempre”, comenta.

planta4

Separación en el hogar

La fracción reciclable incluye todo lo que hoy resulte aprovechable como papel, cartón, vidrio, aluminio, etcétera.
En este sentido Argiel aseguró que la separación en domicilio es clave. Pero aclara: “Como la separación no funcionará bien los primeros años, será necesario realizar una clasificación manual por mucho tiempo”. Y agrega: “La experiencia europea indica que, para que la separación domiciliaria sea cien por ciento adecuada, será necesario una campaña ininterrumpida de por lo menos una década”.

Tecnología

En cuanto a la tecnología en la que el experto trabaja, consideró que el gas obtenido tiene la pureza suficiente para poder inyectarse a la red de gas o puede ser comprimido para alimentar una estación de GNC.
“A su vez el biofertilizante sirve para aportar los nutrientes a suelos agrícolas y también tiene valor comercial que podría ingresar a la caja del municipio”, comentó. Valle mencionar que esta tecnología también puede aprovechar los residuos de poda.

Generar conciencia

Para el especialista, también sería importante que el vecino conozca lo que gasta el municipio en gestionar los RSU de la ciudad.
“Una forma de generar conciencia sería discriminar en la boleta del impuesto municipal lo que cuestan la recolección y el enterramiento de los residuos, la limpieza de los desagües pluviales, el barrido de las calles, el mantenimiento de los parques y el tratamiento de los efluentes cloacales”.




Deja un comentario