Los agricultores franceses, epicentro de la revuelta del mundo campesino en Europa, han comenzado a levantar los bloqueos después de una serie de medidas anunciadas en París y Bruselas. El presidente francés Emmanuel Macron ha dejado clara su oposición al acuerdo de libre comercio con el MERCOSUR.

A la vista de “todo lo que se ha anunciado”, los dos sindicatos mayoritarios en Francia llamaron este jueves a “suspender” los bloqueos en el país, sugiriendo una salida a la crisis, aunque algunos quieren continuar el movimiento. Las autoridades informaron el jueves por la noche en varios departamentos que los bloqueos se estaban levantando o aliviando, aunque persisten bloqueos ocasionales.

Defender los “intereses legítimos” de los agricultores

Al final de una jornada en la que confluyeron unos 1.200 tractores hacia la capital europea, la Comisión prometió el jueves medidas para defender los “intereses legítimos” de los agricultores de la UE, “garantizando la igualdad de condiciones” o reduciendo la “carga administrativa” de la tan denostada Política Agrícola Común (PAC).   

En primera línea, el presidente francés, Emmanuel Macron, que asistía el jueves a una cumbre de la UE en Bruselas dedicada a la ayuda a Ucrania, pidió una “fuerza europea de control sanitario y agrícola” y pidió a la UE que haga más para “proteger” los ingresos de los agricultores.   

Con las nuevas medidas presentadas el jueves en París, su Gobierno habrá prometido a los agricultores franceses un total de 400 millones de euros desde el inicio de la movilización el lunes. El ejecutivo francés también anunció, entre otras cosas, la “pausa” de un plan para reducir los pesticidas en la agricultura, para disgusto de las organizaciones ecologistas.   

Oposición de Francia al acuerdo con el MERCOSUR

París también ha dado garantías al sector al reiterar su oposición a la firma del controvertido acuerdo de libre comercio que la Comisión está negociando actualmente con los países sudamericanos del MERCOSUR, entre ellos las potencias agrícolas Brasil y Argentina.   

Este tratado no se “concluirá a toda prisa como algunos amenazaron con hacer”, dijo Macron. En la noche, publicó un largo texto en la red social X, en el que afirma sin rodeos que “Francia se opone y seguirá oponiéndose al acuerdo de libre comercio con el MERCOSUR. Se lo he dejado muy claro a mis homólogos”.


Deja un comentario