En el marco de la estrategia Global Gateway, se proyectarán imágenes que simbolizarán “el Poder de la &” para destacar la colaboración reforzada entre América Latina y Europa.

No solo las estructuras físicas que atraviesan los ríos, los puentes también son poderosos símbolos de unidad, que crean vínculos y ensamblan culturas. Esta activación es una manifestación del compromiso con los objetivos y valores compartidos distintos proyectos relacionados a la sostenibilidad, conectividad digital, la capacitación y creación de empleo y el desarrollo de materias primas críticas.

La celebración del Día de Europa tuvo lugar el día 9 de mayo en el Yacht Club de Puerto Madero y contó la participación de la vicepresidente de la Nación, Victoria Villarruel, la Ministra de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Diana Mondino, Patricia Bullrich, Ministra de Seguridad de la Nación y Luis Petri, Ministro de Defensa. Por parte del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, asistió la Vicejefa de Gobierno, Clara Muzzio, entre otras autoridades.

También asistieron embajadores, empresarios y dirigentes de distintos espacios.

Embajador de la UE en Argentina

Discurso del Embajador de la Unión Europea en Argentina, Amador Sánchez Rico, en ocasión del Día de Europa

09 de mayo 2024.-

Hace 74 años, sobre las cenizas de la Segunda Guerra Mundial, el aquel entonces ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Robert Schuman, pronunció un histórico discurso, conocido como la declaración Schuman.

Este discurso dio inicio a un proceso sin precedentes de integración europea, posiblemente el proceso de integración regional más exitoso en el mundo. De los 6 países fundadores, hoy hemos pasado a una Unión de 27. Desde integración de las industrias de carbón y acero hemos llegado a un mercado común, libre tránsito de bienes, servicios y personas, y una unión cada vez más política, y más geopolítica. 

Este camino nos ha llevado a lo que hoy representa la Unión Europea: una combinación única de libertad política, prosperidad económica y cohesión social. Un mercado común con libertad de movimiento para sus ciudadanos. Y, sobre todo, somos un referente de paz y democracia, en un continente donde se han librado las mayores guerras de la humanidad. Gracias al proceso de integración europea, llevamos setenta y cuatro años de paz y estabilidad. El período de paz más longevo de la historia dentro de las fronteras de la Unión Europea.

Esta semana cumple también años nuestro himno europeo: la Oda a la Alegría, último movimiento de la novena sinfonía de Beethoven que se estrenó exactamente hace 200 añosatrás. El homónimo poema de 1785 de Schiller expresa una visión Ilustrada y aspiracional sobre la fraternidad entre los seres humanos, visión que Schiller, Beethoven y la UE comparten.

Lamentablemente, hoy en día nos hemos dado cuenta de que el orden internacional basado en reglas, el comercio internacional y la interdependencia económica no son por sí solos suficientes para crear los vínculos necesarios entre todos los pueblos y naciones, ni tampoco garantizan una paz duradera. La guerra de agresión de Rusia contra Ucrania ha traído de nuevo a nuestras puertas la primera guerra interestatal de alta intensidad desde 1945. La guerra elegida por Putin representa una amenaza existencial no solo para la UE, sino en el nivel mundial. Si esta flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas tiene éxito, daría luz verde a las naciones más poderosas para imponerse sobre sus vecinos más débiles. Esto marcaría el fin de un sistema internacional basado en normas. Desde la UE, seguiremos haciendo todo lo posible para que Ucrania prevalezca y que los ucranianos puedan decidir su propio destino.

En tan solo unas semanas, del 6 al 9 de junio, tendrán lugar las elecciones al Parlamento Europeo, que marcarán un nuevo ciclo político y el nuevo rumbo de la Comisión Europea para los próximos 5 años. Llamo a todos los ciudadanos europeo que pueden votar en el extranjero, hacer uso de su derecho. Además de seguir promoviendo la defensa de los derechos humanos y encarando los desafíos que plantea la doble transición verde y digital, en Europa tenemos otro frente abierto: nuestra defensa común.

Necesitamos un cambio de paradigma en la defensa europea. Durante demasiado tiempo hemos dejado de lado nuestra seguridad apoyándonos principalmente en los Estados Unidos. En los últimos 30 años, tras la caída del Muro de Berlín, hemos permitido un desarme silencioso. Ha llegado el momento de asumir nuestra propia defensa y seguridad. Debemos ser capaces de defendernos por nosotros mismos, construyendo un pilar europeo fuerte dentro de la OTAN. Y este salto lo tenemos que dar ya. No porque tengamos la intención de ir a la guerra sino todo lo contrario: porque queremos evitarla a cualquier precio, disuadiendo a cualquier agresor de manera convincente. Esto se consigue a través de un aumento de los gastos de defensa en el nivel de cada país, y de gastar juntos, para colmar grietas, evitar duplicaciones y mejorar la interoperabilidad de nuestros sistemas de defensa. En definitiva, una apuesta firme por una industria europea de defensa más ambiciosa a través de nuevas formas de financiación.

En todo este contexto geopolítico volátil y complejo, para la UE es esencial poder contar con socios confiables, como Argentina. Compartimos valores democráticos, intereses. Hay 800 empresas europeas en el país que generan trabajo. La Delegación trabaja intensamente en promover más nuestra relación multifacética, rica, amplia: desde dialogo político al más alto nivel a un comercio intenso, desde cooperación en temas verdes y digitales a proyectos para combatir crimen transnacional organizado. Y mucho más.

Prueba de esos lazos estrechos son la gran cantidad de sponsors que generosamente contribuyen al evento de hoy, a los que agradezco tremendamente: 

  • Iberia
  • Total, 
  • Airbus 
  • Stellantis,
  • Bayer
  • Bodegas Chandon
  • DV Catena
  • Stella Artois
  • Cabrales
  • FERRERO 
  • Havanna
  • Hotel Sofitel
  • Hotel Intercontinental
  • Embajada Bélgica

Agradezco a todos por venir, por su contribución grande o pequeña para hacer de la relación UE – Argentina algo muy especial, beneficioso, vivo. Contamos con todos ustedes en el año que viene.

Viva la UE, Viva Argentina!

Deja un comentario