Procesa a Cristina y Máximo como jefes de una asociación ilícita

banda1

Buenos Aires
El juez federal Claudio Bonadio procesó ayer a la ex presidenta Cristina Kirchner como “jefa de una asociación ilícita” que “lavaba activos”, y la embargó por 130 millones de pesos por su responsabilidad en la denominada causa “Los Sauces”.
El procesamiento alcanza también a los hijos de la ex presidenta, Máximo y Florencia, como jefes-organizadores de la asociación ilícita.
La extensa nómina de procesados incluye a los empresarios kirchneristas Cristóbal López y Lázaro Báez, a los cuatro hijos de éste, a Romina Mercado (sobrina de la ex presidenta) y a los empresarios Fabián De Sousa y José Sanfelice.
Según el fallo, de casi 400 páginas, “la imputada Fernández, después que se otorgaran con anterioridad o posterioridad las concesiones de obra pública o juego desde el Poder Ejecutivo Nacional, del cual era su más alto representante, al igual que el otro socio, Néstor Carlos Kirchner -ya fallecido-, se firmaban los contratos de alquiler de las propiedades de ‘Los Sauces S.A.’ a fin de retornar el dinero como contraprestación de esas concesiones”.

Detalles
Bonadio sostuvo que “los alquileres, más allá de lo correcto de su formalidad, intentaron ocultar el origen ilícito del dinero proveniente de la obra pública otorgada ilegalmente al ‘Grupo Báez’ desde el gobierno nacional por parte o a indicación de la ex presidenta”.
Esa secuencia era “dirigida por Cristina Elisabet Fernández, Máximo Carlos Kirchner y luego del fallecimiento de Néstor Carlos Kirchner también con el concurso y aprobación de Florencia Kirchner”.
“En todos estos casos disimular se traduce como un procedimiento que tiende a crear un ocultamiento o disfraz de la ilicitud del origen de los bienes, y que lleva a esos bienes adquieran apariencia legal”, puntualizó el juez.
“Claramente el objeto del delito es el bien o bienes que provienen de un ilícito penal, el cual como se sostiene es el pago, mediante alquileres, como contraprestación de la obra pública concedida ilegalmente al grupo Báez”, resumió Bonadio.
El cargo específico contra la ex presidenta es el de “tomar parte en una asociación ilícita en calidad de Jefe, el cual concurre en forma real con el delito de lavado de activos de origen ilícito agravado por su habitualidad, por formar parte de una asociación y por ser funcionario público y negociaciones incompatibles”.
La composición de esos delitos puede derivar en una condena superior a los diez años de cárcel.

Mas propiedades no declaradas
La semana pasada la Justicia encontró 14 propiedades de la expresidenta Cristina Kirchner sin declarar, todas ellas ubicadas en Río Gallegos.
Según reveló el domingo por la noche el programa La Cornisa, de Luis Majul, se trata de once departamentos, dos casas y un terreno que no fueron blanqueados ante la AFIP, la Oficina Anticorrupción (OA), ni en la sucesión por la muerte de Néstor Kirchner.
La exmandataria dejó el poder en diciembre de 2015 con una declaración jurada que incluía en total 26 propiedades, distribuidas entre las ciudades de Buenos Aires, Río Gallegos y El Calafate. Ahora, en el marco de las causas Los Sauces y Hotesur, le descubrieron 14 más.
De acuerdo con el informe, el empresario kirchnerista Lázaro Báez está relacionado con cada uno de estos nuevos domicilios, ya sea por participar de la construcción o por figurar como inquilino a través de sus empresas
Entre las propiedades de Cristina Kirchner figuran tres departamentos que fueron construidos arriba de un local en Río Gallegos. Si bien el local está declarado, los tres departamentos no. Por ellos se pagaba el ABL, pero no impuestos ante la AFIP. Hasta 2015, fueron alquilados a empresas de Lázaro Báez.
En cuanto a los cuatro departamentos que se construyeron en el terreno de la calle Mariano Moreno 882 de Río Gallegos, la expresidente declaró el terreno pero no las cuatro unidades que construyó luego Lázaro Báez. Asimismo, esta operación se dio en un predio ubicado entre las calles Alvear y Tucumán.

Cristina se defendió atacando
Mientras se difundía por todos los medios nacionales, el procesamiento y sus fundamentos, la ex presidenta volvió a usar la red social Twitter como su “cadena nacional personal” y le apuntó a todos.
Primero quiso “ningunear” la marcha en apoyo a la democracia que se realizó el sábado y además aprovechó para criticar al gobierno nacional.. sobre la masiva movilización del 1 de abril dijo que “no superó 25.000 personas” y fue “relatada por medios y prensa adicta como una ‘masiva marcha de apoyo al Gobierno”.
También cargó contra el presidente Macri y contra el juez Bonadio y volvió a dejó entre ver que la causa en su contra esta dirigida por el gobierno nacional.