Cadena perpetua para mapuches que mataron pareja de ancianos

mapuches

Santiago
La justicia chilena condenó a cadena perpetua a dos mapuches y a cinco años de cárcel a un tercero, todos acusados por el asesinato de una pareja de ancianos en 2013 en el sur del país, informó este lunes el Poder Judicial.
Los tres indígenas habían sido declarados culpables, en un primer juicio realizado en mayo, de causar la muerte del matrimonio Luchsinger-Mckay tras haber incendiado la casa en la que vivía la pareja en una zona rural de la región de la Araucanía (unos 680 km al sur de Santiago) en 2013.

Criminales
El Tribunal de la ciudad de Temuco “condenó a José Tralcal Coche y a Luis Tralcal Quidel a la pena de presidio perpetuo, en calidad de autores del delito consumado y de carácter terrorista de incendio con resultado de muerte del matrimonio Luchsinger Mackay”, indicó el fallo difundido por el Poder Judicial.
José Tralcal está detenido, mientras que Luis se encuentra prófugo y es buscado por la Policía. La defensa de ambos mapuches anunció que apelará el fallo.
Los dos condenados rociaron con “sustancias acelerantes” la casa de los Luchsinger-McKay e iniciaron un incendio “dejando al matrimonio al interior del inmueble, el que se consumió en su integridad por la acción del fuego, provocando a ambas víctimas la muerte por carbonización”, agregó el fallo.
En tanto, José Peralino fue condenado a 5 años con el “beneficio de la libertad vigilada intensiva”, en calidad de “delator compensado” ya que colaboró a identificar a los culpables.
Por este caso, ya había sido condenado el curandero mapuche Celestino Córdova, sentenciado a 18 años de presidio en 2014.
El fallo también confirmó la absolución de la machi o líder religiosa mapuche Francisca Linconao y de otros siete indígenas.
Este caso se transformó en uno de los más emblemáticos en el marco de la violencia desatada en la región de la Araucanía, donde grupos extremistas atacan e incendian predios privados y camiones en apoyo a la demanda mapuche por recuperar tierras que ellos reconocen como propias por derecho ancestral, y que están en manos de empresas forestales.

Acerca de Redaccion

Deja un comentario