Se recordó a la figura de Pino Solana con una entrevista al Dr. Dino Zafrani

Pico Truncado
En el programa de Radio Nativa – MÁS RADIO de Pico Truncado se entrevisto al Dr. Dino Zafrani desde Río Gallegos, recordando a Pino Solanas un político que dejo una lucha incalificable en defensa de las empresas del estado nacional. El Dr. Dino Zafrani nos recordaba su figura como político y como cineasta.

zafrani

Zafrani señaló que «yo tengo este gran conocimiento y un gran afecto por él, por su pensamiento, por sus obras, por sus vivencias. Y bueno, como cuestiones de la vida también. Uno por ahí tiene más acercamientos en algún momento que otro».
«Pero me vino a la memoria, los momentos lindos que pasamos con Pino ahí (por Truncado) en la chacra de uno de los compañeros por allá en el 2018 o el año 2003, si es que no lo tengo presente. Pero siempre la cordialidad y la acogida de la gente de truncado que lo hizo sentir a Pino y a todos nosotros que estuvimos con él muy contentos, recuerdo estaba Sergio y otro compañero, la pasamos realmente lindo».
«Yo me acuerdo ese momento, él andaba de gira, creo que andaba presentando «El legado» que era su última obra escrita», dijo.
Agregó que «me gustaría un poco recordarlo por muchas razones, no de la manera en que lo conozco sino porque tiene que ver con la historia de Santa Cruz también. Y realmente la provincia a través de ustedes se hace más cercana, porque es difícil escucharse entre tanta distancia de una localidad a otra. Yo lo conozco a Pino a través de un compañero de la resistencia peronista, un verdadero cuadro de acá de Santa Cruz que fue el alemán Orlando Stirnemann, quien fue diputado en el 73. Sí, y junto con Jorge Cepernic Gobernador. Orlando entre sus años de cana, que fueron cuando estaba la resistencia peronista, eso es cuando ser peronista era realmente un compromiso serio, estuvo en cana por lo del Taco Ralo junto con Envar el Kadri y otra barra de acá de Gallegos. Esto fue a fines de los 60 y que después sale creo que en el 71 y Orlando con Envar el Kadri forman la misma banda de cuadros que dieron todo por la Argentina y estaban en la primera línea realmente. Bueno, ahí es en el exilio Envar el Kadri que era el que estaba en Buenos Aires, se hace amigo de Pino que también están en París y ya cuando regresa la democracia vuelven a la Argentina. Pino en su película tiene Envar el Kadri como productor».
«Entonces era un conchabo donde Pino era realmente muy generoso, le daba cabida a todo. Y Pino logra juntar una guita de os franceses, estaba el director de cine Tavernier que a través de la cultura le dan un dinero para hacer una película que se llamó «El viaje» acá».
Señaló también que «sí, bueno, nosotros con el alemán y Pino hicimos la primer recorrida para ver dónde filmaba esto. Estoy hablando del año 90 -91 y filmo por Natales, por la Laguna Azul, por Punta Arenas, por San Gregorio. Y después me empezó a enganchar para que le hiciera un poco de plomo para toda la producción. Y fue muy divertido porque tuvimos que conseguir un piñó de 5000 ovejas, un camión de Pampeano y una cruz que después no se usó. Me acuerdo, que un carpintero un día me llama afligido y me dice,…doctor no puedo sacar la cruz de la carpintería porque era muy grande… y la verdad que fue muy divertido».

Partido
«Y ahí empezamos a hacernos amigos y por supuesto a compartir las ideas políticas. Antes de hacer el partido Proyecto Sur se hizo en Santa Cruz Encuentro Popular con el cual participamos en el 93 con aquella famosa consigna de «Basta de Sapos» acá Pino hizo punta, digamos, en contra del menemismo, denunciando la entrega con la privatización y todo eso».
Aseguró que «y armamos un partido. Un partido que trata de buscar lo mejor del peronismo, pero saliendo de ese bipartidismo de siempre. Nosotros constituimos un partido y participamos, pero después se suma el Frente Grande, y el Frente Grande medio que lo copa después el Partido Comunista».
«Así que nosotros nos terminamos yendo para volver a encontrarnos más tarde. También muchos recordaran que cuando hace la película «El Viaje», que fue en el 92 que se filma. Se termina mal, porque a Pino lo balean. Fue el momento aquel donde en la película lo gastaba mal a Menen. Había un personaje que se llama el doctor Rana donde en la Argentina era un país que navegaba entre la cloaca, que digamos, entre la mierda. Se veía una escena dantesca que aprovecho a filmar, creo que en un lugar (no estoy seguro) en Pehuajó, donde se inundó todo. Y esas crítica, primeriza a Menem que lo exponen mucho y se ve que para hacerle un correctivo, le metieron cuatro balazos en las piernas».
Manifestó que «con respecto al tema de la privatización en ese aspecto es valiosísimo toda la tarea que él desplegó y como todos lo vimos acá, supongo que en su zona norte también. Lo vimos acá como se trató de resistir, pero al final bueno, ya no se pudo hacer nada. Y hoy ves la instalaciones acá de YPF, que eran tan pujantes y que daban tanto laburo, reducido a la nada. Hoy son una dependencia de la Universidad acá en Gallegos y otra cosa esta acá cerca de mi barrio, donde yo vivo. Y siempre estuvimos en todo momento tratando de buscar una salida, digamos de buscar. Es una Argentina latente y tenía la enorme virtud de decir que con sus documentales se masificaran estas ideas».
«Esta es la importancia que tiene Pino, que va a dejar como verdadero legado. Más allá de que hoy en día un montón de oportunistas lo lloran. Que antes lo repudiaba, basta con leer Página12 que antes lo reputeaban al viejo, y ahora es un prócer. Pero sí creo que hicimos mucho, el viejo más allá de la diferencia que hubo en algún tiempo. Pero sí, que lo quisimos mucho al viejo».
Asimismo consideró que «por suerte ahora más allá de todos los canales y un canal oficial como lo es Canal Encuentro están pasando mucho sus películas y documentales. Estas películas que antes no se veían y que iban a ser muy aprovechadas porque además tiene un talento infernal. Era un viejo que manejaba la música, de hecho compuso el tango sur. No es que todos creemos que canta Rivero, sino el que canta es Goyeneche en la película Sur. Sí, este era un gran teatrero. El viejo sabía mucho de teatro, era un gran escenógrafo. Si veía los cuadros de las películas, te llenaba de fotografía y andaba todo el tiempo, fíjate como era que acá cuando iban a filmar, el trajo una máquina de viento y le digo para qué trajiste estos de acá si lo que sobra en la Patagonia es viento, era así».
«La verdad que no era una payasada que lo hubiera traído, pero él necesitaba ese arte, creaba esta atmósfera, que porque tenía conocimiento de todo tipo, era un héroe, un artista con un gran talento y que además no se quedó en el arte, sino que lo trasladó a la política de una manera maravillosa. La verdad es que deja ejecutar esas enseñanzas que van a ser aprovechada muchas veces, porque cada uno de esos documentales van dar un debate, va a haber discusión y luego si se centra en lo que él nos quiso aportar y nosotros por nuestra parte, ustedes o cada uno puede hacer en cada lugar para seguir con ese hilo que está enredado y ver cómo lo llevamos para que la Argentina crezca y encuentre su destino de grandeza. El decía que se tiene que busca ese destino de felicidad, de independencia, de desarrollo para todo bienestar».
«Bueno, ojalá que se pueda lograr y podamos ver aunque sea el inicio de esa patria que siempre soñamos», sostuvo finalmente Zafrani.

Acerca de Redaccion

Deja un comentario