Columna de Opinión: «Una moral en cada bolsillo»

Por Guillermo Ritondale
El velorio de Diego, la expropiación (fallida) de Vicentín, las declaraciones de Marcó del Pont sobre que la riqueza de una Nación la producen el Estado y los trabajadores (pero no las Empresas), el desprecio por las instituciones y las investiduras, el atropello a quién no se somete (porque no buscan que piensen como ellos: ellos solo piensan en cosas que no pueden contar públicamente).

guillermo

Todas muestras de desmesura y de «una moral en cada bolsillo», en un Gobierno que gasta en publicidad oficial llamando a la «unidad» y a tirar «todos juntos», cuando es el más sectario de la historia nacional. Y en Santa Cruz los conocemos muy bien.
A tres rugbiers se le encontraron en sus redes sociales mensajes de hace ocho años repudiables, xenófobos y agraviantes. Los mismos K (los mismos, las mismas personas) que insultaron a quienes criticaban a Maradona por su vida privada, porque «solo hay que juzgarlo por lo que hizo dentro de la cancha», quieren poco menos que suspender la práctica del rugby en Argentina, porque es «deporte de ricos, que son todos xenófobos y clasistas».
La desmesura de insultar a quién ataca a un «amigo de la causa», se conjuga con la desmesura de pretender quemar vivo a alguien que comete EL MISMO ERROR, pero que no es «de los nuestros».
Son los mismos que decían que era una «intromisión en la vida privada», la difusión de los insultos de CFK a opositores o el trato de «pelotudo» para sus sirvientes a los que les paga poniéndolos en el Senado.
O la difusión de mensajes donde hablaba de «hacer mierda» a los mismos que después buscó para armar el «Gobierno de Unidad». Y ahora, hasta critican a Matera porque dice que no le gustan unos sandwichs de miga. LA UAR que haga lo que crea correcto, pero pedir para Matera condenas que jamás pidieron para El Diego es vergonzoso. Y eso no es todo. El ahínco con que atacan a los rugbiers fue una excelente cortina para que se deje de hablar del desastre que hicieron con el velorio de Maradona.
Y volver con la cantinela de «ricos contra pobres», donde los ricos son el problema y ser pobre es la solución de tu vida (y la de ellos).
Si es por escarbar twits, el Presidente que comanda esta campaña contra tres pibes para pretender tapar su responsabilidad por el desastre del velorio, tiene algunos «mensajitos» que lo pintan de cuerpo entero: «Andamos muy bien, pedazo de hijo de puta» «Pajero y pelotudo… lo tuyo no tiene cura. Y no te insulto. Te describo» «Juro que no sabía que en San Juan sembraban boludos» «Nena, no es algo que me inquiete lo que vos creas. Mejor aprendé a cocinar. Tal vez así logres hacer algo bien. Pensar no es tu fuerte. Está visto» «Imbécil. No te digo puto porque eso no es un insulto. Hasta creo que los putos son más dignos que vos» «Guardate el insulto. No puedo contestarte por tu condición de mujer… pero imaginarás lo que me provocan tus palabras»
En el mismo doble discurso que ya es imposible de disimular, los funcionarios de un Gobierno que reivindica a los jóvenes idealistas, que ponían bombas y mataban gente, pero lo hacían «con respeto», pretenden enviar a la hoguera a tres pibes que cometieron errores. PERO LOS RUGBIERS RECONOCEN SU ERROR, NO LO REIVINDICAN.
¿Qué decir de la Concejal oficialista de Caleta Olivia, que escribió en redes sociales palabras descalificadoras y fuera de lugar sobre Maradona?
Más allá de lo que piense, un Concejal es un representante de TODOS, incluso de quienes son agraviados por sus palabras. Es bien claro que no tiene idea de lo que significa ser Concejal y que solo quiere escalar en su carrera política.
Entre otras cosas no entienden que la Función Pública es para SERVIR y no para SERVIRSE. Y que la investidura de un Concejal exige respeto en ambos sentidos. Pero la actual oposición tuvo un Concejal que regaló CINCO MIL terrenos porque creyó que era lo que correspondía, en un claro ejemplo de «Justicia por mano propia», indigno de la investidura.
Comienza un año electoral. Es hora de tomar al toro por las astas, reflexionar sobre nuestro poder y asumir que tanto oficialismo como oposición, en esta provincia y en todo el país, hace 30 años que «tiran juntos», cada uno con una partecita del negocio.
El Presidente acaba de decir en la reunión de la UIA que «el crecimiento debe sostenerse con el crecimiento de las Empresas», pero Marcó del Pont había dicho lo contrario hace tres días.
Es claro que el Estado de Santa Cruz (el bunker K desde hace 30 años) genera riqueza. El dilema es PARA QUIEN genera la riqueza.
El agua la maneja un «amigo» y también los camiones que la distribuyen. También el gas, la obra pública, el mantenimiento de edificios, la provisión de bienes y servicios al Estado y todo lo que se pueda imaginar. De alentar la generación de riqueza privada no hay nada.
Todo es del Estado Y ELLOS MANEJAN EL ESTADO, por lo tanto, todo es de ellos. Con el agravante de que NO PAGAN IMPUESTOS POR LA RIQUEZA QUE OBTIENEN, COBRÁNDOLE A QUIENES ARRIESGAN PARA CRECER. Y a los opositores se les da una migaja para que se queden haciendo su papel secundario en la obra.
La marcha del 28N contra la legalización del aborto, mostró que podemos unirnos tras objetivos comunes si lo hacemos en forma decente y sin estafas morales ni segundas intenciones.
Debemos decir basta… Involucrarnos, unirnos, pelear por la decencia y el respeto a todos. Respeto a quienes piensan igual o diferente que un funcionario, que cobra su sueldo de los impuestos que nos cobran a todos y no solo a quienes lo votaron. Basta de desmesura. Es hora del equilibrio, la previsibilidad y la honestidad. Ninguno de los grandes conglomerados políticos lo hará, sin antes despojarse de los vicios que arrastran hace años. Ni los de CK ni los de MM. Trabajemos por un nuevo tiempo, donde crecer y avanzar en forma honesta, cometiendo errores y, entre todos, corrigiéndolos.
Sin enemigos y con la misma moral para los que piensan como yo y para los que piensan lo contrario. (Segunda parte).

Deja un comentario