El edil Gabriel Murúa indicó que «no era el momento oportuno para incrementar los impuestos»

Su posición se volvió a destacar luego de que fuera citado el martes por la tarde por vecinos autoconvocados de Zona de Chacras.
El año 2021 tuvo un nuevo incremento de los impuestos municipales y el desfasaje se observa en lo que es el impuesto inmobiliario. Funcionarios de las áreas de Hacienda y de Planificación explicaron que en donde más se percibe la carga impositiva es en los terrenos baldíos.
En el caso de este sector lejano al ejido urbano de la ciudad, el concejal Murúa indicó que «han sufrido un exorbitante aumento». Agregó que, como lo dijo en la sesión en la que se aprobó la tarifaria, «no era el momento oportuno para incrementar los impuestos».

murua

Mencionó que esta medida se tiene que retrotraer y pensar en analizar una nueva tarifaria a mediados de año o cuando la situación económica lo amerita.
En datos obtenidos de La Opinión Austral, se indicó, por ejemplo, que un terreno baldío de hasta 300 metros cuadrados, antes pagaba 300 pesos mensuales, y con los nuevos montos se eleva a 800 mensuales.
El secretario de Hacienda, Martín Guerrero, había explicado al Concejo Deliberante, antes de que sea aprobada la ordenanza, que las tarifas tuvieron incrementos porque vienen con un «retraso de 2 a 3 años», y que, a partir de la situación del último semestre del 2020, fue necesaria hacer la reactualización, con la intención de llegar a un final de ejercicio 2021, si bien no de una manera superavitaria, que el déficit no sea tan grande, como el que se padeció en el último semestre del año 2020.
El impuesto Inmobiliario se compone además con las tasas de recolección de residuos domiciliarios de conservación de la vía pública, y los montos varían según la zona en donde esté ubicado el inmueble. Por ejemplo, una vivienda situada en un barrio alejado del microcentro, como el Rotary 23, de hasta 100 metros cuadrados, abona 487 pesos mensuales; lo cual difiere de lo que se paga por una vivienda familiar en el céntrico barrio 26 de Junio, que en algunos casos llega a los 797 pesos por mes.
Pero los valores que han salido a remarcar algunos ciudadanos son los de superficies más extensas, ubicadas en Zona de Chacras. Desde la Subsecretaría de Planificación explicaron que se percibe más el incremento sobre los terrenos baldíos, que en todas las ciudades suelen ser los más altos.
Por ello, recomendaron a los vecinos de esa zona que si han edificado en esos sitios baldíos, procedan a la regularización dominial, con la aprobación de planos entre otros trámites. En efecto, más del 30% de los propietarios en Caleta no tienen su situación dominial regularizada.
«Creemos que esta medida de aumento y en especial para lo que tiene que ver con terreno baldío, que ha aumentado 1000%, es una medida que genera que menos contribuyentes paguen las tasas municipales», dijo el concejal Murúa.
Agregó que «es una medida que se tiene que retrotraer, creo que no hubo un aumento de 1000% de un año a otro en nada. No hay un ejemplo ni a nivel provincial ni a nivel nacional que haya un aumento de más de 1000% como aumentó el impuesto para el terreno baldío».
Hoy se convocó a una reunión en conjunto con la FUVECO y los demás concejales de la localidad, a las 20 horas para poder charlar este tema con todas las entidades.

Deja un comentario