Medicamentos: precios que enferman

precios

Entre un 287% hasta un 1.300% fueron los incrementos que sufrieron los medicamentos durante el 2020, y dadas las variables económicas, la cotización del dólar y los índices de inflación que se pronostican para el 2021, se estima que el precio de los remedios seguirá en alza hasta llegar a valores que en muchos casos serán «inalcanzables» para millones de argentinos.
«Fue tal, la subida en los precios, que la Unión Argentina de Entidades de Salud (UAS) presentó una denuncia ante el Ministerio de Salud de la Nación para que se detenga el aumento del 278% en los medicamentos que aplicaron los laboratorios el año pasado», informó ayer Roberto Villavicencio, el presidente de Sanatorios y Clínicas de Rosario en una entrevista con el periodista Jorge Lanata, por radio Mitre, que en esta ciudad re trasmite FM 95,7 +Radio.
El dato lanzado no es menor ya que elprecio de los medicamentos afecta a todo el país, pero en esta zona se encarecerían aún más por los costos logísticos.
En un relevamiento realizado por el diario Mas Prensa, se pudo corroborar la magnitud de los aumentos y mediante un cuadro comparativo queda graficado el impacto que esto tiene el bolsillo de los consumidores (ver cuadro).

precios de remedios

Subas exorbitantes
En la entrevista con Lanata, Villavicencio señaló con preocupación que los aumentos que se aplican, son muy por arriba de la inflación y por eso se realizó la denuncia, con la intención de detener estas prácticas.
«Los medicamentos, la industria de laboratorios no está regulada, pone los precios de acuerdo al mercado. Por el contrario, las instituciones que tienen la obligación de dar el servicio, obra social, Pami, prepagas, tienen sus planes de salud acotados a los aumentos que da el Estado», sintetizó para exponer el cuadro de situación.
Según Villavicencio, tras la denuncia «salió una resolución del Ministerio de Salud que les impidió seguir con los aumentos. Dentro y fuera de las instituciones sanatoriales el aumento se da muy por encima de la inflación haciendo inaccesible al bolsillo del paciente. Por otro lado, el Gobierno no deja que aumenten los planes de salud. Hay 14 millones de personas que están cubiertas por las provincias y obviamente este aumento les corrió a ellos también. No solamente aumentaron, sino que no teníamos stock», remarcó para que quedase en claro la magnitud del problema.
De este modo queda en claro que al problema sanitario producto de la pandemia, este año se le sumarán otros como la deficiente y colapsada capacidad del sistema de salud pública, la presión que soporta el sistema de salud privado para atender la demanda más allá del problema del Covid-19 y el fuerte impacto en los costos de atención médica que tendrá el «incontrolable» precio de los remedios.

Acerca de Redaccion

Deja un comentario