La Patria está en peligro

Por Guillermo Ritondale. NOS Caleta Olivia.

Uno de los pilares sobre los que debe asentarse el régimen autoritario que gobierna a Santa Cruz hace varias décadas y que se está apoderando de todo el país es la ignorancia. Solamente un ignorante se conforma con un plan social miserable y vota agradecido a quien se lo da.

noseescucha

“La necesidad tiene cara de hereje” decía mi papá. Pero una cosa es aceptar una limosna porque nos hace falta y otra cosa es endiosar a quién nos transformó en mendigos y ahora nos da la limosna. Para esto hay que haber pasado por un proceso de desgaste de la personalidad que lleva generaciones. Por eso, cuando se critica al sistema político debemos entender que son las dos grandes fuerzas, fundadoras de la grieta, tan responsables una como la otra (a veces por acción y otras por omisión) del empobrecimiento de los valores y de la cultura de la población. PORQUE AMBOS LADOS DE LA GRIETA SE ALIMENTAN DE LA IGNORANCIA.

Los “elegidos” son la “clase política” y el resto debe tratar de recibir alguna miguita que caiga de la mesa del banquete.

Mayra Mendoza, Intendente K de Quilmes, quitó la enseñanza del idioma inglés de los Jardines de Infantes de su Municipio. Pero envía a su hija a un Colegio Bilingüe.

Los dirigentes políticos y sindicales peronistas siguen cantando “combatiendo al capital”, mientras amasan fortunas obscenas con dinero que sacan a los trabajadores.

¿Por qué eso ocurre, es tan evidente y no cambia?

Porque las masas son ignorantes. Cuando crecen, se dan cuenta de que no tienen oportunidades en la vida, que solo pueden encontrar un padrino político que los lleve como a una mascota y le asegure la (poca y mala) comida diaria. Y “cualquier cosa que necesites veme y te lo arreglo”.

Sólo un ignorante acepta eso como modo de vida. Quien estudia se empodera, reconoce su fortaleza, entiende que se puede, asume que “ningún lugar está lejos”. Sueña, planifica, lucha y evoluciona. Y no permite que ningún mediocre burócrata le maneje la vida.

Tampoco es entendible la convicción con que tanta gente lleva a sus hijos por el mismo camino de frustración que ellos mismos transitaron. Una persona que estudia, quiere que sus hijos lo superen, quiere transmitir valores, despertar inquietudes.

Es entendible que los corruptos mediocres que nos gobiernan (a ambos lados de la grieta) no quieran que las personas “se den cuenta” de que, si se juntan y forman un espacio político sólido y democrático, no habrá más lugar para que Milagro Sala sea docente en una Universidad, o que Boudou dicte un seminario en la UBA.

Este año se cumplen 14 años desde que el ex Ministro Daniel Varizat atropellara a docentes que se manifestaban. En ese momento ya era muy fuerte el reclamo docente por las malas condiciones laborales, que hoy están pauperizadas. Por supuesto que el Gobierno es responsable, pero ¿El Gremio docente ADOSAC no tiene nada que ver? No hablo de dirigentes puntuales o docentes comprometidos, pero la entidad como tal ¿Ayuda en busca de solución o “frena” a los conflictivos y ayuda a que el problema se mantenga? ¿Lo hace por complicidad o por ignorancia? No creo que sea muy difícil de entender. Claramente el Gremio hace más de 20 años es conducido por la misma línea de pensamiento y la docencia es paupérrima.

Mi hijo tiene clases por zoom. Un día no tiene porque la profesora no tiene internet. Otro día se suspende porque en la casa del profesor no hay luz ¿Es muy difícil que los docentes cumplan su horario en su lugar de trabajo? ¿Y que las Escuelas cuenten con los medios para transmitir por zoom? Llevamos más de un año de cuarentena, pero además todas serían modificaciones que mejorarían el equipamiento escolar.

Algunos docentes trabajan a destajo para cumplir su rol, pero el panorama general es desolador.

Además, hay Colegios donde las cosas se hacen bien, donde se forman los futuros dirigentes. Y otros donde todo se hace mal y se forman los futuros dirigidos. Todos cada vez más pobres intelectualmente, pero algunos mucho más pobres que otros.

No es diferente el panorama en el resto del país. Se ve y escucha mucho más al impresentable de Baradel que al Ministro de Educación.

Y es ahí donde se cierra el círculo: la única oportunidad de un niño abandonado por el sistema, es que su familia lo contenga. Pero la familia está empobrecida moralmente, porque vive de la limosna de quién lo empobreció. Y los niños se está formando: a) Mal nutridos, lo que deteriora su capacidad cognitiva. b) Sin un sistema educativo que le traslade valores morales y conocimientos científicos. c) Sin idea ni aproximadamente del rumbo que lleva el mundo civilizado d) Sin acceso a las nuevas tecnologías y herramientas de desarrollo. e) Sin una familia de donde recibir ejemplos que lo encaminen. f) Con un entorno cada vez más violento y amoral, donde lo único que reciben son oportunidades de arruinar su vida.

El 57% de nuestros niños son pobres y viven de este modo. Del otro 43% una buena parte está caminando por la cornisa, a punto de caer en ese grupo. El Gobierno, claramente, está haciendo todo lo posible por empujarlos a ese lugar y consolidar la pequeña casta de los “acomodados”.

Los que tienen los medios huyen del país, y educan a sus hijos en lugares más dignos.

Cuando decimos que “La Patria está en peligro” no hablamos de una consigna política vacía, sino de una conclusión lógica y, lamentablemente, cada vez más cercana.

Deja un comentario