Un joven muere en la comisaría 5° y su madre puso en duda el accionar policial

Caleta Olivia
El joven, de 19 años de edad, fue identificado como Rodrigo Curaqueo y había sido encontrado sin vida en horas de la tarde ayer. Había sido detenido por hechos de violencia en la vivienda de su madre.
El joven al omento de su detención iba a ser trasladado al Hospital Zonal, por lo que cuando un efectivo lo buscó en su calabozo se encontró con el cuerpo «sin signos vitales» de Curaqueo, quien habría sujetado una prenda de vestir mangas largas en su cuello; la misma estaba sujetada a un extremo de los barrotes de la ventana ubicada en la misma celda.

Screenshot 20210408-114512 2

Tras el hecho, se convocó a la ambulancia del HZCO y al llegar el médico de Guardia, y con la presencia de la Dra. Aguilar, médica policial de turno confirma su deceso.
En tanto, su madre, Andrea Muñoz, había expresado que su hijo había sido detenido por la tarde y que a la medianoche le dieron la noticia de que había fallecido.
Esta mañana, en las puertas del juzgado de instrucción, Muñoz reclamó que la dejen ver a su hijo, afirmando en su estado de nervios «que lo mataron».
La mujer quería corroborar que el cuerpo de su hijo no tenga golpes y pide justicia y esclarecimiento del caso.

Screenshot 20210408-114215 2

«Eran 6 horas no más que él tenía que estar detenido y a las 12 de la noche fueron a decirme que se había ahorcado, que tenía que esperar hasta hoy, que se haga justicia por mi bebé, 19 años tenía mi hijo», mencionó frente al juzgado a los medios de comunicación allí presentes.
El joven fue detenido en estado de ebriedad y por haber tirado piedras hacia el domicilio de la madre. Andrea Muñoz expresó que «estaba en un acto de rebeldía, rompió los vidrios de mi casa y por eso lo agarraron, yo llamé a la policía pero no era para que lo maten, que se colgó es una mentira. Dicen que son dos chicos los que se mataron. No está confirmado que él haya decidido quitarse la vida, no me dejaron entrar ayer en la comisaría, me mandaron al hospital y mi hijo no estaba ahí».

 

Deja un comentario