En el 69° aniversario de su fallecimiento, Soloaga instó a recordar el legado de Evita

El titular del Consejo Local del PJ y de la Comisión de Fomento de Cañadón Seco, Jorge Marcelo Soloaga, presidió en la tarde del lunes la conmemoración del 69° aniversario del paso a la inmortalidad de María Eva Duarte de Perón.
El acto se realizó en el SUM de la comuna, donde fue presentado el nuevo busto de la «abanderada de los humildes» diseñado por el escultor bonaerense Gerónimo Villalba, el cual reemplazará en breve al que está ubicado en el pedestal de la Plaza de la Mujer.
Este último había sido colocado en el año 2014 y acusó deterioros a causa de las inclemencias climáticas, por lo cual será restaurado para luego ser ubicado en la sede del PJ.

WhatsApp Image 2021-07-27 at 10.35

El acto se realizó en el SUM de la comuna de Cañadón Seco.

El que lo reemplazará fue construido con fibra de vidrio y otros materiales de gran resistencia al rigor de los fenómenos meteorológicos de la Patagonia, se indicó.
Durante la ceremonia, se colocó una ofrenda floral, se rindió un minuto de silencio y luego se escucharon los discursos de dos integrantes de la Rama Femenina partidaria, Mirta La Rosa y Gisella Olivero.
Luego hizo uso de la palabra Jorge Soloaga, quien en principio resaltó que una infinidad de hombres y mujeres, no solo de Argentina sino también de otros de América Latina y del resto del mundo reconocen que la figura de Eva Perón es un emblema en la búsqueda de la libertad y de la dignidad de los pueblos.

Justicia social

Seguidamente, a modo de retórica citó que «su impronta, su mensaje, su referencia y su vuelo extraordinario quedaron para siempre en el corazón de la gente y sirven como un faro maravilloso en tormentas y tinieblas que se presentan en las sociedades del mundo para encontrar la salida del sol que es la justicia social».
Esto último, puntualizó, es por lo que luchaba Evita a fin de construir derechos y nuevas fórmulas para lograr el despegue definitivo de los sectores más humildes y postergados, contraponiéndose a quienes destruían esos derechos, algo que también ocurre actualmente por parte de personajes que anteponen intereses espurios para que la riqueza se concentre en manos de pocos.
En los tramos finales de su alocución dijo que para los peronistas «es un deber y un compromiso ineludible reconocer a Evita» pero no solo limitándose a recitar su biografía sino hacer lo mínimo que ella exige desde su alma, corazón y legado de militancia.
En ese sentido destacó que quienes siempre la comprendieron e interpretaron fueron los sectores más humildes de la sociedad, llevando adelante más acciones que palabras.
Finalmente afirmó que hoy más que nunca es imprescindible «recordar a Evita, fundamentalmente aquí en nuestra provincia para recuperar y restaurar el peronismo antes de que sea tarde para así poner a Santa Cruz de pie, con las auténticas y vigentes banderas de justicia social y dignidad, cumpliendo lo que ella simbolizó y simbolizará por los tiempos de los tiempos».