Sergio Robles viaja a Grecia para participar de la Spartathlon

De la competencia participarán 341 atletas de todo el mundo quienes recorrerán 246 kilómetros uniendo Atenas con Esparta; el caletense partirá hacia Europa este fin de semana, pero previo a ello contó que cumplirá un sueño y que espera dejar en lo más alto a la Argentina y en particular a la ciudad.
A través de declaraciones vertidas al programa QUE, el «Zurdo» Robles comentó que es un agradecido de todo lo que le está pasando y que nada sería posible si no fuera por la ayuda de vecinos, de instituciones y funcionarios que tomaron la determinación de apoyarlo. También dijo que la competencia se iba a desarrollar el año pasado pero que se suspendió producto de la pandemia.

WhatsApp Image 2021-09-16 at 20.58

El atleta local quien dice tener pasión por lo que hace, habló de los cambios que tuvo que hacer para llegar de la mejor manera. «La alimentación es la clave como también el descanso, y agradezco a mi mamá por el acompañamiento en estos 4 años, y en Grecia me acordaré de los gestos que me ayudaron», recalcó. También señaló que los entrenamientos son muy sacrificados y más teniendo en cuenta que es efectivo de la policía de la Provincia y que tiene que sumar adicionales para poder lograr el sustento para él y su familia.
Asimismo, el Zurdo, como lo apodan, aclaró que ya tiene listo los pasajes, la indumentaria y reconoció a todos los que lo llamaron de manera privada y colaboraron. Este lunes emprenderá un nuevo sueño. Sergio Robles partirá junto a un grupo de argentinos que también van en búsqueda de la hazaña en Grecia, en una competencia altamente profesional y donde hubo que clasificar previamente y además, tener la suerte de salir sorteado, tal como le pasó a nuestro atleta.
La competencia surgió en 1983, cuando un grupo de ingleses rememoraron la hazaña lograda por el mensajero Filípides, que fue enviado desde Atenas a Esparta para pedir ayuda durante la invasión persa. El circuito comienza en Atenas, en una zona cercana al Odeón de Herodes Atticus y al Ágora. Con la largada pautada a las 7, se pasa por el Itsmo de Corinto, el Monte Parthenio y se finaliza en Esparta, a los pies de la estatua de Leonidas I, el rey espartano que murió en la Batalla de las Termópilas luchando contra los persas. Los corredores que concluyen la carrera reciben una corona de laurel y un cuenco con agua sagrada del río Eurotas.