Ante el avance de mar tuvieron que demoler la garita de Tránsito y Transporte en el acceso norte

Luego de que la Secretaría de Planificación realizara durante un tiempo los análisis pertinentes, el martes por la mañana, se dio lugar a la demolición de la Garita de control ubicada en el acceso norte de la ciudad. La misma se levantó hace 50 años atrás aproximadamente. El equipo de la Secretaría de Obras Públicas, fue el encargado de concretar dicha tarea, que una vez finalizada se procederá a la nivelación del terreno para crear una playa de estacionamiento.

WhatsApp Image 2021-09-21 at 18.04

El secretario de Gobierno, Pablo Calicate, quien estuvo en el lugar supervisando el lugar, explicó que se intentó por todos los medios salvar la situación, pero fue contundente el dictamen del área de Planificación, que determinó que no había otra alternativa que el derrumbe, a razón del avance que tiene el mar en la zona.
«Fue necesaria para que no exista algún riesgo del personal que está trabajando en ese lugar. Se contempló realizar algún tipo de contención, pero requería de una obra muy amplia que implicaría un costo muy elevado y no era viable», sostuvo.
Asimismo, mencionó que todas las instalaciones que comprenden Abasto, Tránsito y demás dependencias de control de ingreso a la ciudad están contempladas dentro de la futura obra de la circunvalación, y anunció que están analizando diferentes alternativas de limitación en la franja costera, para determinar cuáles son los trabajos específicos posibles, teniendo en cuenta que la erosión que produce el mar en el terreno es inevitable.

WhatsApp Image 2021-09-21 at 18.04

«Mientras tanto, los controles se continuarán desarrollando de forma normal y hay que tomar las mejores medidas junto al área de Planificación y Desarrollo Estratégico, a fin de prevenir algún accidente en la geografía de allí», cerró.
Por otro lado, Carlos Ibarra, responsable de Obras Públicas, manifestó que el análisis de la situación fue un proceso que llevó mucho tiempo, donde se hicieron varios relevamientos y se buscó la forma de salvar la edificación que tenía más de 50 años.
«Viendo lo costoso que era efectuar algún tipo de muro de contención, se decidió demolerla antes que produzca un accidente. Después modificaremos el nivel del terreno nuevamente para que se utilice como estacionamiento con precaución», concluyó.