Es momento de tomarse en serio el cambio climático

Los impactos climáticos son generalizados, rápidos y cada vez más intensos
Por Prof. Norberto Ovando*

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático COP26, organizada por el Reino Unido en colaboración con Italia, tendrá lugar del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021 en el Scottish Event Campus (SEC) de Glasgow (Reino Unido), es una oportunidad para que los líderes de todos los países del mundo hagan de 2021 el punto de inflexión necesario para tomar medidas sobre la emergencia climática.

Mas gases efecto invernadero = mas calentamiento global-imagen de referencia

Los compromisos climáticos actualizados
«muy por debajo» del objetivo de París

En preparación para la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) para la COP26, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) actualizó su síntesis de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC por sus siglas en inglés) de los países. La actualización se basa en un aumento proyectado de las emisiones globales en 2030 para todas las NDC disponibles, lo que puede conducir un aumento de la temperatura media global de aproximadamente 2,7°C para finales de siglo.
El informe sobre la brecha de emisiones 2021 del Programa de las Naciones Unidas para el medio Ambiente (PNUMA) advierte que, si bien las promesas de cero neto podrían «reducir» otros 0,5°C, su contribución dependiente de una implementación oportuna y eficaz.
El informe de síntesis publicado el 25 de octubre pasado, sobre las últimas actualizaciones de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC por sus siglas en inglés) ven la luz en un nuevo informe publicado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el que se advierte que las naciones deben «redoblar urgentemente sus esfuerzos climáticos» si se pretende no superar el umbral de los 2 grados Celsius establecidos en el Acuerdo de París.
Con las nuevas NDC presentadas por 192 Partes, que abarcan aproximadamente el 59% de las Partes del Acuerdo de París y representan el 49% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero (GEI), se espera un aumento de alrededor del 16% en las emisiones globales de GEI para 2030. Este aumento de las emisiones se traduce en un aumento de la temperatura media mundial de unos 2,7°C a finales de siglo, o antes.
«No estamos ni cerca de donde la ciencia dice que deberíamos estar», advirtió Patricia Espinosa, Secretaria Ejecutiva de la CMNUCC. Instó a los países a «redoblar urgentemente sus esfuerzos climáticos si quieren evitar aumentos de la temperatura global más allá del objetivo del Acuerdo de París de muy por debajo de 2°C, idealmente 1,5°C, para finales de siglo».
Las mediciones de la temperatura global en 2020 marcaron 1,2°C por encima de las temperaturas de la era preindustrial (1880).
La Organización Meteorológica Mundial (OMM) predice que hay 20% de probabilidad de que el aumento de las temperaturas supere temporalmente los 1,5°C a partir de 2024.
La publicación del PNUMA titulada «Informe sobre la brecha de emisiones 2021: El calor está encendido: Un mundo de promesas climáticas aún no cumplidas», refuerza los hallazgos de la CMNUCC. Emitido antes de la COP26, el 26 de octubre, advierte sobre una brecha de emisiones que «sigue siendo grande». En comparación con las NDC nuevas o actualizadas y otros compromisos para 2030, incluidas las NDC nuevas o actualizadas y otros compromisos para 2030, reducen las emisiones proyectadas para 2030 en solo un 7,5%, muy por debajo del 30% necesario para mantener el aumento de la temperatura media anual en 2°C y 55% requerido para 1,5%°C.
Al mismo tiempo, el informe encuentra que los compromisos de cero neto «podrían hacer una gran diferencia» al llevar a cabo el aumento de la temperatura promedio global a 2,2°C, si se implementan de manera completa, oportuna y efectiva. El informe sobre la brecha de emisiones enfatiza que el cambio hacia cero neto importa ya que el calentamiento global es «casi linealmente proporcional» a la cantidad neta total de dióxido de carbono (CO2) antropogénico emitido en la atmósfera y el balance total de carbono utilizado. Sin embargo advierte el PNUMA que, «muchos de los planes climáticos nacionales retrasan la acción hasta después de 2030, lo que genera dudas sobre si se puede cumplir las promesas cero».
«Las naciones deben implementar las políticas para cumplir con sus nuevos compromisos y comenzar a implementarse en unos meses», dijo la Directora Ejecutiva del PNUMA, Inger Andersen, al presentar el informe. «Necesitan hacer sus promesas de cero neto más concretas, asegurándose de que estos compromisos se incluyan en las NDC y se lleven a cabo acciones».
Cada año, el Informe sobre la brecha de emisiones evalúa el potencial de sectores específicos. Este año, el informe se centra en el metano (CH4) y los mecanismos del mercado. Encuentra que la reducción de las emisiones de metano de los combustibles fósiles, los desechos, la ganadería y la agricultura «puede contribuir a la brecha de emisiones y reducir el calentamiento a corto plazo».
El informe reconoce el potencial de los mercados de carbono para lograr una reducción real de las emisiones e impulsar la ambición. Sin embargo, subraya que solo pueden hacerlo «cuando las reglas están claramente definidas, diseñado para garantizar que las transacciones reflejen las reducciones reales en las emisiones y estén respaldadas por acuerdos para rastrear el progreso y brindar transparencia».
Ningún país de Latinoamérica está en línea para para cumplir con la meta de poder llegar a ser carbono neutrales al 2050. El único país que se destaca es Costa Rica, que presentó oficialmente una estrategia de «descarbonización» a largo plazo y que incluye al sector energético.
El Papa Francisco pidió a la COP26 «Ofrecer urgentemente respuestas eficaces a la crisis ecológica sin precedentes». Ello permitirá dar «una esperanza concreta a las generaciones futuras».
El Santo Padre afirma que «Nuestras seguridades se han derrumbado, nuestro apetito de poder y nuestro afán de control se están desmoronando».

Fuente PNUMA/AAPN
* Presidente / Asociación Amigos de los Parques Nacionales (AAPN)
Experto Comisiones Mundial de Áreas Protegidas (WCPA) y,
Educación y Comunicación (CEC)
Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN)