Habilitan hectáreas del Parque Patagonia para pastoreo de ganado vacuno

Tras la inquietud de vecinos de las localidades de Perito Moreno y Los Antiguos sobre la habilitación de pastoreo de animales vacunos en hectáreas de «La Ascensión», donde actúa Parques Nacional Patagonia, Más Prensa pudo dialogar con Pablo Agnone, Intendente del PN Patagonia sobre el proyecto.
Sin dudas, el funcionario indicó que «es un tema que puede hacer algún tipo de ruido en cuanto a los objetivos que tiene que ver con un área protegida y la incorporación de esta modalidad».
Agnone mencionó que hay una habilitación de pastoreo, y se da sobre un sector del Parque dentro de la ex estancia La Ascensión que desde 1912 fue un establecimiento ganadero del lugar.

La-Ascencion-Jack-Porter-1-1

Ex estancia La Ascención

A través del proyecto de formación del Parque Nacional y la incorporación de nuevas tierras a través de la Fundación Flora y Fauna Argentina aceptadas por Parques Nacionales se le da un manejo para orientarlos en lo que es los objetivos de conservación de área protegida y de recreación para las comunidades vecinas del lugar y obviamente la comunidad en su conjunto, para que pueda tener lugares de dispersión y de recreación en el lugar.
«En base a esto – contó Pablo Agnone – cuando se toma posesión sobre lo que es la propiedad de La Ascensión, obviamente es un establecimiento que estuvo durante años sujeto a un sistema ganadero, entre los cuales se pudo ver lugares donde fueron utilizados para la obtención de pasturas artificiales que tiene que ver con el forraje alfalfa; esos cuadros existen y están, los cuales es muy difícil revertir esa situación porque volver a su estado original ese lugar seria casi imposible de generar».
En relación a eso y por el desuso de ese tipo de cuadro de pastura, hubo un crecimiento excesivo de pastos sin ningún tipo de control para lo cual y con el objetivo principalmente de evitar algún tipo de riesgo en lo que respecta a incendios en el lugar y encontrarnos en lugares de recreación se buscó y se evaluaron distintas formas en conjunto con la parte técnica de Parques Nacionales.
En este sentido se presentó un proyecto que tiene que ver con el aprovechamiento de estos antiguos potreros destinados a la pastura con la finalidad principal de disminuir la carga combustible y evitar así incendios.
Este proyecto tiene dos patas importantes, que tiene que ver con la utilización de disminución de pasturas a través de la incorporación de ganadería, y el corte mecánico en lugares que así lo permiten.
Estas dos modalidades son porque al pasar tanto tiempo de no tener ningún tipo de control sobre este lugar se generaron mogotes y pastos muy duros, difícil de sacarlos con desmalezadora.

Lugar de pastoreo

En un trabajo junto con el INTA, la Dirección Nacional Austral de Parques Nacionales, el Consejo Agrario y actores de la localidad, se observó la falencia en muchos lugares de pasto para la producción ganadera.
Y como remanente dentro de ese área protegida se encuentra ese lugar de pastos artificiales. Aquí se recalcó que no es que se incorporan animales a un lugar en recuperación o que tenga una importancia biológica significativa, sino que es un ingreso de animales de un número controlado en un sector particular para que disminuya la densidad de pasturas en ese lugar, para posteriormente poderlos cortar.
«La quema prescripta que hace al manejo de pasturas no es una posibilidad ya que la presencia de fuertes vientos hacen que sea un riesgo innecesario en lo que es este sector, y viendo la necesidad de los actores locales de requerimiento de pastura se trabajó con instituciones locales y organismos de la provincia, para poder llegar a un aprovechamiento sustentable de ese sector, para lo cual se hizo todo un proyecto, una evaluación y se determinó los sectores con mayor presencia de este tipo de pasturas», dijo Agnone y siguió: «junto con el INTA, se autoriza la incorporación de 30 vacunos en un sector especifico para que puedan estar por 60 días comiendo en ese sector para luego retirarlos y contar con un lugar apto para poder cortarlo con maquinaria».

1546899516 Pablo Agnone

Pablo Agnone.

Consideró que el resultado es más que positivo, porque se habla de un aprovechamiento de ambas partes. «Es un beneficio mutuo, para disminuir la presencia de pasturas no deseable para nosotros, que han generado residuo combustible importante, lo cual puede ser aprovechado por un actor local en cuanto a la producción ganadera.
Es una habilitación por 60 días con un numero determinado en un sector especifico para cumplir; y está siendo monitoreado en forma diaria para ver como va el avance».
Sumado a esto también se hace un corte mecánico para poder aprovechar y ponerlo a disposición de alguna entidad sin fines de lucro, municipio o asociación ganadera que puedan llegar a necesitar este forraje residual dentro del área para su beneficio económico.
«Se trabajó junto con los vecinos principales locales de Perito Moreno y Los Antiguos, junto con el INTA, una parte muy importante, el SENASA ha participado en cuanto a los certificados de sanidad y particularmente la Agencia de Los Antiguos que convocó a productores locales que estaban interesados en poder hacer esa actividad y en condiciones de poder tener ese compromiso en base a los objetivos de la autorización», dijo el Intendente de Parque Nacional Patagonia.
Dicha habilitación de pastoreo en el Parque comenzó hace 15 días, ya hay animales dentro del lugar, son vacunos menores, terneros que están confinados con alambre eléctrico y hasta ahora bajo el cuidado de sus propietarios siendo monitoreados por la gente del INTA que lleva adelante el estado de pastura y su aprovechamiento.

Experimental

La habilitación – según Agnone – es de forma experimental, para trabajar en forma conjunta con los productores y actores locales para beneficio mutuo de un manejo único en lo que respecta a este lugar en particular, un área de conservación significativo, antropizada, con cultivos y cosecha de forraje artificial de la que hoy Parques toma posesión. «De eso se trata, de trabajar en forma conjunta para concretar objetivos que tienen que ver mas allá de la conservación, con la integridad de las comunidades en beneficio mutuo».
En cuanto a experiencias en otros Parques, Agnone aseguró que existe el pastoreo y ya no de manera experimental. «Hay pobladores dentro de áreas protegidas que tienen este uso regulado por Parques Nacionales y que hacen al pastoreo de equinos, vacunos, cabras, ovejas; y que son requeridos para la estabilidad de estas comunidades en un marco de un desarrollo sustentable en materia de buscar el equilibrio entre ese tipo de actividad y conservación del área», finalizó.

Florian-von-der-Fecht-Estancia-La-Asencion-20

Contradicción

Por otro lado, hubo vecinos que se vieron confundidos ante tal decisión. Indicaron que «sorpresivamente la Intendencia del Parque Nacional Patagonia habilitó el pastoreo de ganado vacuno en la Estancia La Ascensión, próxima treinta y siete kilómetros de Los Antiguos, por ruta 43. La misma se encuentra dentro del Parque Nacional Patagonia y constituye uno de los Portales de acceso al mismo y fue donada con cargo al Estado Nacional por la Fundación Flora y Fauna.
«Esta decisión está en abierta a contradicción con los objetivos conservacionistas del área y en particular con las cláusulas establecidas en el contrato de donación. Entre otras cláusulas establece: la conservación a perpetuidad de las especies existentes, de los procesos biológicos, de las características paisajísticas naturales y biodiversidad. Prohíbe la extracción de materia vegetal e incluso para personal del Parque, no se pueden modificar caminos existentes», indicaron y más allá de eso, acusan a que «llamativamente, se beneficia a un chacarero de la localidad de Los Antiguos, quien fue autorizado por la Policía Santacruceña a trasladar los animales desde Los Antiguos hasta Estancia La Ascensión sin el amparo de la correspondiente guía de campaña».
En este sentido, mencionan que «el SENASA otorgó (aparentemente) Documento de Tránsito Electrónico que certifica el estado sanitario de la hacienda, pero no la propiedad de la misma, y llama la atención por cuanto el tránsito autorizado debe ser de un establecimiento habilitado para cría vacuna con correspondiente número
de RENSPA a otro establecimiento habilitado». Es aquí donde vecinos del lugar se preguntan si «tiene inscripción SENASA La Ascensión y porqué si no está destinada a cría de animales».