Cambia Santa Cruz pide la vuelta a clases «sin pase sanitario»

En este sentido, una de las referentes del pedido fue la senadora por Santa Cruz María Belén Tapia, quien dijo que «el pase sanitario en las escuelas es irrisorio».
La senadora se sumó al reclamo impulsado por Cambia Santa Cruz para pedir la vuelta a clases completa en la provincia sin la aplicación de un pase sanitario: «Los chicos no pueden seguir perdiendo días de clases. Todos deben volver a las aulas», remarcó la legisladora.
«Me sumé al pedido realizado por el bloque Cambia Santa Cruz, de la Cámara de Diputados Provincial, para garantizar el acceso a la educación presencial, a la totalidad de las niñas, niños y adolescentes de nuestra provincia.

descarga

Les corresponde, es su derecho y se ve cercenado por la resolución 147/22 emitida en conjunto por el Ministerio de Salud y Ambiente y el Consejo Provincial de Educación, que además es claramente discriminatoria al clasificar a los estudiantes en «vacunados» y «no vacunados», remarcó la legisladora Tapia.
Además indicó que se realizó un expreso pedido tanto a la Gobernadora como al Ministro de Salud y Ambiente y la Presidente del Consejo Provincial de Educación para que revean la medida y garanticen las clases para todos los alumnos, sin discriminación ni excepciones.
«Le pedimos a las autoridades provinciales que se revean las decisiones tomadas a fin de que nuestras niñas, niños y adolescentes puedan seguir no sólo estudiando en las aulas sino también enriqueciéndose desde el punto de vista humano y social como solamente la escuela los puede nutrir.»
La Senadora dijo que es importante destacar que ley 27.573, con la cual se habilitó al Ejecutivo Nacional para que realice lo pertinente para la adquisición de vacunas contra Covid-19, dejaba muy claramente expresado que se trataba de una aprobación de emergencia: «Esta situación no ha cambiado. Por lo cual, la vacunación en nuestro país es voluntaria y carece de toda lógica menoscabar el derecho fundamental de los niños a la educación (que, no olvidemos, sí es obligatoria) por no tener una vacuna que no lo es.