En Corrientes, el fuego ya consumió casi un 10% del territorio

Ya arrasó 800 mil hectáreas en Corrientes, y el gobierno estima en más de $ 26.000 millones las pérdidas por los incendios.
Unas 12 provincias enviaron ayuda para combatir los incendios, y a las tareas de los bomberos, socorristas, voluntarios y bridagistas se sumó personal de las Fuerzas Armadas y el Ejército.
La provincia se encuentra bajo un alerta por temperaturas máximas de entre 37 y 40 grados en todo el norte, lo que es considerado un agravante del complicado cuadro de incendios rurales que está fuera del control y que se extendería hasta marzo.

62128a536bacd 900

Foto: Pepe Mateos

A la par, se tendieron docenas de redes solidarias, tanto para ayudar a las organizaciones de bomberos voluntarios como para proteger a la fauna autóctona, que se ve amenazada en su hábitat. El espíritu de colaboración a nivel nacional es total y son muchos los que participan de las colectas organizadas por diferentes empresas y ONGs, se indica en Infobae.
Sin embargo, la ayuda no es suficiente y el fuego ya consumió 850 mil hectáreas. «Hoy está colaborando muchísima gente. Hay bomberos de toda la Argentina y ayer entraron bomberos de Brasil a la zona de Santo Tomé porque los incendios no solo están en el Estero del Iberá y alrededores sino también en los campos, las plantaciones y las cañadas», precisó a TN Walter Drews, intendente del Parque Provincial Iberá.
Drews describió que hay frentes de fuego de hasta 4 km que son muy difíciles de combatir porque hay campos donde se complica el acceso.
El intendente del Parque Provincial Iberá recordó que los primeros incendios arrancaron hace un mes y que las condiciones climáticas complicaron aún más la situación. «Está todo muy seco y cualquier cosa puede producir un incendio. Venimos de una sequía muy grande, de dos años sin lluvias regulares», señaló Drews, al confirmar que actualmente hay 17 focos activos.

62128a58eda0b 900

Foto: Pepe Mateos

Desde su cuenta de Twitter, el gobernador Gustavo Valdés confirmó que también le pidió ayuda a EE.UU. «Corrientes necesita de más recursos para superar la emergencia ígnea, por eso solicité la colaboración de Estados Unidos, a través de su embajador en Argentina, Marc Stanley», admitió luego de que el presidente Alberto Fernández le prometiera ayuda económica a Corrientes.
A pesar de la asistencia que la provincia recibe de los ministerios de Agricultura, del Interior y de Defensa, no se logra controlar el incendio y no solo preocupa la destrucción de la flora y la fauna provincial sino también las pérdidas de puestos de trabajo y la producción agrícola.
«La única solución es que llueva», dijo Drews.
Algunas versiones, abonadas incluso por el ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié, indicaron que muchos de los incendios forestales fueron iniciados intencionalmente, y la Fiscalía Ambiental provincial dispuso la detención de un hombre que estaría vinculado al inicio de unos de los focos aún activos.
En el grave contexto, las autoridades aguardan con ansias la llegada de lluvias para que, poco a poco, se puedan ir apagando los distintos focos de incendio que continúan activos desde hace varias semanas.

Pérdidas

Estiman en más de $ 26.000 millones las pérdidas por los incendios en Corrientes. Por ello, el Gobierno nacional contempla una ampliación de la emergencia por zona de desastre, auxilio financiero y líneas de crédi0tos especiales para los productores.
Los incendios rurales y la sequía extrema en Corrientes ya causaron pérdidas por más de 26.000 millones de pesos en el sistema productivo de la provincia, y el Gobierno nacional define un conjunto de medidas de ayuda para los productores.
Productores forestales, ganaderos, yerbateros, arroceros, citrícolas, apicultores, grandes, medianos, chicos y agricultores familiares, resumen el paso del fuego que ya arrasó con casi 800 mil hectáreas, con las mismas palabras: «catástrofe», «tragedia», «dolor», «impotencia» y «desesperanza».
«Es una catástrofe de la naturaleza, no sé si la gente alcanza a dimensionar. Los esteros se están quemando, hay evacuaciones, muchísimos daños en la producción, tristeza y desesperanza», expresó a Télam Pablo Sánchez, presidente de la Asociación de Sociedades Rurales de Corrientes.

62128a4aa122a 900

Foto: Pepe Mateos

El Gobierno nacional, en articulación con autoridades provinciales, tiene previsto anunciar «una serie de medidas para dar respuesta a la emergencia provocada por el avance del fuego en la provincia, mediante el envío de brigadistas, maquinaria pesada, helicópteros y aviones hidrantes, que buscan contener los incendios forestales y extinguirlos».
Las medidas que analiza el Gobierno, adelantaron a Télam fuentes oficiales, contemplan una ampliación de la emergencia por zona de desastre, auxilio financiero y líneas de créditos especiales para los productores.
También está previsto que se ceda a la provincia un camión perforador para el abastecimiento de agua en las zonas más comprometidas por la emergencia.
La entidad que nuclea a los ruralistas correntinos elaboró un relevamiento que incluye un recuento de pérdidas en la producción forestal, ganadera, citrícola, yerbatera y arrocera, calculan un saldo total superior a los 26.000 millones de pesos y estiman que la mayoría de los productores afectados necesitará entre cinco y diez años para empezar a recuperarse, como duro saldo de una catástrofe ambiental sin precedentes.
Ante la emergencia, Sánchez instó a «coordinar esfuerzos, urgente» y remarcó que «se están quemando 30 mil hectáreas por día, tiene que haber solidaridad y empatía ante esta situación que es una tragedia».
Por otra parte, sobre la afectación a la forestación, el último informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), menciona que se quemaron 31.265 hectáreas de bosques cultivados y el vicepresidente de la Asociación del Plan Estratégico de Forestación, Juan Ramón Sotelo, aseguró a Télam que las pérdidas son «multimillonarias».

62128a3570300 900

Foto: Pepe Mateos

«Esto podía pasar»

Raymundo Meabe, presidente de Asociación Forestal Argentina (AFOA) señaló que «hay que determinar una planificación a largo plazo, que incluya al gobierno Nacional y provincial, definir una política forestal integral y empezar con la educación ambiental en todos los niveles», propuso.
Y, en otro orden señaló que «en diciembre se advirtió que esto podía pasar, debemos hacernos un mea culpa por todo lo que está pasando, tanto el sector privado como el público».
«Esto es totalmente inédito, nunca antes había sucedido, estamos ante la crisis más grande de la historia de la producción arrocera», concluyó en diálogo con Télam el presidente de la Asociación Correntina de Plantadores de Arroz.
La Estación Experimental Corrientes del INTA, informó que los incendios rurales ya arrasaron con más de 785.000 hectáreas, lo que constituye el nueve por ciento de la superficie del territorio provincial y remarcó que el fuego alcanza a 30 mil hectáreas por día.

(Infobae / Télam)