Denunció un intento de estafa virtual y alerta a la comunidad para que estén atentos

Mónica Arriagada, reconocida vecina de nuestra localidad por su tarea en instituciones con fines solidarios, fue entrevistada por Más Prensa tras haber sufrido una estafa virtual el pasado 31 de enero. Hasta el día de hoy con una denuncia policial realizada, espera novedades investigativas y acción judicial.
En este sentido, tras la espera y el mal momento que pasó por este acto de estafa, decidió dar cuenta de la situación y sobre todo llegar a vecinos y vecinas para que estén alertas a sus funciones dentro de redes sociales y el WhatsApp.

73528595 10220585329767216 5025442581945778176 n

«El 31 de enero me levanto, voy a leer mis redes, las noticias, y cuando quiero entrar me doy cuenta que no puedo. Miro mis correos, y había varios mail enviados por Facebook informando que a determinadas horas de la madrugada habían intentado ingresar a mi cuenta desde lugares inusuales, figuraban Rosario y Buenos Aires, si era yo que no responda al mail y si no era yo que siga unas instrucciones; Ahí me doy cuenta que me habían hackeado el Facebook», comentó Mónica sobre la extraña situación.

WhatsApp Image 2022-02-24 at 12.08

Este número era el que supuestamente era de Mónica y vendía dólares. (Captura de pantalla).

Luego, comienza a recibir mensajes de algunas personas conocidas, que se encontraban entre sus contactos telefónicos, preguntándole si había cambiado su número celular. «Les había llegado a ellos un mensaje a través de WhatsApp en donde les decían que yo cambié mi celular, y era un número con característica 011, que muchos no se percataron que no era de acá, y utilizaron mi foto de perfil de Facebook en la que estoy con mi nieta y hacían un saludo diciendo agendame, soy Mónica Sandra Arriagada». Al llegar ese mensaje a sus contactos, algunos respondían y era en ese momento donde los «estafadores» les consultaban de alguien que compre Dólares.
Algunos cayeron y otros no. Los que cayeron preguntaban el valor y les respondían que a 205 pesos. Cuando demostraban interés en la compra estos estafadores les enviaron un número de cuenta. «Aparecían dos cuentas bancarias, una era a través de Mercado Pago y otra a través de banco Santander, con nombre, apellido, todos los datos de las personas», contó Mónica y agradeció que sus contactos no cayeron porque cuando siguieron la conversación se dieron cuenta que no era ella.
«Pero hubo personas que vinieron a buscar los dólares a mi casa que yo supuestamente ofrecía, iban a depositar el dinero en el momento y es ahí donde se encontraron con que era una cuenta sospechosa», indicó.
Luego de seguir las instrucciones de Facebook, Mónica recuperó su cuenta y ahí, inmediatamente comunicó que le habían hackeado la red, que no cambió su número.

WhatsApp Image 2022-02-24 at 12.08

Una de las cuentas enviadas para realizar los depósitos por compra de dólares a los estafadores. (Captura de pantalla).

«Me llevó un día entero de llamados, de preocupación», lamentó la vecina y explicó que luego por consejo de otras personas que pasaron por lo mismo realizó la denuncia policial.
«Hay un departamento tecnológico, pero en ese momento no estaba funcionando por falta de personal, por lo que me tomó la denuncia un oficial, presenté capturas de todo lo sucedido y les manifesté la preocupación que tenía porque era una estafa utilizando mi nombre», comentó.
Dudó en cómo seguirá esa denuncia, ya que llegando casi a un mes de la misma, nadie se ha comunicado con ella o le ha comunicado algún tipo de novedad al respecto.
«Lo que me preocupa en esto es que si bien yo tuve la suerte que económicamente no fui perjudicada, porque no te perjudican a vos cuando te estafan sino que perjudican a todos tus contactos, me parece igual que es una gran perjuicio que tomen tu nombre, tu apellido, tu foto y que utilicen tu nombre para perjudicar a otras personas», aseveró.
Arriagada consideró que necesita hacer público lo que le pasó. «Me parece que es una nueva manera de engaño, un recurso que se ha utilizado en pandemia donde todo se realizaba virtual, a través del celular, y los hackers van más rápido. Si bien los bancos han tomado algunos recaudos para preservar tu identidad, esto que hacen para la venta y compra de dólares tenemos que tenerlo en cuenta.
Me parece que nuestras autoridades, nuestras instituciones tienen que estar al tanto y cuidarnos ante esta nueva modalidad de estafa porque, económicamente no me perjudicaron, por suerte tampoco a mis contactos, pero utilizaron mi nombre, una foto mía, me bloquearon una red y utilizaron mi nombre para engañar a las personas. Es una situación grave y muy molesta».

WhatsApp Image 2022-02-24 at 12.08

Una de las cuentas enviadas para realizar los depósitos por compra de dólares a los estafadores. (Captura de pantalla).

Es así que Mónica recomendó realizar la verificación en dos pasos para resguardar la seguridad de las redes sociales y Whatsapp.
Asimismo, pidió a las autoridades policiales y judiciales actúen ya que el dinero depositado por quienes son engañados a algún lado va.
«Tendríamos que tener una campaña de prevención ante esto porque es muy molesto. Es muy feo que entren a tu Facebook, tomen tus datos y empezar a engañar. Hay que estar muy alertas, averiguar todos los datos antes de realizar alguna transferencia bancaria. Pido poder transmitir el cuidado a través del boca a boca, con tareas de prevención y pido actuación de los jueces».
Mónica Arriagada considera que debe haber recursos administrativos, legales, que pueden hacer que esto cese. «Es un perjuicio que estamos viviendo muy importante, por eso debemos alertarlo y estar atentos», consideró y agregó: «No puedo quedarme tranquila ante esta situación, soy solidaria con mis vecinos y debo decirles que tengan cuidado».
Finalmente, contó que a partir de lo que a ella le sucedió «hay muchas personas que han recurrido a ella para seguir con la denuncia policial.
Me parece importante que a quienes les ocurren estas estafas virtuales sepan que continúan, que hay forma de denunciarlos y pedir a nuestras instituciones que nos protejan».