Iguacel declaró que Cristina Kirchner pagó por adelantado a Lázaro Báez por obras que nunca se terminaron

Javier Iguacel, es ex funcionario del gobierno de Mauricio Macri y fue quien denunció y activó el caso que tiene como imputada a la Vicepresidenta de la Nación.
El ex director de Vialidad Nacional durante el gobierno de Mauricio Macri y actual intendente de la localidad bonaerense Capitán Sarmiento, declaró hoy como testigo en el juicio oral por las presuntas irregularidades en las obras públicas que el empresario Lázaro Báez recibió durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.
Iguacel dijo que las empresas de Báez tuvieron el 80% de las obras para Santa Cruz y que la mitad no se terminaron a pesar que todas habían sido pagadas, a diferencia de lo que ocurría con otras compañías.

20210817084738 iguacel

La declaración tuvo lugar esta mañana, a las 9:30 ante el Tribunal Oral Federal 2. Allí relató cómo comenzaron a investigar las irregularidades en las obras de Báez, lo que luego derivó en la denuncia penal de este juicio oral.
Contó que al asumir el cargo en diciembre de 2015 supieron que en Santa Cruz había cortes de ruta de unos 1.500 empleados de las empresas de Báez que reclamaban por el pago de sueldos. Relató que Vialidad Nacional debía mil millones de dólares a distintos contratistas. «En los pasillos de Vialidad había mas gestores o dueños de empresas que me querían ver para cobrar que empleados de Vialidad», graficó Iguacel.
Así, comenzaron a analizar lo que pasaba con las obras en Santa Cruz. Iguacel contó que las empresas de Báez habían cobrado todas las obras y que a pesar de eso despidieron y no le pagaban a empleados. «No solo no se le debía sino que se le había pagado por adelantado», contó y que otras empresas también tenían retrasos en los pagos pero que no habían despedido personal. «Era una decisión deliberada de la empresa de no continuar», dijo sobre la decisión de Báez.
«Las empresas de Báez tenían el 80 por ciento de las obras en Santa Cruz. El 50 por ciento de esas obras no se terminaron pero en volumen total no se habían terminado el 75 por ciento. Y había obras de 2006, 2008?, contó Iguacel y por ello había decidido viajar a Santa Cruz e intervino el distrito de Santa Cruz de Vialidad Nacional. Su jefe era Mauricio Colladera, uno de los 13 acusados en el juicio.
«Me reuní con Colladera y me dijo que era allegado a Báez, que lo había conocido antes de asumir en Vialidad», relató Iguacel. También contó que en esa visita constató que el distrito de Santa Cruz no había ingenieros que pudieran hacer certificaciones, no había estructura de control.
Iguacel diferenció la situación de las empresas de Báez con otras compañías: «Había obras empresas que habían abandonado o suspendido obras en otras jurisdicciones pero todas tenían un correlato con el no pago de Vialidad. Y las empresas habían advertido que no podían seguir. Eso no pasó con las de Báez que habían cobrado todo».

el-caso-de-lazaro-baez-2182906w620

El ex titular de Vialidad también comprometió a otros dos funcionarios que no están siendo juzgados pero fueron elevados a juicio oral en lo que será el segundo juicio por las obras públicas. Se trata de Sergio Passacantando, ex gerente de Administración en Vialidad Nacional, y Sandro Férgola, ex subadministrador de Vialidad Nacional.
Iguacel contó que Passacantando le dijo que había sido nombrado en el cargo por Néstor Kirchner y que José López, ex secretario de Obras Públicas y uno de los acusados en el juicio, le mandaba mails o lo llamaba para acelerar determinados pagos que le pedía. Y de Férgola relató que empresarios de la construcción le contaron que ese funcionario los citaba en el Hotel Intercontinental para decirles cómo se iban a repartir las obras.
En el caso se juzgan las presuntas irregularidades en las 51 obras públicas que las empresas de Báez recibieron para Santa Cruz de 2003 a 2015, durante los tres gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner. Los acusados son 13, entre ellos Cristina Kirchner, Báez, López y el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido.