Denuncian por violencia de género y laboral al Intendente del Parque Bosques Petrificados

Una empleada del área y con el acompañamiento de ATE, denunció de manera pública, y también en estrados judiciales al Intendente del Parque Nacional Bosques Petrificados en Jaramillo, a la esposa de este y a un compañero de trabajo por acoso, malos tratos y violencia; según la mujer, estas personas la atacaron con improperios y la amenazaron lo que le provocó una descompensación y el posterior traslado para su atención médica.
El hecho que la mujer denunció y según sus dichos, ocurrió en las oficinas de la Intendencia el pasado 20 de enero.

16221420810-bosque-773x458

La denuncia fue realizada con el acompañamiento de ATE, por Norma Giménez, trabajadora de Parques Nacionales, quien manifestó en sede policial que su compañero Martín De Luca la atacó con insultos y amenazas ante la mirada pasiva del jefe del área. Asimismo acusó a la esposa del Intendente del Parque.
Al respecto, la trabajadora dijo que el intendente del Parque Nacional Bosques Petrificados, Arnaldo Jesús Dalmasso no intervino cuando fue atacada por Paula de la Cruz, esposa del intendente y su compañero Martin de Luca.
La trabajadora contó sobre el hecho, que se suscitó aproximadamente a las 11:15 hs. «Me reúno con el intendente Dalmasso en su oficina y estábamos conversando cuando en ese momento se presenta la agente Paula De la Cruz y en forma violenta empieza a insultarme diciéndome que «quien era yo que, si sabía que ella era mi jefa», no me daba lugar a que le respondiera. De la misma manera, el agente Martin de Luca continúa agrediéndome verbalmente a gritos con insultos hacia mi persona», y agregó: «En ningún momento el Intendente del Parque dio lugar a que estas dos personas pararan de insultarme, llegando al límite en el que me descompenso y mi compañero me lleva al puesto sanitario de Fitz Roy. He sufrido violencia de género, violencia institucional y violencia por cargo jerárquico, y ya he hecho una exposición policial y la correspondiente denuncia por violencia de género y el certificado médico que constata mis dichos».
Más adelante recordó que fue una situación muy fea. «El Intendente en lugar de calmar las aguas, incitó más a esa violencia. Yo me descompensé y me tuvieron que llevar al puesto sanitario en Fitz Roy»; explicó.