Alianza para la investigación de crímenes de guerra

Por Karin Hiebaum
Corresponsal Internacional

crimenes

La investigación sobre los presuntos crímenes de guerra rusos en Ucrania está cobrando impulso: La Fiscalía General de la Corte Penal Internacional (CPI) anunció el lunes en La Haya que se uniría a un equipo de investigación de Ucrania y de los Estados de la UE Polonia y Lituania. Esta cooperación se considera una novedad.

El fiscal jefe de la CPI, Karim Khan, y los fiscales generales de los tres países europeos firmaron un acuerdo de cooperación, según la agencia de justicia de la UE, Eurojust. Esto «envía un claro mensaje de que se hará todo lo posible para reunir pruebas de los graves crímenes cometidos en Ucrania y llevar a los responsables ante la justicia», dijo.

El fiscal jefe Khan había visitado hace unos quince días la ciudad ucraniana de Butcha, donde se habían descubierto los cadáveres de cientos de civiles tras la retirada de las tropas rusas. Describió toda Ucrania como una posible «escena del crimen».

Más derechos para Eurojust
Mientras tanto, en Bruselas, la Comisión de la UE propuso reforzar el mandato de Eurojust para las investigaciones. La agencia va a tener más posibilidades de recoger, almacenar y compartir pruebas. Mediante la modificación del Reglamento de Eurojust, la agencia con sede en La Haya podrá almacenar pruebas de crímenes de guerra fuera de Ucrania y ponerlas a disposición de la CPI. En concreto, se trata de grabaciones de vídeo y audio, así como de imágenes por satélite que, de otro modo, podrían caer en manos de Rusia.

Khan había descrito a Ucrania como una «escena del crimen»
«Tenemos que reforzar Eurojust para asegurarnos de que cuenta con las herramientas necesarias para hacer frente a la magnitud de las atrocidades cometidas en Ucrania», declaró la Vicepresidenta de la Comisión Europea, Vera Jourova. El Comisario de Justicia de la UE, Didier Reynders, subrayó que los responsables de crímenes de guerra deben rendir cuentas. Debido a la guerra en curso, las pruebas en Ucrania no son actualmente seguras. Por lo tanto, es necesario asegurar los datos de las agencias de la UE, así como de las autoridades internacionales y las organizaciones de la sociedad civil de forma centralizada, dijo la Comisión de la UE.

Sin embargo, la normativa actual no contempla esta posibilidad. Tampoco está prevista la cooperación directa con autoridades judiciales internacionales como la CPI. La propuesta debe ser ahora negociada por los Estados de la UE y el Parlamento Europeo.

ONU: crecientes pruebas de crímenes de guerra
La ONU ha anunciado recientemente que cada vez hay más pruebas de crímenes de guerra en Ucrania. Las fuerzas rusas han bombardeado indiscriminadamente zonas pobladas, matando a civiles y destruyendo hospitales, escuelas y otras infraestructuras civiles, informó la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Una familia entre los vehículos militares destruidos en Bucha
MÁS SOBRE EL TEMA
Las reglas de la guerra
Además de los ataques indiscriminados y la denegación de ayuda médica, hubo cientos de informes sobre asesinatos arbitrarios y violencia sexual. Tales actos equivalen a crímenes de guerra, dijo. «Ya hay un baño de sangre (en Ucrania, nota)», dijo la portavoz de la oficina, Ravina Shamdasani. «Estamos mirando con ansiedad lo que viene después. Las guerras también tienen reglas, y hay que respetarlas».

La oficina se refirió a un ataque a la estación de tren de Kramatorsk, en la región de Donetsk, donde las municiones de racimo mataron a 60 civiles el 8 de abril. Esto demostró que se ignoraban los principios del derecho internacional humanitario, anunció Bachelet. Sólo el lunes se produjeron nuevos ataques rusos a la red ferroviaria ucraniana. Cinco estaciones de ferrocarril del oeste de Ucrania fueron atacadas y hubo víctimas.

Apelar a todas las partes
También había cada vez más pruebas de asesinatos arbitrarios, incluso en Butsha. También se retenía a civiles contra su voluntad, y había informes de tortura, malos tratos y secuestros. Cinco secuestrados fueron encontrados muertos. Las fuerzas ucranianas también parecen haber utilizado armas de forma indiscriminada en el este del país, causando víctimas civiles y destruyendo infraestructuras civiles, según la ONU. También se informó de que las fuerzas ucranianas o sus aliados mantenían prisioneros sin contacto con el exterior.

Bachelet hizo un llamamiento a todas las partes para que respeten el derecho internacional humanitario. Esto incluye, entre otras cosas, distinguir entre objetivos militares y civiles, no atacar a los civiles y no torturar a nadie.