Maip macrothorax, el nuevo dinosaurio carnívoro encontrado en Santa Cruz

Los huesos fosilizados fueron encontrados al sur de El Calafate y fueron presentados en el Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia.
Al sur de El Calafate, provincia de Santa Cruz, hallaron los restos fósiles de un nuevo tipo de dinosaurio carnívoro. Su descubrimiento fue anunciado en la mañana del miércoles 27 en el Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia. Se trata de Maip macrothorax, de la familia de los megaraptóridos. Con casi diez metros de largo y cinco toneladas, se convirtió en el dinosaurio más grande de su tipo hasta el momento.

YISVBLTMJVENPHUXCRR5Q6DMBM

Maip fue encontrado en el año 2019 en la Estancia La Anita, 30 kilómetros al suroeste de El Calafate. Foto: Clarin

Maip fue descubierto por el paleontólogo becario doctoral del CONICET en el Museo Argentino de Ciencias Naturales «Bernardino Rivadavia» (MACN), Mauro Aranciaga Rolando. «Es un sueño hecho realidad. Uno de chico siempre sueña con encontrar un dinosaurio de este tipo. Luego, ya de profesional, con publicarlo en un paper. Estoy cumpliendo un doble sueño», dijo Mauro en diálogo con Clarín.
Con apenas 29 años firmó el paper que evidencia el hallazgo del dinosaurio ante toda la comunidad científica junto con el paleontólogo Fernando Novas quien se encarga de estudiar en el Laboratorio de Anatomía Comparada y Evolución de los Reptiles Fósiles los restos que descansan en el museo bonaerense.
«Nos estaba faltando descubrir a los que completan la cadena alimenticia y en marzo de 2020 descubrimos a este dinosaurio depredador», explicó el especialista en FM Dimensión. La evidencia fue extraída en la zona alta de las estancias Anita y Altavista.

OJBNXMM4TRGYHI32CWAWKKCTEA

Mauro Aranciaga Rolando, el paleontólogo becario doctoral del CONICET que encontró a Maip en Santa Cruz. Foto: Prensa CONICET

Características de Maip

Maip tenía entre nueve y diez metros de largo, con cinco toneladas, y hasta el momento, es el dinosaurio megaraptórido más grande jamás encontrado. «Pertenecen a una familia cuyo esqueleto no era como el de un tiranosaurio, grande pero pesado, sino que eran animales ligeros. Es decir, que sus huesos no eran macizos, sino que presentaban una gran cantidad de huecos internos que los hacían mucho más livianos, algo así como un ladrillo hueco comparado con uno macizo».
Fue descubierto en el año 2019 en la Estancia La Anita, ubicada a 30 kilómetros de El Calafate. Sacarlo de abajo de la tierra no fue una tarea fácil entre medio de fuertes vientos, bajas temperaturas y terrenos difíciles de circular. Se realizaron extensos trabajos durante mucho tiempo, que se vieron dificultados por la pandemia de Covid-19.

Q622GNNXPNCO7I65LAX52QXDUU

Foto: Prensa CONICET

Finalmente, lograron realizar todos los estudios e investigaciones de los restos fósiles y el miércoles 27 de abril el Museo Argentino de Ciencias Naturales Bernardino Rivadavia anunció el histórico hallazgo. Una vez finalizado todo el proceso, los restos fósiles se trasladarán desde Buenos Aires de vuelta a Santa Cruz, donde serán resguardados por la Dirección de Patrimonio.

Por qué se llama Maip macrothorax

Mauro, su descubridor, fue quien eligió llamarlo Maip. Este nombre proviene de la mitología Tehuelche en la que un ser maligno que habita en la Cordillera mata usando el frío. Como el dinosaurio fue encontrado en El Calafate, cerca de la Cordillera de los Andes, el paleontólogo decidió que era el nombre adecuado para su hallazgo.
«Además, para los tehuelches, Maip representaba la sombra que deja la muerte a su paso, mientras que nosotros imaginamos que, durante el Cretácico, este gran depredador con su enorme tamaño habría provocado algo similar», reconoció el becario del CONICET. Por su parte, el término macrothorax, hace alusión a la enorme capacidad torácica que tenía el dinosaurio.




Deja un comentario