Militantes del Polo Obrero marcharon hasta la ANSES

El objetivo era manifestarse y expresar su enojo por el rechazo por parte del Gobierno Nacional de por lo menos 4 millones de solicitudes para ser beneficiados con el IFE, entre ellos varios caletenses.
La concentración por parte de las organizaciones piqueteras combativas se dio en la plaza 20 de Noviembre y de ahí marcharon hasta las puertas de la ANSES donde visibilizaron su situación; esta misma acción se registró en muchas localidades del país.
La acción de reclamo se dio frente al rechazo del gobierno Nacional a la solicitud de 4 millones de trabajadores y trabajadoras, para el cobro del bono de $18.000 (IFE 4), pagadero en dos cuotas. En medio del plan de lucha de los desocupados, se volvió a colocar la «exigencia» de trabajo genuino, seguro universal al desocupado, alimentos y libertad de organización.

WhatsApp Image 2022-05-26 at 5.31

Dirigentes del Polo Obrero manifestaron que esta acción se inscribe como corolario de una situación que las organizaciones sociales ya habrían anticipado; el procedimiento dispuesto por el gobierno, a través de la ANSES, «deja a millones de trabajadores afuera de la inscripción y el cobro del beneficio».
El bono fue resultado de la lucha de la Unidad Piquetera, «anunciándose su cobro a los pocos días de culminar un contundente acampe de tres días frente a Desarrollo Social. Sin embargo, el gobierno implementó un engorroso mecanismo de inscripción virtual -para un sector vulnerable que muchas veces carece de recursos técnicos y económicos para acceder al mismo-, como primer filtro, y luego utilizó el «cruzamiento» de datos para seguir reduciendo la lista de beneficiarios».
De los casi 12 millones de inscriptos, 4 millones fueron rechazados por distintas razones (uso de tarjetas de crédito, datos bancarios, registros laborales recientes, documentación insuficiente, etc.). El total de los alcanzados asciende a casi 18 millones de personas, sumados los 6,1 millones de jubilados y pensionados. Un número que totaliza el 57% de la población adulta.
Además del reclamo para que se pague el bono a los 12 millones de inscriptos, más quienes se han quedado por fuera de la inscripción, las organizaciones piqueteras se manifestaron por el pliego de reivindicaciones pendientes, luego una Marcha Federal. «Reclamamos por trabajo genuino, rechazando la precarización laboral y el intento de convertir los programas sociales en mano de obra barata y ultraprecarizada, como lo hacen los intendentes; seguro al desocupado universal, de acceso irrestricto y con un monto que cubra las necesidades elementales de las familias obreras; alimentos para los comedores populares y la libertad de poder optar a qué organización pertenecer, contra los pases arbitrarios y unilaterales que dispone la cartera de Desarrollo Social en favor de los intendentes».