Luego de la renuncia de Talvi, Lacalle Pou designó a funcionario en la embajada de Argentina con antecedentes por contrabando

por Karin SIlvina Hiebaum

Se trata de José Ramiro Reyes Segade; la vicecanciller Carolina Ache dijo que no sabía que tenía antecedentes, y el Frente Amplio llamará a las autoridades de la cancillería al Parlamento.

Ernesto Talvi dejó su cargo de canciller el 1° de julio de 2020. 20 días después, el Ministerio de Relaciones Exteriores (MRREE), ya comandado por Francisco Bustillo, publicó la resolución S/N/020, en la que se explicita la “existencia de una vacante” en el cargo de Ministerio del Servicio Exterior, Escalafón M, grado 6 (un cargo de “servicio exterior-diplomáticos” y de dedicación total), y se considera “que por razones de servicio resulta pertinente designar al señor José Ramiro Reyes Segade para ocupar dicha vacante”.

Así las cosas, con la firma del presidente, Luis Lacalle Pou, la resolución siguió su camino, y un mes después, en otra resolución, el mandatario resolvió que Reyes Segade pasara a desempeñar las funciones de su cargo en la Embajada de Uruguay en Argentina, donde sigue hasta la actualidad. Según información de la Policía, Reyes Segade tiene antecedentes por un delito de contrabando, fechado el 5 de octubre de 2002, cuando estaba a punto de cumplir 29 años.

Los funcionarios de esa embajada están en la mira de varios senadores del Frente Amplio (FA), que en julio hicieron un pedido de informes al MRREE, específicamente sobre los funcionarios diplomáticos de carrera que se desempeñan allí. La respuesta, a la que accedió la diaria, llegó esta semana.

Allí se consigna que la remuneración nominal mensual de Reyes Segade se compone por el salario básico congelado de 2.775 dólares “más los gastos de representación, que ascienden a 390 dólares y los beneficios sociales correspondientes al hogar constituido y la asignación familiar, que ascienden a 500 y 650 dólares, respectivamente”. A su vez, la suma total de remuneración se multiplica por el coeficiente determinado por la Organización de las Naciones Unidas para Argentina, “el cual para el trimestre julio-setiembre del corriente año es de 3,67”. Reyes también percibe una “partida de ayuda de vivienda”, como funcionario de particular confianza, de 2.240 dólares.

Según el Boletín Oficial de la República Argentina, en 2006 Reyes Segade creó una sociedad de responsabilidad limitada (SRL) en el país vecino de compraventa, intermediación, fabricación, depósito, comercialización y distribución de artículos promocionales para empresas. 

La cancillería informó que el número de funcionarios diplomáticos de carrera en la embajada de Argentina y el consulado de Buenos Aires es de 13, mientras que los de particular confianza son cuatro. La remuneración nominal mensual del embajador de Uruguay en Argentina, Carlos Enciso, exintendente de Florida, es de 3.250 dólares, más gastos de representación (460 dólares) y beneficios sociales por hogar constituido (500 dólares). La suma también se multiplica por el coeficiente de 3,67.

Más Prensa se contactó con la vicecanciller Carolina Ache y le preguntó si sabía que Reyes Segade tenía antecedentes por contrabando. “La verdad que yo, por lo menos, no tenía conocimiento”, contestó la jerarca. Consultada respecto de si mientras estaba Talvi a cargo de la cancillería se intentó designar a Reyes Segade, Ache dijo que tampoco estaba al tanto. 

Al FA le preocupa “el aumento de las contrataciones y designaciones directas de parte de la cancillería”

Daniel Caggiani, uno de los senadores del FA que hizo el pedido de informes, dijo a la diaria que en la oposición tenían información de que hubo “un importante incremento de cargos de confianza” en el consulado de Buenos Aires, y por eso resolvieron hacer la solicitud. Además, señaló que “aparentemente, algunos de los nombrados de manera directa, que son cargos políticos, no tenían antecedentes de trabajo en la materia”, como sería el caso de Reyes Segade, que es el encargado de negocios.

A la luz de la respuesta que llegó recientemente, Caggiani llamó la atención sobre el hecho de que las remuneraciones de los funcionares son bastante altas, “sobre todo teniendo en cuenta el contexto económico de Argentina y que se cobra en dólares”. Por otra parte, al senador le parece “un poco llamativo” que la designación de Reyes Segade se haya hecho unos días después de la renuncia de Talvi a la cancillería. 

Caggiani señaló que, dada esta información, la bancada del FA evaluará qué pasos van a seguir, y seguramente citarán a las autoridades del MRREE al Parlamento, por este tema en particular pero también por otro más general que les “preocupa”, que es “el aumento de las contrataciones y designaciones directas de parte de la cancillería en algunos destinos”. “También por una situación que notamos, [que es] que hay un incremento del desinterés de algunos funcionarios del servicio exterior de continuar con la carrera en función de esta situación. Y eso nos preocupa, porque el servicio exterior uruguayo es muy profesional y basa su trabajo en tener una importante trayectoria”, finalizó el senador.





Deja un comentario