Manifestante iraní: «Queremos un país completamente nuevo»

Por Karin SIlvina Hiebaum

iran

Las protestas en Irán se trasladan a las universidades. Un estudiante le contó al Periodismo cuál es la situación en el lugar.

Antes de que Gisou Abdi* vaya a su universidad, empaca ropa de repuesto. Lleva un par grande de gafas de sol, el resto de su cara está cubierta por una máscara FFP2. Miles de colegas hacen lo mismo que la estudiante iraní cuando se reúnen en el campus de la Universidad Ferdowsi en el noreste de Mashhad a las diez de la mañana de estos días para protestar durante horas por sus derechos.

Cuando terminan, Gisou se mueve rápidamente detrás de un arbusto para que no sea reconocida. Porque al salir del campus universitario aumenta el riesgo de ser arrestado y herido por la policía.

Desde la muerte de la joven kurda Mahsa Amini, que murió a mediados de septiembre después de su detención por la policía moral porque supuestamente no había usado su pañuelo en la cabeza de acuerdo con las reglas, ha habido un estado de emergencia en Irán, incluso si esto parece muy diferente en los medios estatales. Mis familiares en el país no saben nada de las protestas aquí. ¿Cómo? Están viendo la televisión», dice Gisou Abdi y suspira.

El MENSAJERO llega a la joven de 27 años, que está al final de sus estudios de economía, el martes por la noche por Skype. La conexión se rompe una y otra vez, no es de extrañar: al gobierno del ayatolá Ali Khamenei le ha encantado bloquear Internet desde el comienzo de las protestas.