Alemania entra de nuevo en pandemia por Karin SIlvina Hiebaum

El ministro de Sanidad llama a la población a inocularse después de que el país haya duplicado su incidencia en 7 días

¿Por qué tose todo el mundo a tu alrededor y no es Covid? Esto es lo que está pasando

Rueda de prensa del ministro alemán de Sanidad, Karl Lauterbach (centro)

Durante la presentación de la nueva campaña de vacunaciones, el ministro alemán de Sanidad, Karl Lauterbach,hizo ayer un llamamiento a los gobiernos regionales para que apliquen de nuevo medidas de protección cuanto antes y ha pedido a la población que acuda a inmunizarse. «Ahora es el momento, de verdad -insistió-. Las unidades de cuidados intensivos se están llenando cada día más y las próximas semanas iremos a peor, de manera que cuanto antes pisemos el freno salvaremos más idas». 

¿Por qué tose todo el mundo a tu alrededor y no es Covid? Esto es lo que está pasando

Un mes después de la vuelta al cole, las infecciones respiratorias se han triplicado, aunque apenas uno de cada diez casos son gripe o Covid-19

Según el informe semanal del Instituto Robert Koch (RKI), la incidencia en Alemania está en 760 nuevos casos por cada cien mil habitantes en siete días, cuando hace solo una semana era de 374, pero el número de casos de covid en residencias y hogares de ancianos es muy alarmante, debido especialmente a que en ésta ocasión la pandemia viene acompañada de una epidemia de gripe. En los inviernos pasados, las restricciones mantuvieron la gripe relativamente a raya, pero la actual ausencia de medidas propicia una combinación muy peligrosa, sobre todo para los ancianos. La incidencia más alta se dan en Baja Sajonia, 871,2, y la más baja en Bremen, 692,2, aunque otras fuentes apuntan a datos de incidencia muchos más altos, como los de la Universidad Johns Hopkins, que anota un promedio en Alemania de 1.183 nuevos casos por cada cien mil habitantes en siete días. «Y no olvidemos que no se están haciendo test de forma sistemáticamente, por lo que podemos contar con datos de infecciones tres o cuatro veces más altos», admite el ministro.

La Federación Alemana de Hospitales ha advertido recientemente de un aumento del 50% en la ocupación de las camas de cuidados intensivos y a eso se suman los contagios entre el personal hospitalario y las consiguientes bajas laborales. Muchos hospitales no descartan a corto plazo, por todo ello, volver a cancelar intervenciones no urgentes o cerrar determinados departamentos a nuevos ingresos. Los altos precios de la energía tienen como consecuencia, además, que tanto en hogares como en locales comerciales y edificios públicos no se haya encendido todavía la calefacción, por lo que las bajas temperaturas también en los interiores están haciendo el papel de multiplicador de las infecciones.

En total hay unos 1.700 pacientes ingresados en UCI por coronaviurs, de los cuales casi la mitad requiere respirador. Los puntos más críticos están en Baviera y Hesse, pero por el momento solamente los gobiernos de Berlín y El Sarre están planteando un endurecimiento de medidas desde la normativa actual, que se limita a la mascarilla obligatoria en el transporte público y los centros médicos.

«La pandemia ha vuelto»

Debido a la cercanía con la que Alemania vive la guerra en Ucrania, la preocupación por los contagios ha quedado ya en un muy segundo plano para la mayor parte de la población, más preocupada por la amenaza de tener que sobrevivir a un invierno sin calefacción o poder pagar la factura. Por ello, Lauterbach reitera que «la pandemia ha vuelto» y trata de concienciar a la población con 84 testimonios de alemanes que, bajo el lema «Me protejo», insisten en la necesidad de retomar las restricciones y llaman la atención sobre las nuevas vacunas. 

Personas de diferentes orígenes cuentan en esta campaña sus historias personales. Se publicará un nuevo caso cada día a partir del 14 de octubre para ilustrar la experiencia de un curso severo, de la infección repetida, de las secuelas del Long Covid, así como de la pérdida de familiares y oportunidades laborales debido a las infecciones