El hijo del ex presidente de Vialidad Nacional fue acusado de fraguar viáticos por US$ 2 millones durante viajes de Cristina Kirchner

El hijo del expresidente de Vialidad Nacional, Nelson Periotti, fue procesado junto a otros dos exfuncionarios de ceremonial durante la presidencia de Cristina Fernández, por fraguar viáticos pagados durante viajes al exterior de la exmandataria. La cifra de la estafa al erario público ronda los US$ 2 millones, por lo que el juez trabó un embargo de $600 millones sobre los bienes de los procesados quienes actualmente cumplen funciones en el Senado de la Nación.
Nelson Periotti (h), Gustavo Navarro y Atilio López, están acusados de «truchar» facturas para respaldar supuestos pagos en alojamiento en hoteles internacionales durante viajes a El Vaticano, Paris, Chile y Bolivia, entre otros.
La causa que se inició en 2016, investigó sobreprecios en hoteles y viáticos de giras oficiales de Cristina Kirchner entre 2013 y 2015. Se trató de una denuncia preliminar del fiscal Guillermo Marijuán, la suma implicada es de aproximadamente US$ 2 millones, por lo que el juez Daniel Rafecas dictó un embargo sobre los bienes de los procesados por la suma de $600 millones.

Periotti-y-Gustavo-Navarro

Gustavo Navarro y Nelson Periotti

En una designación que estuvo cargada de polémica, cuando Cristina Kirchner asume la presidencia del Senado, en diciembre de 2019 nombra a Nelson Periotti en el cargo de Director General de Ceremonial, Protocolo y Audiencias.
La suma que fuera fraguada proviene del presupuesto general de la Secretaría General de Presidencia, que fueron «entregados en calidad de ‘gastos eventuales’ a los encartados a través de la Tesorería de dicha dependencia, en oportunidad de disponerse viajes al exterior con motivo de traslados de la ex Presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su comitiva, a raíz de reuniones bilaterales con otros jefes de Estado o bien para asistir a encuentros multilaterales tanto regionales como mundiales».
Se trata de una resolución dictada en septiembre pasado, que hasta ahora no se conocía y que está bajo análisis de la Cámara Federal.
En la causa se lee que la maniobra comenzaba una vez firmado y publicado el Decreto del Ejecutivo o la resolución de la Secretaría General de Presidencia (SGPN) que disponían la realización de un viaje oficial al exterior de la ex jefa de Estado y su comitiva, y con la autorización al pago de los gastos correspondientes, ­entre ellos viáticos y gastos eventuales.
Según la investigación­, Periotti o Navarro, unos días previos a la concreción del viaje, redactaban una «Solicitud de Liquidación de Gastos Eventuales» por altas sumas en dólares o euros, según el destino, «montos que iban mucho más allá de las reales necesidades de efectivo para gastos inesperados», sin necesidad de justificación. Después, ese formulario era aprobado y se entregaba el efectivo a la Dirección de Ceremonial por ventanilla, mediante un recibo oficial. Casi siempre era recibido en mano por Periotti o Navarro, aunque en algunos casos los entonces funcionarios firmaban autorizaciones para que su subalterno, Atilio López, lo recibiera por ellos.
Uno de los casos citados por el juez Daniel Rafecas en su fallo detalla que Cristina Kirchner viajó a Italia y a Francia entre el 17 al 22 de marzo de 2014. Se pidieron 450 mil euros. La factura del Hotel Intercontinental en Paris era falsa, pero además ya se había pagado por transferencia. El total de dinero malversado rondó los U$S 86.210. «Tenemos la factura presentada por un total de 90.973 euros, que resultó también falsificada, pues la original, remitida por el proveedor, era por 70.973 euros, de los cuales 60.650 euros ya habían sido abonados por transferencia». Otro detalle: la justicia analizó la factura de los traslados en Roma, a cargo de la firma «Autonoleggio». La factura presentada por Navarro por 83.010 euros también era trucha: la real 20.400 euros.

(Winfo Santa Cruz)




Deja un comentario