Los países de la Unión Europea (UE) y el Europarlamento acordaron el fin de semana una reforma de las reglas presupuestarias destinada a mantener el gasto bajo control pero preservando las inversiones.

Los países de la Unión Europea (UE) y el Europarlamento acordaron el fin de semana una reforma de las reglas presupuestarias destinada a mantener el gasto bajo control pero preservando las inversiones.

La UE lleva dos años de intensos esfuerzos para acordar reformas que tengan el apoyo de los países que prefieren la austeridad, como Alemania, y de otros que defienden una mayor flexibilidad, como Francia e Italia.

“Me congratulo por el acuerdo político sobre nuestra ambiciosa reforma de gobernanza económica de la UE, para una economía europea competitiva y justa”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en la red social X.

Las nuevas reglas permitirán a los países de la UE invertir en sus metas y a la vez consolidar sus finanzas públicas”, agregó.

En diciembre del año pasado, los países del bloque alcanzaron un entendimiento político básico que dio paso a las difíciles negociaciones con el Parlamento Europeo.

Presionados por la necesidad de que el texto pueda ser aprobado por los diputados antes de las elecciones al Parlamento Europeo de junio, las negociaciones se alargaron 16 horas.

Las nuevas reglas fiscales “contribuirán al equilibrio y la viabilidad de las finanzas públicas, a las reformas estructurales, a la promoción de inversiones, al crecimiento y a la creación de empleos en la UE”, aseguró la presidencia belga del Consejo de la Unión Europea.

El conjunto de reglas en vigor es conocido como Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que limita la deuda de los países a 60% de cada Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el déficit público a 3 por ciento.

No obstante, ese pacto fue suspendido durante la pandemia de Covid-19 para permitir que los países tuvieran espacio de maniobra en sus gastos.

Aqq


Deja un comentario